30 de noviembre de 2015

Carta de presentación - Anschreiben

Cuando queremos optar por un trabajo hay tres cosas muy importantes que debemos de preparar a conciencia, a saber; el Currículum Vitae, una foto y una carta de presentación.
Del Curriculum ya hablamos en una ocasión, y en esta ocasión vamos a ver como hacer una carta de presentación en alemán.

Lo que haya escrito en este documento es muy importante, pues es la impresión que se va a llevar de nosotros la persona que lo lea.

La extensión debe de ser una página. En este reducido espacio debemos de presentarnos y poner todo aquello que creemos es relevante para la empresa con la que estamos contactando.

Hay dos tipos de cartas de presentación, las que se realizan para responder a un anuncio de trabajo y las que se hacen por iniciativa propia, Initiativbewerbung. Esto consiste en mandar todos estos documentos, Foto, curriculum y carta de presentación, a una empresa sin que ellos busquen a nadie, en principio, tan solo porque nos gusta lo que hacen y pensamos que podemos realizar un buen trabajo allí.

Sin importar cual sea el caso, tanto si respondemos a un anuncio como si realizamos un Initiativbewerbung, las cartas de presentación deben de ser personalizadas y siempre que sea posible deben de estar dirigidas a una persona en concreto. Cuando respondemos a un anuncio es sencillo, pues en el mismo pondrá la persona a la que debe de ir dirigida.

En los Initiativbewerbung es un poco más complicado, por eso es importante que busquemos información de la empresa, si tienen página web que nos la leamos y quizás así podamos dar con el nombre de la persona que nos interesa.

En el caso de que no consigamos un nombre se puede poner un título general, pero queda mucho peor.


Otra cosa importante es el contenido de nuestra carta, en teoría esta debe de ser única, adaptada para cada empresa y cada anuncio o iniciativa propia, pues no en todos los sitios piden lo mismo ni necesitan el mismo tipo de trabajador. El problema es que esto conlleva muchísimo trabajo, se necesita una gran cantidad de tiempo para personalizar cada carta y si lo hacemos así el número de solicitudes que mandemos al día van a ser muy pocas. Pero claro, al ser adaptadas también es posible que eso nos abra más puertas... Aquí ya es cuestión de cada uno, hay que elegir como lo hacemos. Lo suyo es hacer una carta para cada empresa, es más pesado, pero suele ser más efectivo que una genérica.

Como ya hemos dicho una carta de presentación solo puede ocupar una hoja, DIN A4. Las fuentes tipográficas que se utilizan son Arial o Times New Roman, con un tamaño de 12.

Estos documentos tienen una estructura predeterminada y siempre deben seguir el mismo patrón.

En el margen superior izquierdo pondremos nuestros datos, nombre, dirección, correo electrónico y un teléfono de contacto.
Justo debajo la dirección de a quien va dirigida la carta.
A continuación pondremos el lugar en el que nos encontramos y la fecha. Algunos colocan esta información en la parte de arriba, pegado al margen derecho y otros al margen izquierdo.

Aquí hay que tener en cuenta que en Alemania las fechas se escriben de una manera determinada. No utilizan barras ni guiones. La ciudad va delante separada con una coma y las fechas se separan con un punto.

Así pues un ejemplo sería:
* Köln, 30. November 2015
* Köln, 30.11.2015


Siempre se hace de esta manera así que es mejor no olvidarlo.


Lo siguiente es poner el asunto, Betreff. En el caso de que sea por nuestra propia iniciativa pondremos Initiativbewerbung. Si estamos respondiendo a un anuncio pondremos Bewerbung als... y nuestra profesión.

Después viene el saludo del que hemos hablado antes, Anrede.

Sería muy recomendable saber el nombre de la persona a la que va dirigida nuestra carta. El nombre del responsable de recursos humanos si es una empresa grande, el dueño si es pequeña...

Si sabemos esto las fórmulas preestablecidas son las siguientes:
* Para una mujer. Sehr geehrte Frau (y el apellido, nunca el nombre),
* Si nos dirigimos a un hombre. Sehr geehrter Herr (igualmente escribiremos solo el apellido),
* En el caso de no saber el nombre del destinatario pondremos un saludo general:
Sehr geehrte Damen und Herren,

Y en el caso de que la persona a la que nos dirigimos tenga un título también lo añadiremos a nuestro saludo:
*Sehr geehrter Herr Dr...,

Es muy importante que sepamos el género de la persona, queda muy mal confundirnos. Por eso, si tenemos dudas, pues no estamos seguros de si, por ejemplo Selcan es un nombre de mujer o de hombre, es recomendable recurrir a ese ser todopoderoso llamado Google. En el caso de no poder resolver la duda, yo pienso que es mejor poner el saludo estándar, sin género, a poner la fórmula equivocada.

Siempre se acaba con una coma y por lo tanto la siguiente frase comienza en minúscula, aun cuando esta se encuentre una fila más abajo.


En el siguiente párrafo hacemos referencia de forma breve y concisa al trabajo ofertado, diciendo de donde hemos obtenido la fuente.

Hay varias fórmulas preestablecidas que se suelen usar:
* Bezug nehmend auf Ihre Anzeige auf (donde hemos encontrado la oferta de trabajo) möchte ich mich um die Stelle als (nuestra profesión) bewerben.
* Hiermit bewerbe ich mich um die Stelle als (nuestra profesión), die Sie in (fuente) vom (fecha en la que se puso la oferta) ausgeschrieben haben.

