21 de diciembre de 2015

Otoño


Otoño, una estación de cambios.

En los primeros días aún nos quedan algunos resquicios del calor del verano (que aunque sea un verano alemán también tenemos algo de solecito), pero poco a poco las temperaturas comienzan a bajar.

Y cuando las primeras chaquetas empiezan a ser desempolvadas del armario, cuando los primeros caldos calentitos comienzan a sentar muy bien, llega el momento de las calabazas.
Durante unas semanas vayamos donde vayamos veremos calabazas de todo tipo y por todos lados.
Seguro que si pensamos en ellas a muchos de vosotros os venga a la cabeza la imagen de ese fruto naranja con forma medio esférica. Pero hay muchísimos tipos diferentes de calabazas y en Alemania los podemos encontrar todos.

En estos días las recetas con este alimento lo inundan todo. Y los alemanes comen calabaza como si no hubiese un mañana. Esperan con ganas el inicio de la temporada y acaban empachados de ella, hasta el año que viene, que vuelven a hacer lo mismo...

Cuando el dolor de tripa se pasa llega el momento de coger la cesta y lanzarse al campo.
La recolección de setas da comienzo.


Los alemanes que yo conozco no son muy seteros, pero siempre que hemos salido de senderismo por esta época del año nos hemos encontrado bastante gente cogiendo setas. Alguna vez nos hemos puesto a elucubrar, ¿será esta seta comestible? Pero obviamente nunca lo hemos probado...

Y de pronto las temperaturas vuelven a subir.
Por aquí también tenemos eso de los veranillos, el de San Miguel, San Martín y demás.

Y justo cuando empezamos a pensar que nos habían engañado, en Alemania no hace tanto frío como decían, ves como los vecinos les ponen las ruedas de invierno al coche...


Se dice que estas ruedas deben de ponerse desde octubre a Semana Santa, pero más bien es según lo requiera el clima. A partir de los 8 grados es obligatorio ponerlas, no porque lo diga ninguna ley, sino por lo peligroso que es conducir por una carretera con hielo o nieve. Las ruedas de invierno reaccionan mucho mejor y llevarlas puede salvarnos de algún buen susto.

3 de octubre. Día de fiesta Nacional. La Reunificación de Alemania.
Todos sabemos que tras la Segunda Guerra Mundial el país quedó dividido en 2 partes. Y Berlín fue la cima de toda esta división con el Muro.

En este día se conmemora que Alemania dejó de ser un país dividido. Ya no más este u oeste, tan solo República Federal de Alemania.

Ya nos encontramos bien adentrados en el otoño y eso se nota en los árboles. Las hojas comienzan a tomar diferentes tonalidades de marrón. Cada árbol, cada rama y cada hoja tienen un color distinto. Y la imagen que forman es simplemente increíble.
Adoro Alemania en otoño.


Con este cambio de color comienza también la caída de las hojas, que en un principio no supone ningún problema, pero en este país los árboles de hoja caduca son los que más proliferan y las calles acaban inundadas de hojas. 

Todo muy bonito hasta que llueve y esas hojas se convierten en trampas resbalosas mortales, es súper divertido, en especial cuando vamos con la bici...

Poco a poco se empieza a notar la llegada del invierno, las temperaturas comienzan a bajar, los días son más cortos, y ya nos levantamos de noche para ir al trabajo.

9 de noviembre. En este día en el año 1989 alguien se lió, ab sofort, y la confusión inundó el país. 

El Muro de Berlín había caído y millones de familias pudieron volver a reencontrarse tras muchos años de obligada separación.

El 11 de noviembre, 11.11. comienza en Colonia la quinta estación del año, el Carnaval. Es tan solo un día, para la gente en esta ciudad lo vive con mucha intensidad. 


Si alguna vez podéis asistir a un Carnaval en Colonia hacedlo, os dejará sin palabras, para bien o para mal...

A la par llega Sankt Martin, con su capa y su caballo. Los niños se echan a la calle con los farolillos encendidos y recorren el barrio cantando sus canciones.


Y justo cuatro domingos antes de que llegue la Navidad se enciende la primera vela. Comienza el Adviento.


En algunas regiones del país ya podremos encontrar los Weckmann. Unos bollos bastante ricos que tan solo se cocinan en esta época del año.


4 semanas para Navidad, el mejor momento para disfrutar este país. Todo gracias a la magia que desprenden los Mercados de Navidad que ya se encuentran abiertos en las principales plazas de las ciudades. 

La decoración navideña inunda los hogares, todo se llena de hombrecillos fumadores, cascanueces y edificios extraños que nosotros nunca hemos visto.


Llega el momento de inflarse a comer Spekulatius, lo mejor de la Navidad alemana, los Christstollen o cualquiera de los millones de dulces que podemos comprar en los supermercados. 


Por aquí no tienen turrón, pero tampoco os creáis que lo necesitan, hay millones y millones de dulces navideños
A los alemanes les encantan los dulces y en esta época del año eso se puede apreciar muy bien.

Aunque claro, son sus sabores de Navidad, a nosotros no nos gustan tanto... nuestro paladar no está acostumbrado a esas especias, texturas o sabores y algunos (bastantes) de estos dulces nos resultan demasiado raros.


Entramos en diciembre, ya hace frío, llegamos y salimos del trabajo de noche y es posible que en algunos lados ya haya nevado, pero no pasa nada, porque en este 1 de diciembre podemos abrir nuestro primer regalo del Adventskalender


Y es que tener un regalo por día alegra a cualquiera, aunque sean chocolates o pequeñas cositas.

En la noche del 5 al 6 de diciembre tendréis que limpiar vuestros zapatos a conciencia y dejarlos en la puerta. ¿Habéis sido unos niños buenos? 


Si es así Sankt Nikolaus, un obispo barbudo, os dejará unos chocolates en los zapatos.

Los precios de todo se disparan, las calles se llena de gente. Regalos y regalos. Vender y comprar.
Pero para algunos sectores es una época de calma, muchas instituciones del gobierno cierran durante estos días y la gente va menos al médico, al dentista o al fisio.

Se va acabando el año, uno más...

Ahora tan solo puedo decir que hace frío... (menos este año, en el 2015 estamos teniendo unas temperaturas inusualmente cálidas).

Llega el invierno.

Si quieres saber como son el resto de estaciones del año en Alemania pincha en los enlaces de abajo, seguro que te sorprende.
Primavera.
- Invierno.
Verano.

Un saludo!!


4 comentarios:

  1. Hola! Sin duda una estación genial, y más con estas temperaturas, por aquí no echo nada de menos la nieve!!! Te quedas en Navidad?

    Un beso enorme y feliz Navidad 🎅🎉⛄ desde ww.eintagmitpepa.com !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas Pepa!
      Yo tampoco hecho de menos la nieve, es muy bonita mientras cae, pero cuando se empieza a derretir o congelar no mola tanto...
      Me quedo hasta el domingo, pero tengo visita desde España :D ¿Tú te quedas?
      Feliz Navidad!!

      Eliminar
  2. Pues, si la cosa no cambia, tampoco vas a encontrar frío en España

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a ser una Navidad rara, demasiado para mi gusto por estas fechas, aunque tampoco me voy a quejar mucho, que cuando se pone a hacer frío en Alemania lo hace de verdad...

      Eliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...