30 de marzo de 2016

Deutschland 83


Nombre: Deutschland 83
Dirección: Edward Berger y Anna Winger
País: Alemania
Año: 2015 - actualidad
Género: Espionaje
Capítulos: 8 capítulos - 1 temporada,sin terminar.
Duración: 45 minutos cada capítulo

Actores:
Jonas Nay como Martin Rauch / Moritz Stamm
Maria Schrader como Lenora Rauch
Ulrich Noethen como el Mayor Wolfgang Edel
Sylvester Groth como Walter Schweppenstette
Sonja Gerhardt como Annett Schneide
Ludwig Trepte como el Teniente Alex Edel
Alexander Beyer como Tobias Tischbier
Lisa Tomaschewsky como Yvonne Edel
Carina Wiese como Ingrid Rauch


Martin es un joven alemán que trabaja como guardia fronterizo de la República Federal de Alemania (RDA). Su tía es miembro de la STASI (los servicios de inteligencia de la RDA) y en el año 1983 recluta a Martin en contra de su voluntad para realizar un trabajo de espionaje en Bonn, suplantando la identidad del soldado Moritz Stamm.

Su objetivo es espiar al general Edel, un alto mando de la OTAN, e informar sobre los planes del ejército aliado en el despliegue de los misiles nucleares Pershing.

Infiltrado en el país vecino, el enemigo capitalista, ¿será Martin capaz de llevar a cabo su misión?



Empecé a ver la serie por recomendación de unos cuantos amigos y la verdad es que desde el primer capítulo me enganchó.

Por lo general la historia se cuenta desde el lado vencedor y me pareció muy interesante ver las reacciones de este chico, perteneciente a la RDA, es decir, los considerados "malos", ante la gran cantidad de cambios con los que se encuentra en el lado oeste.

La diferencia en los estilos de vida se pueden apreciar muy bien en la serie, el este, aferrados al pasado y a las tradiciones con un estricto control, y el lado oeste, todo moderno, lujo y capitalismo (y cintas de cassette, me encantó esa escena).


Me parece que han logrado captar la esencia de aquellos años y los personajes están muy caracterizados. Conforme va avanzando la serie van desarrollando sus personalidades y acabas tomándoles cariño o manía.

La recomiendo sin ninguna duda, en alemán, aunque con subtítulos. Hay muchísimo diálogo y muchas veces utilizan palabras técnicas. Siempre me da la sensación de que con el doblaje se pierde parte de la esencia de la serie o de la película. De hecho en Estados Unidos la emitieron subtitulada, y aún así obtuvo una muy buena crítica por parte del público.


Seguro que hay alguien por ahí que la haya visto, ¿qué os ha parecido?

La serie aún no ha acabado, ya han anunciado una segunda temporada, pero estamos a la espera. ¡Que ganas!

________

Desgraciadamente el cine alemán no es famoso en el mundo entero, y debido a eso mucha gente se pierde grandes películas y series. Sino te quieres perder ninguna de estas obras pásate por esta página.

Un saludo!!


28 de marzo de 2016

Johannes Gutenberg


Johannes Gensfleisch zur Laden, más conocido como Johannes Gutenberg se cree que nació en Maguncia (Mainz) alrededor del año 1400, pero no se sabe en qué fecha exacta.
Murió el 3 de febrero de 1468 en esta misma ciudad.
Fue un orfebre alemán y el "inventor" de la imprenta.


No se conocen muchos detalles acerca de la vida de este hombre. Se supone que nació en Mainz entre los años 1393 y 1403. En 1900 se realizó un acuerdo internacional en el que se decidió que la fecha oficial de su nacimiento sería el año 1400.

Su padre, Friele Gensfleisch zu Laden, fue un hombre de negocios. La familia de su madre Else Wirich aportó a la dote una casa llamada "zum Gutenberg". El apellido de su padre era bastante desafortunado pues Gensfleisch significa carne de ganso y así, a principios de 1920 la familia se cambió de apellido adoptando el nombre de la casa en la que se presupone nació Johannes.