Si hablamos de una Initiativbewerbung:
* Ich bewerbe mich um die Stelle als (nuestra profesión).


Y a continuación viene la parte complicada, tendremos que ponernos bien con el alemán y sacar todos nuestros conocimientos para poder escribir una buena carta donde expliquemos en pocos párrafos y de forma muy concisa nuestra experiencia laboral y porque somos los más adecuados para el puesto que estamos solicitando.

En el caso de responder a un anuncio es recomendable utilizar las palabras que se utilizan en el anuncio.

A los alemanes les gustan los ejemplos, y si ponemos que somos una persona trabajadora deberemos poner un ejemplo que lo demuestre. Y así con todo lo que digamos de nosotros, siempre ejemplos que abalen lo que decimos.

Hay que evitar ser pomposo, debemos ir al grano, sin explayarnos ni explicar cosas innecesarias. No tenemos que dar un gran discurso, cuanto más concretos seamos mucho mejor.

Hay que mostrar entusiasmo por conseguir el puesto e indicar los motivos por los cuales somos la persona perfecta para el puesto de trabajo que solicitamos. Obviamente todo lo que escribamos sobre nosotros debe de ser verdad.


Muchos dicen que es mejor evitar las fórmulas preestablecidas para escribir esta carta, pues puede dar la impresión de no estar personalizada. Si nuestros conocimientos de alemán son muy altos es posible que podamos escribir una carta de presentación buena sin usarlos. En caso contrario yo no veo mal que se utilizen.

Algunos ejemplos que quizas puedan serviros de ayuda:
* Die Stelle ist für mich von großem Interesse, weil...
* Meine beruflichen Qualifikationen entsprechen den Anforderungen Ihres Unternehmens.
* Auch in stressigen Situationen vernachlässige ich nicht Sorgfalt und Genauigkeit. Daher wäre ich besonders geeignet für die Anforderungen als...
* Wie Sie meinem beigefügten Lebenslauf entnehmen können, entsprechen meine Erfahrung und meine Qualifikationen den Anforderungen dieser Position.
* Ich verfüge über sehr gute Kenntnisse in...
* Ich besitze solide Grundkenntnisse in...


Estos son tan solo unos pocos ejemplos, si queréis más ideas siempre podéis recurrir a google.


Estaría muy bien si pudieseis poner a partir de cuando podéis empezar en el nuevo trabajo, y si es en cualquier momento recalcadlo:
Mit der Arbeit bei der neuen Stelle könnte ich ab sofort beginnen.


Después escribiremos unas conclusiones donde diremos que estamos muy interesados en poder realizar una entrevista con ellos:
* Über Ihre baldige Antwort würde ich mich sehr freuen.
* Ich würde mich freuen, wenn Sie meine Bewerbung berücksichtigen würden, um bitte um einen Gesprächstermin.
* Ich würde mich Ihnen gerne im einem persönlichen Gespräch vorstellen.
* Bei Fragen stehe ich Ihnen gerne zur Verfügung.
* Über die Einladung zu einem Vorstellungsgespräch würde ich mich freuen.


Luego nos despedimos. En Alemania siempre se utiliza la misma fórmula:

Mit freundlichen Grüßen,

Y debajo nuestro nombre y la firma. Sí, es muy recomendable que la carta esté firmada. Así que si vais a mandarla por correo deberéis de escanear vuestra firma.


Para finalizar pondremos los archivos que añadimos con esta carta de presentación. Por lo general será el Curriculum (Lebenslauf) y las notas de la carrera (Zeugniss). Si hemos tenido que convalidar el título (Anerkennung) y ya lo tenemos hecho también lo enviaremos. En el caso de que tengamos una carta de recomendación (Empfehlungsschreiben), en alemán, de un trabajo anterior también la meteremo, siempre que estas sean buenas.

Anlage:
Lebenslauf, Zeugniss und Empfehlungsschreiben.



En principio, una vez que tengamos todo esto escrito la carta de presentación estaría terminada. Ahora bien, ¿cómo de bien está escrita? ¿tiene muchas faltas?

Personalmente nunca he mandado una carta de presentación sin que antes un alemán la haya corregido y puesto bonita.

Nunca quise que me la escribiesen, pues siento que de esa manera miento a quien lo lee, ya que mi alemán no es como el que se muestra, pero una ayuda nunca está demás. Un dativo por aquí, un acusativo por allí, cambio de orden de algunas palabras, una formulación más correcta... con todo podemos aprender.

Y ya solo falta esperar a que la respuesta sea positiva.


Cuando mis compañeros de piso y yo buscamos trabajo nos llegaban muchos Zukunfts.
Ich wünsche Ihnen alles Gute für die Zukunft.
O algo parecido, y siempre venía precedido por un diplomático, no nos interesas.
Espero que a vosotros no os lleguen muccos Zukunfts y que encontréis trabajo pronto.


¿Os ha servido la información? ¿Creéis que hay algo que debería de añadir y/o modificar?

Soy toda oídos, nunca está de más mejorar en este tema.

________

Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.

Un saludo!!



27 de noviembre de 2015

Marlene Dietrich


Maria Magdalena Dietrich más conocida como Marlene Dietrich nació el 27 de diciembre de 1901 en Berlín, Alemania. Murió el 6 de mayo de 1992 en París, Francia.

Fue una cantante y actriz alemana. Bueno, no una, fue La cantante y actriz alemana.

