28 de marzo de 2016

Johannes Gutenberg


Johannes Gensfleisch zur Laden, más conocido como Johannes Gutenberg se cree que nació en Maguncia (Mainz) alrededor del año 1400, pero no se sabe en qué fecha exacta.
Murió el 3 de febrero de 1468 en esta misma ciudad.
Fue un orfebre alemán y el "inventor" de la imprenta.


No se conocen muchos detalles acerca de la vida de este hombre. Se supone que nació en Mainz entre los años 1393 y 1403. En 1900 se realizó un acuerdo internacional en el que se decidió que la fecha oficial de su nacimiento sería el año 1400.

Su padre, Friele Gensfleisch zu Laden, fue un hombre de negocios. La familia de su madre Else Wirich aportó a la dote una casa llamada "zum Gutenberg". El apellido de su padre era bastante desafortunado pues Gensfleisch significa carne de ganso y así, a principios de 1920 la familia se cambió de apellido adoptando el nombre de la casa en la que se presupone nació Johannes.

En el año 1411 los Gutenberg a Eltville am Rhein (un pueblo cerca de Mainz), pero unos años más tarde se volvieron a trasladar. Se supone que la ciudad de destino fue Erfurt pues en la universidad de la ciudad se ha encontrado la inscripción de un tal Johannes de Alta villa, que bien podría significar Eltville. Se presupone que Gutenberg tenía unos muy buenos conocimientos de latín y en Mainz muchos hijos de buena familia asistían a un colegio de latín. Tras terminar este colegio muchos de ellos ingresaban en la universidad de Erfurt.

Esto es lo que se supone, pero no hay nada que nos confirme por completo esta teoría.

En algún momento de su vida aprendió orfebrería, algunos dicen que fue su padre el que le enseñó este oficio.

Hay unos cuantos años de vacío en los que no sabemos que fue de él ¿acabó la universidad? ¿qué estudió? Solo se sabe que en el año 1428 se encontraba de vuelta en Mainz, y que debido a las agitaciones que comenzaron en la ciudad toda la familia se mudó a Straßburg (Estrasburgo, en la actual Francia), pero tampoco se sabe cuándo ocurrió esto.

En los archivos de la ciudad hay constancia de que en el año 1434 se encontraba allí. Muchos de estos documentos eran deudas que había ido contrayendo a lo largo de los años, así como la denuncia de Emelin zu der Yserin Tür por la ruptura de una promesa matrimonial.

Durante sus años en Straßburg se ganó la vida enseñando el oficio de orfebre, y también se sabe que se asoció con tres acaudalados ciudadanos, Hans Riffe, Andreas Dritzehn y Andreas Heilmann, en actividades relacionadas con el tallado de gemas y el pulimiento de espejos.

Pero la mayor parte de su tiempo lo dedicaba a un proyecto que durante unos años mantuvo en silencio por miedo a que alguien le robase el trabajo.

Al final sus socios lo descubrieron y como Gutenberg necesitaba dinero para continuar la investigación les hizo partícipe de este proyecto. Gutenberg sabía que lo que tenía entre manos era algo grande por lo que hizo que firmasen un contrato en el que estos tres hombres se comprometían a invertir 125 florines (una suma muy alta para la época). Pero Andreas Dritzehn murió repentinamente unos meses después y sus hermanos le exigieron a Gutenberg o bien dejarles entrar en la asociación o una compensación económica.

En el contrato no había ninguna clausula en la que se contemplase esa situación, por lo que Gutenberg se negó a pagarles o a incluirles en el acuerdo. Al final, en el año 1439 el caso se llevó a juicio y los tribunales fallaron en contra de Gutenberg.

Todo este proceso sacó a relucir una parte del proyecto que en absoluto secreto estaba llevando a cabo. Lo que los testigos iban declarando daban buenas pistas, y para los impresores todo aquello les resultaba conocido.
A pesar de todo Gutenberg pudo mantener su proyecto lo suficientemente lejos de las miradas más curiosas y continuó con su investigación.

Este trabajo no era ningún tipo de imprenta, ya que esta había sido inventada hace años por los chinos, ni tampoco un nuevo mecanismo. Él tomó todo lo que ya se conocía y tras muchas pruebas, muchos ensayos y errores fue mejorando poco a poco todas las técnicas que ya se conocían. En la actualidad el proceso de impresión poco ha cambiado, todo se mantiene prácticamente igual a lo que Gutenberg mejoró, y ese es el logro que se le reconoce.

Estuvo en Straßburg hasta por lo menos el año 1444, ya que su nombre aparece en la lista de hombres disponibles de la defensa de la ciudad ante el ataque de las tropas del conde de Armagnac.

Su pista se pierde hasta el año 1450, donde de vuelta en Mainz, Johann Fust, un acaudalado burgués, le presta la gran suma de 800 florines. Dos años más tarde se hacen socios y montan un negocio de imprenta bajo el nombre de Das Werk der Bücher. Peter Schöffer fue el principal colaborador de Gutenberg en el proceso de impresión.

Los trabajos de imprimir no estaba del todo automatizado y Fust se comenzó a impacientar, quería que su inversión fuese rentable más rápidamente.
Se cree que en el año 1455 Gutenberg completó su obra maestra, la Biblia de 42 líneas, llamada así porque este era el número de líneas que había en cada columna.


Se editaron 120 ejemplares en papel y 20 en pergamino, en la actualidad aún se conservan 33 de estos ejemplares en papel y 13 de pergamino.

Por desgracia para Gutenberg, el éxito conseguido por esta publicación no fue suficiente para Fust. Este lo demandó por incumplimiento de los compromisos financieros y el tribunal volvió a fallar una vez más en su contra. Gutenberg fue condenado a pagar 2.026 florines, la suma total a la que ascendía el préstamo realizado por Fust, con los intereses añadidos. Además perdió su taller y la mayor parte de sus herramientas.

Schöffer, el antiguo colaborador de Gutenberg, se asoció con Fust, se casó con una de sus hijas y continuaron con el negocio de la imprenta, llegando a conseguir varios éxitos.

Para Gutenberg fueron unos años duros. Estaba completamente arruinado, muchos de sus acreedores le exigieron el retorno de su dinero y algunos incluso lo llevaron a los tribunales.

Al final optó por refugiarse en una congregación religiosa y mientras residía allí Konrad Humery, un funcionario del ayuntamiento, le proporcionó de forma desinteresada el material necesario para que pudiese montar una pequeña imprenta.

En enero de 1465 el arzobispo elector de Maguncia, Adolfo II de Nassau se convirtió en el mecenas de Gutenberg y gracias a sus aportaciones económicas Johannes pudo crear su propia imprenta.

Antes de su muerte Gutenberg fue testigo de como su trabajo fue aceptado por el resto de imprentas y poco a poco fue extendiéndose por Europa.

Murió el 3 de febrero de 1467 y se supone que fue enterrado en una pequeña iglesia franciscana en Mainz. Pero en 1793 la iglesia fue destruida, y con ella se perdió su sepulcro. Unos años más tarde se construyó una calle en el antiguo emplazamiento de esa iglesia, calle que curiosamente lleva el nombre de Peter Schöffer.

Se cree que el primer libro impreso en España fue en Valencia en el año 1474, Obres et trabes en lohors de la Verge.

________


Si quieres conocer más famosos que nacieron en Alemania no dudes en pasarte por esta página: Celebridades alemanas.

Un saludo!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...