En el año 1411 los Gutenberg a Eltville am Rhein (un pueblo cerca de Mainz), pero unos años más tarde se volvieron a trasladar. Se supone que la ciudad de destino fue Erfurt pues en la universidad de la ciudad se ha encontrado la inscripción de un tal Johannes de Alta villa, que bien podría significar Eltville. Se presupone que Gutenberg tenía unos muy buenos conocimientos de latín y en Mainz muchos hijos de buena familia asistían a un colegio de latín. Tras terminar este colegio muchos de ellos ingresaban en la universidad de Erfurt.

Esto es lo que se supone, pero no hay nada que nos confirme por completo esta teoría.

En algún momento de su vida aprendió orfebrería, algunos dicen que fue su padre el que le enseñó este oficio.

Hay unos cuantos años de vacío en los que no sabemos que fue de él ¿acabó la universidad? ¿qué estudió? Solo se sabe que en el año 1428 se encontraba de vuelta en Mainz, y que debido a las agitaciones que comenzaron en la ciudad toda la familia se mudó a Straßburg (Estrasburgo, en la actual Francia), pero tampoco se sabe cuándo ocurrió esto.

En los archivos de la ciudad hay constancia de que en el año 1434 se encontraba allí. Muchos de estos documentos eran deudas que había ido contrayendo a lo largo de los años, así como la denuncia de Emelin zu der Yserin Tür por la ruptura de una promesa matrimonial.

Durante sus años en Straßburg se ganó la vida enseñando el oficio de orfebre, y también se sabe que se asoció con tres acaudalados ciudadanos, Hans Riffe, Andreas Dritzehn y Andreas Heilmann, en actividades relacionadas con el tallado de gemas y el pulimiento de espejos.

Pero la mayor parte de su tiempo lo dedicaba a un proyecto que durante unos años mantuvo en silencio por miedo a que alguien le robase el trabajo.

Al final sus socios lo descubrieron y como Gutenberg necesitaba dinero para continuar la investigación les hizo partícipe de este proyecto. Gutenberg sabía que lo que tenía entre manos era algo grande por lo que hizo que firmasen un contrato en el que estos tres hombres se comprometían a invertir 125 florines (una suma muy alta para la época). Pero Andreas Dritzehn murió repentinamente unos meses después y sus hermanos le exigieron a Gutenberg o bien dejarles entrar en la asociación o una compensación económica.

En el contrato no había ninguna clausula en la que se contemplase esa situación, por lo que Gutenberg se negó a pagarles o a incluirles en el acuerdo. Al final, en el año 1439 el caso se llevó a juicio y los tribunales fallaron en contra de Gutenberg.

Todo este proceso sacó a relucir una parte del proyecto que en absoluto secreto estaba llevando a cabo. Lo que los testigos iban declarando daban buenas pistas, y para los impresores todo aquello les resultaba conocido.
A pesar de todo Gutenberg pudo mantener su proyecto lo suficientemente lejos de las miradas más curiosas y continuó con su investigación.

Este trabajo no era ningún tipo de imprenta, ya que esta había sido inventada hace años por los chinos, ni tampoco un nuevo mecanismo. Él tomó todo lo que ya se conocía y tras muchas pruebas, muchos ensayos y errores fue mejorando poco a poco todas las técnicas que ya se conocían. En la actualidad el proceso de impresión poco ha cambiado, todo se mantiene prácticamente igual a lo que Gutenberg mejoró, y ese es el logro que se le reconoce.

Estuvo en Straßburg hasta por lo menos el año 1444, ya que su nombre aparece en la lista de hombres disponibles de la defensa de la ciudad ante el ataque de las tropas del conde de Armagnac.

Su pista se pierde hasta el año 1450, donde de vuelta en Mainz, Johann Fust, un acaudalado burgués, le presta la gran suma de 800 florines. Dos años más tarde se hacen socios y montan un negocio de imprenta bajo el nombre de Das Werk der Bücher. Peter Schöffer fue el principal colaborador de Gutenberg en el proceso de impresión.

Los trabajos de imprimir no estaba del todo automatizado y Fust se comenzó a impacientar, quería que su inversión fuese rentable más rápidamente.
Se cree que en el año 1455 Gutenberg completó su obra maestra, la Biblia de 42 líneas, llamada así porque este era el número de líneas que había en cada columna.