Marlene Dietrich fue la hija de un teniente de policía que murió cuando ella tenía siete años de edad. Tras lo cual su madre la educó de forma muy estricta. Durante su niñez tuvo varias institutrices que le enseñaron entre otras cosas francés y a tocas varios instrumentos, como el piano o el violín, con el cual era bastante buena.

Tenía un talento innato para la música y las artes escénicas y desde temprana edad recibió clases de teatro.

En sus años de juventud le gustaba frecuentar los cabarets de Berlín, muy famosos en los años 20. Se dice que siempre iba vestida con traje y pajarita. En esta época también frecuentaba clubes lésbicos, Marlene era bisexual, y nunca tuvo la necesidad de ocultarlo. De hecho con 22 años se casó con el ayudante de dirección del teatro en el que trabajaba, Rudolf Sieber, pero la fidelidad no iba con ella, y pocas semanas después del matrimonio comenzó una relación con su compañera de reparto.

Estuvo trabajando por un tiempo en obras de teatro que tuvieron poca repercusión, pero en una de estas representaciones, en la obra Dos Corbatas, un espectador se fijó en ella. Era el director de cine Josef von Sternberg que buscaba a la protagonista para su siguiente película.

Con la película El Ángel Azul comenzó la gran relación entre Marlene Dietrich y su descubridor. Una relación profesional llena de éxitos pero un tanto tormentosa en lo personal, pues si, durante muchos años fueron amantes.

La fama de Marlene llegó a tal punto que se la llegó a comparar con Greta Garbo, algunos decían de ella que era la "nueva Garbo". Todas sus películas eran un éxito, pero siempre hay detractores y muchos decían de ella que carecía de expresión. En la película Arizona cerró la polémica, cambió de registro y dio un giro a su interpretación.


Luego le siguió Siete pecados, en la que compartió protagonismo con John Wayne, con el que se dice mantuvo durante unos años algún que otro encuentro amoroso.

A pesar de todos los amantes que tuvo a lo largo de su vida, el matrimonio con su marido se mantuvo durante todo este tiempo, con el que llegó a tener a su única hija, María.

Cuando Hitler llegó al poder en Alemania hacía ya muchos años que Marlene y su familia vivían en los Estados Unidos, de hecho consiguió la nacionalidad estadounidense. El dictador le mandó más de una oferta de volver a su país de origen. Pero ella siempre rechazó todas sus propuestas, estaba absolutamente en contra de todo aquello relacionado con el nazismo. Esta negativa no gustó nada en Alemania, pero aún así ella decidió ir al frente, junto al ejército Aliado y ofrecer espectáculos ambulantes para los soldados. Todo esto creó una alta animaversión con sus compatriotas.

La Segunda Guerra Mundial terminó y Marlene volvió a la gran pantalla aunque sus películas no tuvieron el éxito esperado, Pánico en la escena (1950) dirigida por Alfred Hitchcock, Testigo de cargo (1957) de Billy Wilder y Sed de mal (1958) del director Orson Wells son sus trabajos más conocidos de estos años.

Y luego llegó el inicio del fin. Durante toda su carrera profesional el aspecto físico la tenía completamente obsesionada. En las películas en blanco y negro las imperfecciones eran más fáciles de camuflar, pero llegó el cine a color, y los trucos que antes daban resultado ya no funcionaban.

Se rumorea que en una ocasión le dijo a un fotógrafo que ya no hacía fotos como antes. A lo que el hombre, muy diplomático él, respondió, "Marlene, es que soy catorce años más viejo".

Dejó casi de lado la gran pantalla para cantar en Las Vegas. No lo hacía mal, pero tampoco fue algo muy a destacar. De todas formas le dio para sobrevivir durante un tiempo pues a la gente siempre le gustaba ver en directo una de esas caras tan conocidas por todos.

El paso del tiempo hizo mella en ella. Pero se negó a aceptarlo y se realizó alguna que otra operación.

Su última película fue Just A Gigolo (1979) en la que compartió rodaje con David Bowie.


Tras esto se recluyó en su apartamento de París, evitaba a toda costa a los fotógrafos y le dio bien a la bebida.
Y ahí fue donde murió, en 1992, con 91 años.
Fue enterrada en Berlín, sin ningún tipo de resentimiento por los alemanes.


Hace unos años, tras su muerte, su hija María publicó unas memorias sobre su madre en las que cuenta su punto de vista sobre la actriz. Según ella nunca tuvo una madre, tuvo una Reina. Marlene lo sabía y ella lo sabía. También declara que su madre nunca supo amar, le gustaba jugar con la seducción, pero nunca pudo entregarse a nadie por completo.


Muchos la tachan de promiscua, de femm fatale y arrogante. Una Diva.

Pero quien sabe, pocos quedan con vida para dar testimonio y ella ya no va a poder defenderse de las acusaciones.

En su carrera cinematográfica si que fue una estrella, se la considera una de las mejores actrices de todos los tiempos, aunque personalmente no puedo opinar mucho al respecto, pues nunca he visto una de sus películas... el cine en blanco y negro puede conmigo.

Aún así me parece una señora. Supo vivir su vida tal cual a ella le parecía y no se dejó amedrentar por nadie, Hitler incluido. Por desgracia ella misma fue su peor enemigo.


¿Qué opináis de Marlene Dietrich? ¿Habíais oído hablar ya de ella? ¿Qué os parecen sus películas?

________

Si quieres conocer más famosos que nacieron en Alemania no dudes en pasarte por esta página: Celebridades alemanas.

Un saludo!!


25 de noviembre de 2015

Blancanieves - Schneewittchen

Erase una vez, en mitad del invierno cuando los copos de nieve caían del cielo como si de plumas se tratasen, una reina cosía al lado de una ventana de ébano negro.

