17 de octubre de 2016

Weimar


Weimar es una ciudad del estado federado de Thüringen, Turingia conocida por su gran legado cultural.
Se encuentra situada en el valle del Ilm, a 24km de la capital del estado, Erfurt y a casi 300km de Berlín.
Tiene una población de unos 65.000 habitantes. El prefijo telefónico de la ciudad es el 03643 y la matrícula de los coches que están registrados en la ciudad es la WE.

Se cree que el nombre de Weimar deriva de las palabras del alto alemán, wih, que significaba sagrado o templo, y mar, lago o mar, es decir, lago sagrado.

El primer registro que se conserva en el que se nombra esta ciudad data del siglo IX bajo el nombre de actum Wimares. En el año 984 se la nombraba in Wimeri. Unos años más tarde pasó a ser llamada Wimari. A principios del siglo XVI se la conocía como Wymar, y no fue hasta 1556 cuando se instauró el nombre con el que actualmente se la conoce, Weimar.

Por los restos arqueológicos encontrados en la ciudad sabemos que la zona fue habitada por el hombre desde la prehistoria, pero hasta no fue hasta bien entrada la Edad Media cuando Weimar se convirtió en una población importante.

Se podría decir que todo comenzó en el siglo XVI con la llegada del pintor alemán Lucas Cranach el Viejo. Era un artista muy conocido y valorado en su época, por lo que su mudanza a Weimar supuso el impulso necesario para que comenzase a convertirse en la ciudad de la cultura alemana por excelencia.

A principios del siglo XVII el duque Guillermo IV fundó la Fruchtbringende Gesellschaft (Sociedad Fructífera), también conocida como Palmenorden (Orden de las Palmas). Fue la primera academia de la lengua alemana, con la que se pretendía preservar, estandarizar y promover el alemán.

En 1707 Johann Sebastian Bach llegó a Weimar y aunque en aquella época su fama no era como la que actualmente posee, siempre fue un compositor muy respetado y apreciado por aquellos que entendían del tema. Por lo que su estancia en la ciudad ayudó a aumentar el prestigio de la ciudad.

Aunque la Edad de Oro de Weimar comenzó con el reinado del gran duque Carlos Augusto, que tuvo como preceptor al alemán Christoph Martin Wieland, un poeta que tuvo una gran influencia en la literatura alemana de su época.

Unos años más tarde llegó Johann Wolfgang von Goethe, el mayor representante de la literatura alemana, sería algo así como el Cervantes español. Su estancia en Weimar aumentó aún más el valor cultural de la ciudad que con el paso de los años fue en aumento hasta convertirse en la ciudad de la Cultura.

Friedrich Schiller, Wagner, Franz Listz y Nietzsche fueron otras de esas importantes "mentes pensantes" que llegaron a Weimar atraídos por las oportunidades que la ciudad ofrecía.

En el año 1918 el Imperio alemán perdió la Primera Guerra Mundial, esto supuso la caída del ducado de Weimar y la unión de la ciudad a Alemania.

Al año siguiente, en 1919 Walter Gropius fundó la Bauhaus, una escuela de arquitectura que en poco tiempo se hizo tremendamente popular, atrayendo una gran cantidad de estudiantes de arte, arquitectura e ingeniería civil entre otras especialidades. En la actualidad esa escuela aún se encuentra en activo pero la ciudad de Dessau.

Ese mismo año, en 1919, se celebró en Weimar la Deutsche Nationalversammlung, la Asamblea Nacional, en la que se aprobó el Tratado de Versalles y se redactó la Constitución que dio inicio al nuevo gobierno, denominado República de Weimar, el cual se mantuvo desde ese año hasta el 1933, cuando se instauró el nacionalsocialismo.

La importancia de la ciudad no decayó durante el nazismo, de hecho Hitler realizó una ampliación y rediseño de la ciudad. Cerca de Weimar se construyó el campo de concentración de Buchenwald, uno de los más grandes que había en Alemania.

Durante la Segunda Guerra Mundial los Estados Unidos bombardearon la ciudad en repetidas ocasiones y la gran mayoría de los edificios quedaron destruidos.

Cuando Alemania estuvo dividida en dos, Weimar quedó en la zona de la DDR, pero a pesar de esto en la actualidad quedan muy pocas huellas de la típica arquitectura soviética, la ciudad era considerada como una de las joyas de la Alemania Oriental y todo fue reconstruido lo más fielmente posible.