Se editaron 120 ejemplares en papel y 20 en pergamino, en la actualidad aún se conservan 33 de estos ejemplares en papel y 13 de pergamino.

Por desgracia para Gutenberg, el éxito conseguido por esta publicación no fue suficiente para Fust. Este lo demandó por incumplimiento de los compromisos financieros y el tribunal volvió a fallar una vez más en su contra. Gutenberg fue condenado a pagar 2.026 florines, la suma total a la que ascendía el préstamo realizado por Fust, con los intereses añadidos. Además perdió su taller y la mayor parte de sus herramientas.

Schöffer, el antiguo colaborador de Gutenberg, se asoció con Fust, se casó con una de sus hijas y continuaron con el negocio de la imprenta, llegando a conseguir varios éxitos.

Para Gutenberg fueron unos años duros. Estaba completamente arruinado, muchos de sus acreedores le exigieron el retorno de su dinero y algunos incluso lo llevaron a los tribunales.

Al final optó por refugiarse en una congregación religiosa y mientras residía allí Konrad Humery, un funcionario del ayuntamiento, le proporcionó de forma desinteresada el material necesario para que pudiese montar una pequeña imprenta.

En enero de 1465 el arzobispo elector de Maguncia, Adolfo II de Nassau se convirtió en el mecenas de Gutenberg y gracias a sus aportaciones económicas Johannes pudo crear su propia imprenta.

Antes de su muerte Gutenberg fue testigo de como su trabajo fue aceptado por el resto de imprentas y poco a poco fue extendiéndose por Europa.

Murió el 3 de febrero de 1467 y se supone que fue enterrado en una pequeña iglesia franciscana en Mainz. Pero en 1793 la iglesia fue destruida, y con ella se perdió su sepulcro. Unos años más tarde se construyó una calle en el antiguo emplazamiento de esa iglesia, calle que curiosamente lleva el nombre de Peter Schöffer.

Se cree que el primer libro impreso en España fue en Valencia en el año 1474, Obres et trabes en lohors de la Verge.

________


Si quieres conocer más famosos que nacieron en Alemania no dudes en pasarte por esta página: Celebridades alemanas.

Un saludo!!


25 de marzo de 2016

Selbst gemacht

Hay pocas cosas más alemanas que el "selbst gemacht". Les encanta el tema de construir las cosas por ellos mismos. Siempre que puedan hacer algo en lugar de comprarlo, van a escoger la opción de "manualidades".

Hay muchísimas tiendas parecidas al Leroy Merlin y en todos los polígonos vamos a encontrar por lo menos una, Bauhaus, Toom o algo por el estilo.


Y la verdad es que son bastante apañados, debe de ser algo que se aprende desde pequeños.

En la clínica donde trabajo tenemos una especie de balancín, comprado, pero ya han sido varios los padres los que se han puesto a sacarle fotos para hacerlo ellos mismos. Tienen la idea, van a la tienda, compran lo que necesitan y se lo montan. Casero y mucho más económico, y además con el factor añadido de satisfacción al ver a tu hijo disfrutar jugando en un balancín que uno mismo ha fabricado.

Pero esta pasión por hacer las cosas uno mismo no acaba en la bricomanía, la repostería es uno de los temas fuertes, de las alemanas, en su gran mayoría. Es curioso, pues algunas veces puede dar la sensación de que las mujeres de este país, con sus cuerpos gigantes y algunas veces mirada dura, son poco dadas a la cocina, y luego te echan todo por tierra backeando unas tartas que te dejan impresionado.

En los supermercados la sección de repostería es una de las más grandes y por lo general, cuando te invitan a casa a comer nunca van a servirte algo que no haya sido hecho por ellos mismos. Al igual que si nosotros invitamos a alguien a nuestra casa, siempre vendrán con algo selbst gemacht.

En este país el raro no es el que cocina, sino el que no lo hace. Las magdalenas siempre serán caseras, para muchos con ingredientes bio.

En España cuando alguien hace una tarta o un postre y lo lleva a una reunión de amigos todo el mundo se queda impresionado, "vaya mano que tienes para la cocina", en Alemania si vas a una fiesta se suele llevar algo cocinado por nosotros, es lo normal. No te van a mirar con cara extraña si es comprado pero a la pregunta de selbst gemacht? (hecho por ti), siempre se responde con un selbst gekauft (comprado por mi), queda mucho más elegante.