Cosía y a la vez miraba como los copos caían del cielo. En una ocasión se clavó la aguja en el dedo y tres gotas de sangre cayeron a la nieve.

El contraste del rojo sobre la blanca nieve le gusto mucho y deseó tener un hijo tan blanco como la nieve, tan rojo como la sangre y con el pelo tan negro como el ébano.

Poco tiempo después tuvo una hijita tan blanca como la nieve, tan roja la sangre y con el pelo tan negro como el ébano. Y por eso fue llamada Blancanieves. Pero cuando el bebé nació, la reina murió.

Un año más tarde el rey se desposó otra vez. Era una mujer muy hermosa, pero era tan orgullosa y arrogante que no podía tolerar que su belleza fuese igualada por nadie. Tenía un espejo mágico y cuando se ponía delante de él, mirándose, le preguntaba:

Espejito, espejito en la pared,
¿quién es la más bella del reino?

Y el espejo respondía:
Reina, vos sois la más bella del reino.

La reina se quedaba satisfecha pues sabía que el espejo siempre decía la verdad.

Pero Blancanieves creció y fue haciéndose cada vez más hermosa. Cuando cumplió los siete años era más bonita que la luz del día y más hermosa que la propia reina.

Cuando en esa ocasión la reina le preguntó al espejo:

Espejito, espejito en la pared,
¿quién es la más bella del reino?

El espejo respondió:
Reina, vos sois la más bella de esta habitación,
pero Blancanieves es mil veces más hermosa que vos.

La reina se asustó mucho y se puso verde y amarilla de envidia. Y desde ese momento, cada vez que veía a Blancanieves le daba un vuelco el corazón, odiaba a esa niña.
La envidia y la arrogancia fueron creciendo tanto en la reina que ni durante la noche encontraba la paz.
Entonces llamó a un cazador:
— Llévate a la niña fuera, al bosque, no quiero volver a tenerla delante de mis ojos. Allí la mataras y me traerás sus pulmones y su hígado como prueba.
El cazador obedeció la orden y se llevó a la niña al bosque, pero cuando sacó su cuchillo de caza para atravesar el inocente corazón de Blancanieves la niña se puso a llorar y le dijo:
— Mi querido cazador, perdóname la vida. Viviré en el bosque y no volveré nunca al castillo.
Y como era tan bella al cazador le dio pena.
— Que así sea, mi pobre niña.

Los animales salvajes te comerán pronto, pensó el cazador. Pero aún así, el no tener que matarla le alivió un tremendo peso en el corazón.
En ese momento pasó un jabato por su lado, así que lo mató y tomó sus pulmones y el hígado como prueba para la reina. El cocinero los coció en sal y la malvada mujer se los comió con gusto, pues pensaba que pertenecían a Blancanieves.
La pobre niña estaba completamente sola en el gran bosque, y tenía tanto miedo que creía que todas las hojas y árboles la miraban. Comenzó a correr y correr, pasó por encima de piedras puntiagudas y a través de espinos. Los animales salvajes se acercaban a ella pero nunca le hacían nada.
Anduvo hasta que los pies le dolían tanto que no podía seguir avanzando. Al caer la noche vio una pequeña casita y entró para resguardarse.

En la casa todo era pequeño, pero tan fino y limpio que no había nada que reprochar.
Había una pequeña mesita con siete platitos. Al lado de cada platito había una pequeña cuchara. Además de siete cuchillitos, y siete tenedores pequeñitos, además de siete vasitos.
Pegadas a la pared había siete camitas puestas una al lado de la otra, cubiertas con sabanas blancas como la nieve.

Como Blancanieves tenía tanta hambre y estaba tan sedienta comió de cada platito un poco de verdura y de pan, y de cada vasito bebió una gota de vino, pues no quiso vaciar un plato entero.
Después se sintió muy cansada y se tumbó en una camita, pero ninguna le iba bien, una era muy larga, la otra muy corta. Pero al final la número siete fue perfecta y allí se quedó dormida.

Al caer la noche los dueños de la casita llegaron. Eran siete enanos que venían de las minas en la montaña en busca de bronce. Encendieron las siete lucecitas y cuando pudieron ver con más claridad nada estaba como ellos lo habían dejado y se dieron cuenta de que alguien había estado allí.

El primero dijo: ¿Quién se ha sentado en mi sillita?
El segundo: ¿Quién ha comido de mi platito?
El tercero: ¿Quién ha cogido un trozo de mi panecito?
El cuarto: ¿Quién ha comido de mi verdurita?
El quinto: ¿Quién ha utilizado mi tenedorcito?
El sexto: ¿Quién ha cortado con mi cuchillito?
El séptimo: ¿Quién ha bebido de mi copita?
El primero echó un vistazo a su alrededor y vio una pequeña arruga en su cama y dijo: ¿Quién se ha acostado en mi camita?

El resto fueron a sus camas y gritaron: ¡En la mía también se ha acostado alguien!
El séptimo llegó a su cama y vio que Blancanieves estaba allí tumbada y dormía. Llamó a los otros que gritaron de sorpresa al ver a la niña.

— ¡Oh Dios mío! ¡Oh Dios mío! - gritaron todos - ¡Qué niña más bonita!

Los enanitos se alegraron de que sus gritos no hubiesen despertado a la niña y la dejaron dormir. Luego se acostaron en sus camitas, y el séptimo durmió una hora con cada uno.