En 1996 la UNESCO declaró algunos edificios de la Bauhaus como Patrimonio de la Humanidad, y dos años más tarde un conjunto de edificios denominados como Weimar clásico se añadieron a la lista.

Weimar fue declarada Capital Europea de la Cultura en el año 1999.


La estación se encuentra a poco más de 15 minutos andando del centro de la ciudad.





Markt

Se podría decir que la plaza del mercado es el centro de Weimar. Data del siglo XIV y desde su construcción fue uno de los puntos de mayor interés cultural de la ciudad.
En el centro de la misma se encuentra la Fuente de Neptuno, Neptunbrunnen, que fue construida a finales del siglo XVIII.


En el oeste de la plaza está el Rathaus (ayuntamiento), construido entre los años 1837 y 1841 en un estilo neogótico.


El lado sur lo ocupan una serie de edificios históricos, el hotel Erbprinz, que data de 1749, el Gasthof "Zum schwarzen Bären" (hostal de los osos negros), construido a mediados del siglo XVI y la Gasthaus "Elephant" (hostal Elefante), de 1969, que Thomas Mann utilizó Weimar para ambientar algunas partes de su novela Carlota.


En el lado este se encuentra la Lucas-Cranach-Haus, un palacio renacentista del siglo XVI que fue la residencia del pintor Lucas Cranach el Viejo. Al lado encontramos la Stadthaus, construida en el mismo siglo que el anterior palacio y en el mismo estilo.



Theaterplatz / Plaza del teatro

En el lado oeste de la plaza encontramos el Deutsches Nationaltheater (teatro nacional alemán). Un edificio de estilo neoclásico construido en 1908.


Fue aquí donde en 1919 se proclamó la Constitución de la República de Weimar.

Durante la Segunda Guerra Mundial quedó seriamente dañado y la reconstrucción y apertura al público no se hizo hasta el 1948, inaugurando el nuevo teatro con Fausto, de Goethe.

En el centro de la plaza está la Goethe-Schiller Denkmal, una estatua del año 1857 de los poetas Goethe y Schiller. En el pedestal hay una inscripción que dice: Dem Dichterpaar Goethe und Schiller das Vaterland (Al par de poetas Goethe y Schiller, la patria).

En el este de la plaza se encuentra la Bauhaus-Museum, un museo donde se exponen diferentes objetos sobre los artistas que estuvieron en la Bauhaus entre los años 1919 y 1925.


Al lado está el Wittumspalais, un edificio de estilo barroco construido a mediados del siglo XVIII. Desde 1774 fue la residencia de la duquesa Anna-Amalia, la cual era muy aficionada a las reuniones intelectuales. En su época nadie quería perdérselas y fueron un importante punto de encuentro para artistas, escritores y miembros de la corte.
En la actualidad es un museo sobre el poeta Christoph Martin Wieland.



Stadtschloss

Es el palacio de la ciudad y ha sido reconstruido en varias ocasiones a lo largo de los siglos.

Las partes más antiguas que se conservan son la entrada y la parte baja de la torre que datan del siglo XV, pero por los restos encontrados el primer edificio que había en este lugar era un castillo medieval con foso construido en el siglo X.


Durante muchos años fue la residencia de los duques de Sajonia-Weimar y Eisenach pero en la actualidad es un museo, Kunstsammlungen, que alberga innumerables colecciones de arte que datan desde la Edad Media hasta el siglo XX.



Platz der Demokratie - Plaza de la democracia

En el centro se encuentra la estatua ecuestre del gran duque Carlos Augusto, quien fue el gran propulsor de la cultura en Weimar. Esta estatua fue realizada en 1875 por Adolf Donndorf.


El lado oeste de la plaza lo ocupa el Rotes Schloss (Palacio rojo), un edificio de estilo renacentista construido a finales del siglo XVI.


En el lado sur está la antigua Fürstenhaus (Residencia de los Grandes Duques), data de finales del siglo XVIII, pero en el año 1919 pasó a ser el edifico del Parlamento. En la actualidad es una escuela superior de música, la Hochschule für Musik "Franz Listz", en honor a este pianista que estuvo viviendo en Weimar durante más de 20 años.