Personalmente me encanta esta costumbre, no hay nada como hacer algo por uno mismo, tanto en el tema de manualidades como en la comida, pero en este apartado me uno muchísimo a los alemanes, uno nunca sabe lo que lleva la bollería industrial.

Aunque esto no quita que no compren tartas en las tiendas, al contrario, esta gente se pirra por los dulces y las panaderías siempre están llenas de millones de tartas diferentes, pero vivimos en una sociedad de stress y ¿quién tiene tiempo para cocinar u hornear todos los días?

Aquellos que también vivís en Alemania, ¿tenéis la misma impresión que yo sobre este tema? ¿son los alemanes tan manitas como a mí me da la impresión? ¡Contadme!


Un saludo!!


23 de marzo de 2016

Bremen


Bremen es la capital del estado federado que lleva su nombre. Se encuentra al noroeste del país, a unos 320 km de Berlín y a 130 km de la frontera con Holanda.
Tiene una población de algo más de 500.000 habitantes, siendo la décima ciudad más poblada del
país.
El río Weser divide la ciudad en dos.
El prefijo de la ciudad es el 0421, la matrícula es HB y el código postal va desde el 28195 al 28779.

El primer escrito donde aparece el nombre de esta ciudad data del siglo VIII, aunque por aquel entonces se la conocía como Brema. Se supone que este es el nombre de la ciudad en español, pero en la actualidad nadie lo utiliza.

Los restos arqueológicos que se han encontrado indican que el primer asentamiento fue en el siglo I de nuestra era. Durante mucho tiempo este asentamiento no fue más que un pequeño poblado. Con el paso de los siglos fue creciendo hasta que en el año 787 el emperador Carlomagno funda el obispado de Bremen y la ciudad pasa a ser un centro importante en el cristianismo.
A raíz de este acontecimiento el crecimiento de la ciudad aumentó de forma progresiva y en año 1260 entra a formar parte de la Liga Hanseática, pero tan solo dura unos cuantos años, y en 1285 sale debido a varias disputas con otras ciudades de la liga.

Su entrada y salida de la Liga Hanseática ocurre en dos ocasiones más, hasta que en el año 1563 es expulsada de forma definitiva.

En el año 1806, tras la disolución del Sacro Imperio Romano Germánico, pasa a ser una Ciudad libre.

Unos años después se funda en la desembocadura del río Weser, el puerto de Bremerhaven, que luego fue absorbida por la ciudad y en 1949 pasa a formar parte del estado federado de Bremen.

En la Segunda Guerra Mundial Bremen fue bombardeada en muchas ocasiones y más de 3500 personas perdieron la vida. Los trabajos de restauración duraron mucho tiempo, pero estos dieron muy buenos resultados. En el año 2004 la estatua de Rolando y el Ayuntamiento de Bremen son declarados por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad.


La estación central está muy cerca del centro turístico de la ciudad. Se puede ir andando mientras vamos viendo la ciudad.



Molino de Bremen

En nuestro recorrido desde la estación central tenemos que pasar por un parque, el Bremer Wallanlagen. Antiguamente la ciudad estaba rodeada de murallas y un gran foso. Estos no fueron muy bien conservados y se decidió recuperar la zona construyendo un gran parque en una buena parte de los terrenos que ocupaban la muralla y el foso. Fue inaugurado en 1802 y es el parque más grande de la ciudad.

Entre sus caminos podemos encontrar muchas esculturas, pero lo más famoso es el molino, Mühle am Wall.


Esculturas en una calle comercial de Bremen Sögestraße

La Sögestraße es una calle peatonal comercial que nos lleva al centro de la ciudad.
En ella podemos encontrar una curiosa figura.



Plaza del mercado - Marktplatz

Es el centro turístico de Bremen donde se encuentran los monumentos más importantes de la ciudad.



Ayuntamiento - Rathaus

Fue construido en el año 1251 y fue reconstruido entre los años 1405 y 1410. En el siglo XVII se añadió la fachada.
Es posible visitar el interior.