A la mañana siguiente Blancanieves se despertó y se llevó un buen susto cuando vio a los enanitos.
Pero ellos fueron muy amables y le preguntaron:
— ¿Cómo te llamas?
— Me llamo Blancanieves.
— ¿Cómo has llegado a nuestra casa?

Y así, Blancanieves les contó a los enanitos que su madrastra quería matarla, pero que el cazador se apiadó de ella y así anduvo durante todo el día hasta que finalmente encontró la casita.

— Si te quieres quedar en nuestra casa tendrás que hacer las tareas domésticas, cocinar, hacer las camas, lavar, coser y tejer. Tendrás que tenerlo todo en orden y limpio. Si lo haces podrás permanecer aquí y no te faltará de nada.

Blancanieves prometió que lo haría y así se quedó con los enanitos.
Mantuvo la casa en orden: por las mañanas los enanos se levantaban, iban a la montaña en busca de bronce y oro y por la noche regresaba. Para ese entonces la comida debía de estar preparada.
Durante el día la niña estaba sola y los buenos enanitos la advirtieron: Guárdate de la madrastra, no tardará mucho en saber que estás aquí. No dejes entrar a nadie.

La reina, creía que se había comido los pulmones y el hígado de Blancanieves y tan solo pensaba en volver a ser la más bella, así que se puso delante del espejo:

 Espejito, espejito en la pared,
¿quién es la más bella del reino?

El espejo respondió:
Reina, vos sois la más bella aquí,
pero Blancanieves, en las montañas
con los siete enanitos
es mil veces más hermosa que tú.

La reina se asustó, pues sabía que el espejo siempre decía la verdad. El cazador la había engañado y Blancanieves aún seguía con vida.
Y así pensó y pensó en algo nuevo con lo que poder matarla, pues mientras no fuese la más bella del reino la envidia no la dejaría en paz.
Cuando finalmente dio con un plan se maquilló la cara y se vistió como una vieja vendedora ambulante, estaba completamente irreconocible.

De esta manera anduvo sobre las siete colinas hasta llegar a la casa de los siete enanitos donde llamó a la puerta:
— ¡Vendo buena mercancía! ¡Buena mercancía!
Blancanieves salió por la ventana.
— Buenos días buena mujer, ¿qué es lo que vende?
— Buena mercancía, muy bonita, cordones de todos los colores - la reina sacó alguno de ellos, era muy coloridos, de seda, y flotaban en el aire.
A esta buena señora la puedo dejar pasar, pensó Blancanieves. Así que abrió la puerta y le compró los bonitos cordones.
— Niña, ¡pero mira como luces! - dijo la señora - ven aquí, que te voy a poner un nuevo lazo.
Blancanieves no tenía miedo, así que se acercó a la señora y dejó que le colocase un lazo nuevo. Pero el cordón se apretó rápida y fuertemente contra su cuello, haciéndole imposible respirar. Así la niña cayó al suelo muerta.
— Dejaste de ser la más bella - dijo la reina, y con rapidez salió de la casa.


No mucho tiempo después, al caer la tarde, los siete enanitos llegaron a casa. Estos se asustaron mucho cuando vieron a su hermosa Blancanieves tirada en el suelo, sin moverse, como si estuviese muerta.

Al levantarla vieron que el lazo estaba muy apretado, cuando lo cortaron la niña comenzó a respirar un poco. Cada vez respiraba mejor hasta que volvió a la vida.

Cuando los enanos escucharon la historia le dijeron a Blancanieves:
— Esa vieja vendedora no era otra más que la reina. Guárdate y no dejas a nadie entrar cuando nosotros no estemos aquí.

Cuando la malvada mujer llegó a casa se puso delante del espejo y preguntó:
Espejito, espejito en la pared,
¿quién es la más bella del reino?

El espejo respondió:
Reina, vos sois la más hermosa aquí,
pero Blancanieves, en las montañas
con los siete enanitos
es mil veces más hermosa que tú.

Cuando la reina escuchó al espejo se quedó paralizada. Blancanieves estaba de nuevo viva.
— Muy bien, esta vez haré algo de lo no podrás librarte - y con sus conocimientos de brujería creó un peine envenenado.
Luego se vistió como una anciana mujer y anduvo sobre las siete colinas hasta la casa de los siete enanitos. Allí llamó a la puerta y gritó.
— ¡Vendo buena mercancía! ¡Buena mercancía!
Blancanieves miró hacia fuera y respondió:
— Sigue andando, no puedo dejar entrar a nadie.
— Pero mirar si que te está permitido, ¿verdad? - luego sacó el peine envenenado y lo sostuvo en el aire. A la niña le gustó tanto que se dejó engañar y abrió la puerta.
— Mira que pelos llevas, déjame que te peine.
La pobre Blancanieves se dejó peinar, y en cuanto el peine tocó el pelo el veneno pasó al cuerpo de la niña, que cayó al suelo desmayada.
— Tú belleza se ha acabado todo - dijo la malvada mujer y salió rápidamente de la casa.

Por suerte la noche cayó pronto y los siete enanitos llegaron a la casa. Cuando la vieron tirada en el suelo, como si estuviese muerta, pensaron enseguida en la madrastra, así que se pusieron a buscar hasta que encontraron el peine envenenado. Al quitarlo Blancanieves volvió a la vida y les contó lo que había ocurrido. Luego le volvieron a advertir "permanece en la casa y no le abras la puerta a nadie".

La reina se puso delante del espejo y preguntó:
Espejito, espejito en la pared,
¿quién es la más bella del reino?