En el este de la plaza se encuentra el Grünes Schloss (Palacio Verde), originalmente del siglo XVI, pero reconstruido en el año 1761 en un estilo rococó. Actualmente es la Biblioteca Central de Literatura Clásica Alemana, que fue rebautizada como Herzogin-Anna-Amalia-Bibliotek, en honor a esta duquesa. Contiene más de 100.000 libros antiguos y la gran mayoría de ellos son ejemplares únicos que datan de los siglos XVII al XIX.


Al sur se encuentra la Haus der Frau von Stein, un palacio construido en el año 1770 en un estilo barroco. Fue la residencia de Carlotte von Stein, una dama de la corte de Weimar a la cual Johann Wolfgang von Goethe amó hasta su muerte. Carlotte estaba casada con el barón Gottlob Ernst Josias von Stein con el que tuvo siete hijos, pero a pesar de eso se dice que el sentimiento por Goethe era recíproco, aunque no ha quedado ningún testimonio de si alguna vez llegaron a algo más.



Park an der Ilm

Este parque se extiende a lo largo del río Ilm, tiene una extensión de 60ha y se comenzó a construir en 1778 bajo las órdenes de Goethe.

En el lado este del parque se encuentra la Goethe Gartenhaus (casa jardín de Goethe), un pequeño palacio del siglo XVII que perteneció al gran duque Carlos Augusto, pero que regaló a Goethe, el cual residió aquí entre los años 1776 y 1782. Desde el año 1964 es un museo sobre el poeta.


Más al sur y en el lado oeste del parque encontramos la Römisches Haus (Casa romana), un edificio construido a finales del siglo XVIII con la forma de templo clásico.



Bauhaus - Universität

Fue construido a principios del siglo XX y es uno de los edificios que la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad.



Historischer Friedhof / Cementerio histórico

En el centro del cementerio, siguiendo la avenida principal llegamos a la Goethe-Schiller-Gruft, un mausoleo de estilo neoclásico construido en 1825 donde se encuentran los restos de Goethe, Schiller y el gran duque Carlos Augusto.



Justo detrás del mausoleo está la Russisch-Orthodoxe Kapelle, una capilla rusa ortodoxa construida en el siglo XIX.



Goethehaus

La casa de Johann Wolfgang von Goethe se encuentra en el número 1 de la Frauenplatz, también conocida como Zwiebelmarkt, mercado de las cebollas, ya que el segundo domingo de octubre se celebra aquí el famoso mercado de las cebollas.


El edifico donde residió Goethe desde el año 1782 hasta su muerte es un edifico barroco construido en 1709.
La visita al edificio, actual museo sobre el poeta, es posible previo pago.


Schillerhaus

En el número 12 de la Schillerstrasse se encuentra la casa del poeta Friedrich Schiller. En la que residió desde el año 1802 hasta su muerte.
Actualmente es un museo sobre el poeta y su visita es posible.



Herderkirche

Originalmente esta iglesia construida a mediados del siglo XIII se llamaba Stadkirche St. Peter und Paul, la iglesia de San Pedro y San Pablo. Pero durante años el filósofo Johann Gottfried von Herder predicó en ella y en su honor se le cambio el nombre. En frente de la misma encontramos una estatua del mismo filósofo que data del 1850.


El órgano de esta iglesia fue el que utilizó Johann Sebastian Bach durante su estancia en Weimar. Debajo de este se encuentra la sepultura de Johann Gottfried von Herder.


Jakobskirche / Iglesia de Santiago

Esta iglesia barroca fue construida a principios del siglo XVIII y en ella se encuentra enterrado el pintor Lucas Cranach el Viejo.


En el cementerio fueron enterrados diferentes personajes célebres, entre los que se encuentra Christiane von Goethe, la mujer de Johann Wolfgang von Goethe.


Opinión personal: Mi visita a Weimar fue bastante rápida y no tuve tiempo de ver mucho, pero todo lo que vi me encantó. Me pareció una ciudad pequeña y tranquila, pero a pesar de eso el aire intelectual ha permanecido en las calles y los edificios.

Es una de mis revisitas pendientes, me dejó un buen recuerdo y seguro que en el futuro regreso.
Os recomiendo su visita al 100%, sin duda es una ciudad que merece la pena conocer.

________

Alemania es un país lleno de lugares con encanto que esperan ser descubiertas; grandes urbes, pequeñas ciudades y pueblos que parecen estancados en el tiempo. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros?

Un saludo!!










No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...