Estatua de Roland

Este caballero es Roldán, según la literatura, paladín y sobrino de Carlomagno. Está representado como en la realidad, con su espada Durandarte, que se ha convertido en un símbolo de la justicia. También se le otorgó un escudo con un águila bicéfala imperial.


La estatua original era de madera, pero en el año 1366 fue quemada. En el año 1404 la volvieron a construir, aunque en esta ocasión lo hicieron en piedra. Cuenta la leyenda que Bremen será una ciudad libre siempre y cuando esta estatua se mantenga en pie.


Cámara de Comercio - Schütting

Fue construido a mediados del siglo XVI por los comerciantes de Bremen como lugar para celebrar sus asambleas.

Durante la Segunda Guerra Mundial sufrió graves daños, pero pudieron reconstruirlo y en la actualidad es la Cámara de Comercio.


Catedral de San Pedro - Dom St. Petri.

La actual catedral se encuentra sobre los restos de una iglesia que comenzó a construir el misionero Willehad en el siglo VIII en honor al apóstol Pedro. A este se le asocia siempre con las llaves y de ahí proviene la llave que hay en el escudo de Bremen.


Unos años después la pequeña iglesia de madera fue completamente quemada y en el 805 se volvió a construir. A principios del siglo XI un nuevo incendio volvió a destruir la iglesia y unos años más tarde volvieron a reconstruirla.


Músicos de Bremen - Bremen Stadtmusikanten

Pegada a la fachada izquierda del ayuntamiento se encuentra la estatua más famosa de la ciudad. Fue construida en el año 1961 y representa a los cuatro animales que dan vida al cuento de los Hermanos Grimm, el burro, el perro, el gato y el gallo.


Aunque curiosamente en dicho cuento este gracioso cuarteto nunca llega a poner una pata en Bremen...


Iglesia de Nuestra Señora - Frauen Kirche

Esta iglesia evangelista se encuentra detrás del ayuntamiento. Fue construida entre los siglos XIII y XIV en un estilo gótico.


La Marktplatz es una plaza llena de edificios antiguos, en el lado oeste de la misma se encuentra un grupo de edificios con unas fachadas muy pintorescas; el Stadtwaage, edificio de la pesa pública, construido en 1588, unas oficinas de la Sparkasse (una caja de ahorros), en estilo rococó que fue construido a mediados de 1700 y la antigua Deutsches Haus, la casa de Alemania, que se construyó entre los años 1909 y 1911.


Pero en esta antigua plaza hay un edifico que desentona mucho con el paisaje, el Bremische Bürgerschaft, lo que vendría a ser el parlamento de Bremen. Se recogieron más de 30.000 firmas en oposición a su construcción, pero aún así, a mediados de los años 60 terminaron construyéndolo.



Böttcherstraße

Esta calle tiene 100m escasos, pero es uno de los sitios más curiosos de la ciudad. La mayoría de los edificios fueron construidos entre los años 1922 y 1931 gracias a la iniciativa de Ludwig Roselius, un comerciante de café originario de Bremen.


La calle es peatonal, pues además no es demasiado ancha, comienza en la Marktplatz y es un buen camino para llegar al río Weser.

Antiguamente en esta calle se encontraban las viviendas de los toneleros, Böttcher en el dialecto del alemán septentrional y de ahí su nombre, Böttcherstraße, calle de los toneleros.


La mayor característica de esta calle es su curioso no orden, todo está construido con ladrillos rojos que parecen colocados un tanto de forma aleatorio.


Hay muchas cosas que ver en esta pequeña calle, pero los dos edificios más importantes son;

Museo de Ludwig Roselius - Ludwig Roselius Museum.

El edificio fue construido en el siglo XVI y a principios del siglo XX fue adquirido por Roselius. Este lo reconstruyó y lo convirtió en un museo donde expuso todas sus adquisiciones de arte.


Es posible visitar el museo:

Horarios:
De martes a domingos de 11 a 18 horas.

Precios:
Adultos 8€
Niños a partir de 6 años 6€
Niños hasta 6 años entran gratis.

Os dejo el enlace al museo por si queréis buscar más información.


El edificio del Carrillón - Haus des Glockenspiels

Fue construido en mayo de 1934 y está compuesto por un conjunto de 30 campanas de porcelana de Meißner.