El espejo respondió:
Reina, vos sois la más hermosa aquí,
pero Blancanieves, en las montañas
con los siete enanitos
es mil veces más hermosa que tú.

Cuando escuchó esto la madrastra hirvió de rabia.
— ¡Blancanieves tiene que morir! Aunque me cueste mi propia vida.

Así que se fue a una cámara a la cual nadie se atrevía a ir e hizo un veneno, una manzana envenenada. Por fuera era muy hermosa, blanca y roja. Y tan solo con verla daban unas tremendas ganas de comerla. Pero el que comiese un solo bocado moriría.
Cuando la manzana estuvo lista la madrastra volvió a disfrazarse, estaba vez lo hizo como la esposa de un granjero y así emprendió camino, anduvo por las siete colinas hasta la casa de los siete enanitos.

Cuando llamó a la puerta Blancanieves sacó la cabeza por la ventana y dijo:
— No puedo abrirle la puerta a nadie, los siete enanitos me lo han prohibido.
— No pasa nada - dijo la campesina - mis manzanas se van a poner mal y me gustaría regalarte una.
— No, no puedo coger nada.
— ¿Te da miedo de que esté envenenada? Mira, vamos a hacer una cosa. Voy a cortar la manzana en dos trozos. El trozo rojo te los comes tú y el blanco me lo comeré yo.
La manzana estaba tan bien hecha que el veneno tan solo estaba en el trozo rojo.
Blancanieves miró con ansia la manzana y al ver como la campesina se comía su trozo sin que nada ocurriese alargó la mano y se llevó a la boca el trozo de manzana envenenada. Pero en cuanto le dio el primer bocado cayó al suelo, muerta.

La reina miró el cuerpo de la niña con una mirada horrible pero satisfecha. Luego se puso a reír descontroladamente.
—Blanca como la nieve, roja como la sangre y negro como la madera de ébano. ¡Ésta vez los enanos no podrán volver a despertarte!
Y cuando llegó a casa se puso delante del espejo y preguntó:
— Espejito, espejito en la pared,
¿quién es la más bella del reino?
Y al final el espejo respondió:
— Reina, vos sois la más bella del reino.

Y así su envidioso corazón quedó en paz, tan tranquilo como un corazón envidioso pueda estarlo.
Cuando los enanitos llegaron por la noche a casa se encontraron a Blancanieves en el suelo. No respiraba, estaba muerta. Buscaron algún veneno, desataron todos los lazos, le peinaron el pelo, la lavaron con agua y vino, pero nada ayudó. Su querida niña estaba muerta y seguiría muerta.
La pusieron sobre una camilla y los siete se sentaron a su alrededor. Durante tres días lloraron por ella y al cuarto quisieron enterrarla, pero parecía tan fresca como si aún estuviese viva, aún tenía las mejillas rojas.

— No podemos enterrarla en la negra tierra - dijeron los enanitos.
Así que hicieron un féretro de cristal por el cual podían ver a la niña desde todos lados. Luego escribieron su nombre con letras de oro, así como que era la hija de un rey. Luego subieron el féretro a la montaña y cada enanito montó guardia al lado del cuerpo.
Los animales fueron llegando y llorando por Blancanieves. Primero lo hizo una lechuza, luego un cuervo y por último una palomita.

Blancanieves se quedó allí durante mucho mucho tiempo, en el féretro de cristal, sin descomponerse. De hecho, parecía que tan solo estaba durmiendo. Seguía siendo tan blanca como la nieve, tan roja como la sangre y tenía un pelo tan negro como la madera de ébano.
Un día ocurrió. El hijo de un príncipe se adentró en el bosque y llegó a la casa de los enanitos, donde quería pasar la noche. En la montaña vio el féretro de cristal donde se encontraba la hermosa Blancanieves, al acercarse vio lo que ponía en las letras de oro.

Así que le preguntó a los enanos:
— Dadme ese féretro. A cambio os daré lo que queráis.
— No, ni por todo el oro del mundo.
— Pues regaládmelo, sino puedo ver a Blancanieves moriré. La honraré y estimaré como a lo que más quiero en el mundo.

Al oírlo hablar de esa manera los enanitos sintieron lástima por él y le dieron el féretro. El hijo del rey hizo que sus servidores lo llevaran en hombros.


Pero sucedió que los sirvientes se tropezaron con un arbusto y del bamboleo el trozo de manzana envenenada salió de la garganta de Blancanieves y la niña volvió a la vida.
Luego se levantó:
— ¿Dónde estoy?
El hijo del rey respondió con gran dicha:
— Estás conmigo.
Luego le contó lo que había ocurrido.
— Te quiero más que a nada en este mundo. Ven conmigo al castillo de mi padre, tienes que ser mi esposa.
A Blancanieves le cayó bien y se fue con él. La boda fue magnífica.
La malvada madrastra también fue invitada a la fiesta. Y cuando se vistió con su hermoso vestido se puso delante del espejo:
— Espejito, espejito en la pared,
¿quién es la más bella del reino?
El espejo respondió:
— Reina, vos sois la más bella aquí,
pero la joven reina es mil veces más bella que vos.

La malvada mujer lanzó un juramento, y tuvo tanto miedo que no sabía que más podía hacer. No quería ir a la boda, pero no tendría descanso hasta que no viese a la joven reina.
En cuanto llegó reconoció a Blancanieves, el miedo y la angustia que sintió en ese momento la dejaron clavada en el sitio. Delante de ella colocaron unos zapatos de hierro sobre carbones encendidos. La obligaron a meter los pies dentro de los zapatos y bailar sin parar hasta que muriese.





