9 de febrero de 2017

Lidl


Hemos estado viendo en entradas anteriores diferentes platos típicos de la gastronomía alemana, incluso hemos descubierto el origen de alguna de las marcas alemanas más famosas, y ahora vamos a dar un paso más y veremos como se fundaron muchos de los supermercados en los que compramos (los que vivimos en Alemania), que curiosamente todos son de este país.

Todo el mundo conoce esta empresa con el nombre de Lidl, aunque su nombre completo es Lidl Stiftung & Co. KG. La cadena de supermercados se fundó como tal en 1973, pero los orígenes se remontan a muchos años más tarde.

Allá por el año 1858 existía en la ciudad de Heilbronn, ubicada en el norte del estado de Baden-Württemberg, una pequeña empresa llamada Specerei- und Südfrüchten-Handlung von A. Lidl & Cie. regentada por la familia Lidl. En 1930 Josef Schwarz fundó Schwarz Lebensmittel-Sortimentsgroßhandlung y formó una sociedad con la familia Lidl con la intención de expandir la empresa por toda Alemania. De esta asociación se creó la firma Lidl & Schwarz que fueron unos importantes distribuidores de alimentos hasta que la llegada de la Segunda Guerra Mundial hizo que tuvieran que cerrar el negocio.


Una vez terminado el conflicto bélico Josef Schwarz tardó unos cuantos años en volver a reconstruir su empresa y así, en 1954, diez años más tarde, su unió a A&O Handelskette. Y unos años más tarde abrió su primer supermercado con el nombre de “Handelshof”.

En 1973 su hijo, Dieter Schwarz, fundó su propio supermercado en Ludwigshafen am Rhein. Dado que su apellido significa negro, si lo utilizaba para el nombre de la nueva empresa daría lugar a un desafortunado juego de palabras para un supermercado, mercado negro, así que optó por regresar a los orígenes de la empresa y por 1000 marcos le compró a Ludwig Lidl los derechos de uso de su apellido.

Y así fue como se creó el primer supermercado Lidl.

En 1977 Josef Schwarz murió, y Dieter heredó el mando de la empresa que ya contaba con 30 filiales. Durante un tiempo fue probando los resultados que daban diferentes tipos de supermercados y al final optó por lo que actualmente conocemos, un supermercado con precios baratos que reduce al máximo posible los costes de producción y mantenimiento.

Aunque Lidl no es la única cadena de supermercados que pertenece a la empresa Lidl Stiftung & Co. KG, Kaufland y Concord también forman parte de ella.

Poco a poco la expansión de la cadena Lidl fue expandiéndose por todo el país, llegando incluso a traspasar la frontera, en 1989 se abrió el primer supermercado en Francia y unos años más tarde en Italia y en Inglaterra. En la actualidad prácticamente en todos los países de Europa podemos encontrar un Lidl.

Este modelo de negocio de reducir los costes lo máximo posible se traduce en instalaciones gigantes con poca (nula) decoración y no demasiado mantenimiento.

Hay millones de críticas, escándalos y denuncias a la empresa. Algunos serán ciertos pero otros no serán más que bulos. Van desde presuntos incumplimientos de las leyes laborales, reportajes que afirman el espionaje sistemático a los trabajadores y hasta extraños casos que explican el significado del nombre de la empresa.

Este último me resulta bastante curioso, pues como hemos visto Lidl no es acrónimo de nada, sino que es el apellido de uno de los fundadores de la empresa original.

Personalmente suelo evitar comprar en estos supermercados. A pesar de los eslóganes «No se engañe, la calidad no es cara» o „Lidl lohnt sich“, siempre me da la sensación de estar poco cuidado y ser medio caos. No digo que haya mala calidad, pero la presentación de los productos, el orden y el mantenimiento del edificio no me inspira tanta confianza como Mercadona en España o Rewe en Alemania.

Imagino que todos los que hayáis pasado a un Lidl, Aldi o cualquier supermercado parecido, de esos llamados discounter, sabréis a lo que me refiero.

¿Vosotros dónde compráis?

Un saludo!!




3 comentarios:

  1. Yo al principio era como tú y tenía reticencias de LIDL pero varias personas me lo recomendaron y me da la sensación de que cuanto más vas más lo conoces y más te gusta.
    Además tienen las semanas temáticas con un montón de productos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!! Lo de las semanas temáticas si que lo aprovecho de vez en cuando, en especial la española, me compro cargamentos de natillas.
      Pero creo que de momento, teniendo un Rewe cerca, me voy a quedar con mi supermercado de confianza.
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. comprensible, y más si te pillas cerca.

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...