Las campanas repican en verano a las 12-13-14-15-16-17 y 18, y en invierno a las 12-15 y 18. Durante 15 minutos nos deleitan con diferentes melodías por todos conocidas. Y en el lado izquierdo del edificio se muestran 10 diferentes retablos con relieves de marineros y pilotos de aviación famosos.



Ribera del río Weser

Al paseo fluvial le denominan Schlachte. Antiguamente era un puerto comercial, pero tras la construcción del Bremerhaven fueron reconstruyendo la zona hasta dejarla en una zona de ocio donde siempre suele haber algún mercadillo o algún tipo de evento.



Barrio de Schnoor

El nombre de este barrio proviene de la palabra Schnoor, Snoor, del Bajo alemán. Que significa Schnur, es decir, cordón o cordel. El porqué este curioso nombre se debe a la gente que en la Edad Media habitaba este barrio. Se encuentra muy cerca del río y por eso en estas casas vivían "marineros de agua dulce" y barqueros, es decir, gente que trabajaba con cordeles para las redes.


Se comenzó a construir a principios del siglo XIII. Los edificios más antiguos que actualmente aún se mantienen en pie datan del año 1401 la Haus Schnoor 15 (Brasilhaus) y de 1402 la Packhaus Schnoor 2

Con el paso de los años los pescadores fueron deshabitando estas casas y en la actualidad tan solo el nombre del barrio y de las calles nos recuerdan su origen.


Hoy en día sigue siendo un barrio residencial lleno de tiendas de regalos típicos de Bremen.



Opinión personal: Solo puedo decir una palabra sobre Bremen, impresionante. Es una ciudad muy pequeña, al menos lo que es el centro histórico, pero tiene muchísimas cosas que ver.

La Böttcherstraße es una calle muy particular que merece la pena recorrer varias veces. No tiene ningún orden concreto y cada vez que levantemos la cabeza vamos a ver un recoveco nuevo.

Y el barrio de Schnoor es mágico, merece mucho la pena perderse por sus callecitas. Es un lugar con mucho encanto.

La primera vez que fui no sabía lo que me iba a encontrar. Lo primero que hice nada más llegar fue hacerme la obligada foto en la estatua de los Músicos de Bremen, y una vez cumplido con ese gran requisito me dejé sorprender, y vaya que lo hizo.


Ya he ido tres veces y siempre me voy con la misma sensación, me gusta y volveré.
Así que si tenéis la oportunidad de ir, no os lo penséis, os gustará mucho.

Seguro que hay alguien por allí que la ha visitado ¿qué os pareció?


________

Alemania es un país lleno de lugares con encanto que esperan ser descubiertas; grandes urbes, pequeñas ciudades y pueblos que parecen estancados en el tiempo. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros?

Un saludo!!


21 de marzo de 2016

Invierno


¡Al fin! El invierno se acaba. Depende de los años y de las zonas del país, pero por lo general en Alemania hace mucho frío en esta época del año. Los grados en negativo no nos los quita nadie y suele caer alguna que otra nevada.


Pero a pesar de ser los meses más fríos del año, el invierno comienza con el final del año y el mes más mágico de todos.

A finales de diciembre los Mercados de Navidad (que lejanos se ven ahora) están en pleno apogeo y seguro que ya ha caído algún que otro Glühwein, lo mejor para soportar las bajas temperaturas que suelen acompañarnos en esos días.


Toda Alemania se llena de luces, cascanueces y estrellas de Navidad. Villancicos por doquier y comienzan los nervios.

Tic tac, tic tac. Es 21 de diciembre y en cuatro días llegará el Christkind.

Nochebuena, ¿escucháis ya las campanillas? ¡Regalos!


Si pasáis la Navidad en Alemania espero que hayáis ido ya al supermercado a por provisiones, pues desde el 24 a medio día hasta el 26 todo cierra. Por aquí tienen 3 días de fiesta y la gran mayoría de las tiendas estarán cerradas, panaderías incluidas.

Pasan los días, todo vuelve a la normalidad hasta que llega el cambio de año. En la noche del 31 de diciembre al 1 de enero los alemanes no comen uvas, pero se vuelven locos con los fuegos artificiales. Eso uno de los pocos días en los que el Ruhetag queda relegado al olvido y nadie va a llamarnos la atención por hacer ruido.