Y este es el cuento original de Blancanieves...
De los hermanos Grimm siempre me espero algo macabro, pero la verdad es que no sé que es lo que más me ha espantado de este cuento, que Blancanieves tuviese siete años cuando le pasa todo esto, lo tonta que es la pobre niña o el sádico final de la malvada madrastra.

Además este párrafo me llegó mucho:
" Si te quieres quedar en nuestra casa tendrás que hacer las tareas domésticas, cocinar, hacer las camas, lavar, coser y tejer. Tendrás que tenerlo todo en orden y limpio. Si lo haces podrás permanecer aquí y no te faltará de nada."
Por que eso es lo que hacían las mujeres en aquella época, ¿no?

En general me ha parecido un cuento lleno de idioteces. El gran machismo que se demuestra, que se le dé tantísima importancia a la belleza. Que Blancanieves tenga tan poca cabeza... no termina de entender eso de no dejar entrar a nadie... y además ¿cuántas vidas tiene? Que se case con el príncipe, cuando recordemos tiene siete años, solo porque le cae bien... ¿quizás por eso, porque tiene siete años se casa con él? ¿cuántos años tiene el príncipe? Y la horrible muerte de la madrastra... ¿de verdad era necesario hacerlo así?

Viendo el cuento original no me extraña nada que Disney lo edulcorase tantísimo.
Aunque en realidad tampoco le encuentro una moraleja... tan solo me ha parecido un cuento horroroso. En este caso, y muy a mi pesar, me quedo con la versión modificada de mi niñez.

¿Qué os ha parecido a vosotros?

Blancanieves - Schneewittchen, es el cuento número 53 del libro "Cuentos de la infancia y del hogar" escrito por los hermanos Grimm.
________

Extraño, ¿verdad? No recordabas el cuento así, la versión que a ti te contaban cuando eras pequeño no se parece mucho a esto que acabas de leer... Pero he aquí, el cuento original escrito por los hermanos Grimm. Y lo mejor de todo es que este no es el único raro, la gran mayoría de las historias que conocemos son diferentes a los originales.

¿Quieres leer los cuentos originales de los hermanos Grimm? Pincha aquí, toma asiento y déjate sorprender.

Un saludo!!





23 de noviembre de 2015

Alemanes y mantequilla

Es curioso que con lo cerca que se encuentran España y Alemania tengamos algunas veces costumbres culinarias tan diferentes.

Ya os hablé de lo apasionados que son los alemanes del agua con gas, o del zumo con agua. En esta ocasión dejadme que os hable del cariño extremo que le profesan los teutones a la mantequilla.


La utilizan para todo, por ver, he llegado a ser testigo de como una chica freía las patatas, para una tortilla, con mantequilla...

Por mi trabajo algunas veces tengo que hacer visitas a domicilio, y tengo una paciente a la que de vez en cuando le doy masajes en la espalda. Hace unas semanas se rompió el frasco de aceite de masajes y desde entonces siempre me da otro aceite diferente. Pero no es un aceite normal, no, es aceite de oliva virgen extra, español, de esos casi verdes. Que le habrá costado el frasco 30€.
Como nunca lo utiliza para cocinar es lo que utilizamos para los masajes... porque donde va a parar, cocinar con mantequilla es mucho mejor.
Aceite de oliva virgen extra para dar masajes... la primera vez que me lo dio sentí como mis orígenes españoles luchaban para evitar tamaño sacrilegio...
Eso si, a este paso se me van a quedar unas manos divinas.

Y este extremismo llega hasta tal punto de echarle mantequilla a los bocadillos, bueno, los Brötzchen, que no es lo mismo que bocata pero es lo más parecido. Les he visto embadurnar el pan y luego echarle unos trozos de tomate, jamón york, queso e incluso nutella... mantequilla con nutella... Creo que en este mundo existen pocas cosas que sean más empalagosas que esa mezcla.

Bueno, pues esto no es lo peor, la combinación que me mató ocurrió en mi casa. Invitamos a un amigo alemán y sacamos algunas cosas españolas. En principio todo iba bien, echó mantequilla en el pan, como era de esperar, y luego, sin pensárselo, le untó encima paté, pero no uno cualquiera, no, ¡paté La Piara! Del de verdad, traído de España... Casi me da un chungo allí mismo. Creo que nunca he visto a nadie cometer una mayor profanación culinaria.

Aunque creo que no puedo hablar aún mucho, pues nunca he juntado a un alemán, mantequilla, pan y jamón serrano en una misma habitación... seguro que eso también lo sacrilegian...

Aquellos que convivís con alemanes ¿habéis sido testigos alguna vez de una de estas mezclas raras made in Deutschland? ¿Cuál es la mezcla que más os ha extrañado/dolido?

________

¿Curioso? ¿Interesante? ¿Descabellado? Los alemanes nunca van a dejar de sorprendernos, siempre habrá algo nuevo que descubrir. Si quieres conocer más "alemanadas", esas costumbres de los alemanes que nos resultan curiosas, échale un vistazo a esta página.

Un saludo!!


20 de noviembre de 2015

Nürnberg


Núremberg es una ciudad perteneciente al estado federado de Baviera. Se encuentra a orillas del río Pegnitz, que separa el casco antiguo de la ciudad en dos partes.
Múnich está a unos 170km y Berlín a 440. La República Checa es el país más cercano, y su frontera se encuentra a unos 130km.
Con casi 500.000 habitantes ocupa el puesto número 14 en la lista de las ciudades más pobladas del país. Siendo la segunda ciudad más grande de su Bundesland por detrás de München.