¡¡¡Feliz año nuevo!!!

Frohes neues Jahr und einen guten Rutsch!!

Para desear buena suerte en este año nuevo año los alemanes regalan plantas de tréboles con la figurita de un deshollinador.


Aunque estéis lejos de España no os podéis olvidar de escribirle la carta a los Reyes, ya sabéis que la Magia de la Navidad no tiene problemas en traspasar las fronteras.

¿Os habéis portado bien? ¡Noche de Reyes!

En algunos Bundesland el 6 de enero es festivo, afortunados vosotros. En el resto del país nos toca trabajar como cualquier otro día normal. Aunque a pesar de todo aún queda una antigua tradición, los Sternsinger.

Seguro que si alguna vez habéis viajado por Alemania e incluso por Austria habréis visto en algunas puertas unas letras escritas con tiza 20+C+M+B+16. En este día, el día de Reyes, los Sternsinger, niños bendecidos por el cura de la iglesia, van por las casas cantando villancicos, y son ellos los que escriben con tiza la inscripción de las puertas.

De mediados de enero solo puedo decir que hace un frío horroroso, la primavera se ve tan lejos...


Pero para luchar contra las gélidas temperaturas los alemanes son expertos en la preparación de tés. Los tienen de todos los sabores posibles y seguro que hay alguno que termine gustándonos. En España no hay una gran tradición tetera, pero aquí, con estas temperaturas tan extremas entran muy bien.

Desde principios del año hasta que llega el Carnaval las panaderías nos ofrecen unos dulces especiales de esta época del año, las Mutzenmandeln. Unos pequeños bollitos de almendras muy ricos.

San Valentín también se celebra en Alemania, las promociones pastelosas lo inundan todo. Las chocolaterías y las floristerías hacen su agosto, pero al final todo queda en lo mismo de siempre, una tradición comercial.

Durante el mes de febrero, sin un día concreto, se celebra en Berlín el Festival de cine más famoso del país, la Berlinale.


La capital de Alemania se viste con sus mejores galas y se prepara para recibir a millones de visitantes de todo el mundo. Es todo un acontecimiento.

Antes de que acabe el invierno, y según la primera luna de primavera, llega el Carnaval.

En Colonia es una celebración muy esperada. Para la gente de esta ciudad es la quinta estación del año y viven estos días al máximo.


Todo comienza el jueves de Carnaval con el Weiberfastnacht, el día de las mujeres. Por lo general este día se suele trabajar hasta las 11 de la mañana y lo más curioso de esta celebración es que las mujeres son las reinas de la fiesta. Tienen la potestad para, tijera en mano, ir cortándole las corbatas a los hombres.


Pero el día grande es el lunes, el Rosenmontag. No es un día festivo, pero la gran mayoría de las empresas cierran (en Colonia). Es el día de las carrozas y todo el mundo está en la calle. Si alguna vez tenéis que opción de vivir un Carnaval en Colonia no dudéis en hacerlo, no deja nunca indiferente, se ama o se odia.


En la noche del martes al miércoles se acaba todo con la quema del Nubbel. El culpable de todos los excesos del Carnaval (carnales incluidos). Así que para que todo quede perdonado y lo que ocurre en Carnaval, se quede en Carnaval, queman este muñeco. Es toda una ceremonia, con su juez y todo.


Y así, con el miércoles de ceniza termina el Carnaval y comienza la Cuaresma. Los alemanes no son súper religiosos, pero si hay mucha gente que respeta la Cuaresma. Algunos amigos alemanes me han dicho que en los comedores o cantinas de sus empresas los viernes no ponen carne.

Y aunque el frío aún sigue estando presente los días son cada vez más largos ya no salimos de noche del trabajo y eso se nota mucho en el estado de ánimo de la gente. La primavera se va acercando.


¿Alguna vez habéis vivido un invierno en Alemania? ¿Cómo lo pasasteis? ¿Os hizo mucho frío?

Yo nunca había vivido temperaturas más bajas, -10 grados...



Si quieres saber como son el resto de estaciones del año en Alemania pincha en los enlaces de abajo, seguro que te sorprende.
Primavera.
Otoño.
Verano.


Un saludo!!







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...