No se sabe con exactitud cuando fue la fundación de la ciudad. El documento más antiguo donde aparece este nombre, Nourenberc (monte rocoso) por aquella época, data de 1050.

El emperador Federico II le concedió el título de Ciudad libre en el año 1219.
Durante los siglos XV y XVI Núremberg llegó a su auge. Los comerciantes de la ciudad tenían el monopolio con el mercado de Oriente y los talleres artísticos alcanzaron una gran fama en todo el país. El pintor Michael Wohlgemut así como su discípulo Albrecht Dürer son de ésta época.

Con el Descubrimiento de América la forma de comerciar cambio, y esto no le sentó nada bien a la ciudad, que comenzó a decaer. Esta decadencia se vio agravada por la Guerra de los Treinta Años.

Hasta que en el siglo XIX la industria moderna llegó a Núremberg y con ella la construcción de la primera vía ferroviaria del país, que unía la ciudad con Fürth.

Durante el mandato de Hitler, Núremberg fue una de las ciudades más importantes de su gobierno, ya que este la hizo sede de sus congresos. En 1935 se promulgó aquí la primera ley contra los judíos.

Al ser un punto importante para el Tercer Reich fue un frecuente objetivo de bombardeo por parte de los aviones enemigos y al finalizar la guerra poco quedó en pie.

Y de nuevo, por esta importancia que tuvo para Hitler y sus seguidores, fue aquí donde se juzgaron a los jefes nazis que el ejército Aliado había conseguido capturar.

Una vez que todo se hubo calmado la ciudad fue reconstruida desde los cimientos. Siguiendo los planos que se iban encontrando volvieron a construir todo como antes estaba. En la actualidad da la sensación de que la ciudad quedó intacta durante la Segunda Guerra Mundial.

El río Pegnitz divide el casco antiguo de la ciudad en dos barrios, el barrio de San Lorenzo y el barrio de San Sebaldo. Antiguamente esta división no solo era geográfica, sino también social. En el barrio de San Lorenzo vivían los artesanos y en el de San Sebaldo, donde se encuentra el castillo, era donde residían los nobles de la ciudad.

Lo que primero nos llama la atención al llegar al casco antiguo de Núrenberg son sus imponentes murallas. Rodean por completo la ciudad antigua, y fueron construidas entre los siglos XIV y XV. Tienen un perímetro de 5km, constan de 80 torres y 4 puertas ubicadas en cada punto cardinal. La muralla original también tenía un foso exterior, pero actualmente este fue clausurado para poder construir las avenidas que rodean el casco antiguo.


Merece la pena darse una vuelta por las murallas, tanto por dentro de las mismas como por fuera.


Iglesia de San Sebaldo - St Sebald

Fue construida entre los años 1230 y 1273, en un estilo románico tardío, pero a finales del siglo XIV fue reconstruida.



Hauptmarkt - Plaza Mayor.

Es la plaza más importante de la ciudad. No se conserva mucho de su aspecto original, pues los bombardeos de la IIGM la dejaron en escombros.

Pero hay dos construcciones que han sido reconstruidas.

Schöner Brunnen - Fuente Bonita

Esta fuente tiene un aspecto un tanto peculiar. Fue construida entre los años 1385 y 1396, pero a lo largo del tiempo fue restaurada en multitud de ocasiones.


Durante la Segunda Guerra Mundial esta fuente fue cubierta por un manto de hormigón y gracias a eso se mantuvo intacta.

Iglesia de Nuestra Señora - Frauenkirche

Fue mandada construir entre los años 1352 y 1358 por el emperador Carlos IV. Es de estilo gótico y se encuentra en el lugar que anteriormente ocupaba una sinagoga.



Kaiserburg


Esta fortaleza del siglo XI es la atracción turística más visitada de Núremberg.

Se encuentra situada en la cima de la ciudad y desde sus muros podemos contemplar una impresionante panorámica.






Casa de Durero - Dürerhaus

Esta casa fue construida en 1420, y ocupada por el pintor Alberto Durero desde 1509 hasta 1528, cuando murió.

En la actualidad es un museo donde se muestran algunas de sus obras.



Ayuntamiento - Rathaus

Este imponente edificio fue construido en la primera mitad del siglo XIV. Su aspecto original no es como el que ahora vemos, en 1515 fue reconstruido por Hans Beheim.



Hospital del Espíritu Santo - Heilig-Geist-Spital

Este hospital fue fundado en el año 1331. Sus intalaciones fueron ampliadas entre los años 1488 y 1527. Tras la Segunda Guerra Mundial tuvo que ser reconstruido casi por completo.

En la actualidad es una residencia de ancianos.


Weinstadel

Este edificio, el de la izquierda, fue construido entre los años 1446 y 1448. Su uso inicial fue como hospital para enfermos con lepra. A finales del siglo XVI ya no quedaba gente con lepra, así que fue reutilizado como hospital para enfermos crónicos.


En el siglo XVII pasó a ser una bodega y en la actualidad es una residencia de estudiantes.

A la derecha del Weinstadel se encuentra la Wasserturm, torre del agua, construida con fines defensivos y que posteriormente pasó a ser una prisión.


Puente del verdugo - Henkersteg

Fue construido en 1457 por los habitantes de la ciudad como acceso a la pequeña isla que forma el Pegnitz, donde se encuentra el Trödelmarkt.


El peculiar nombre de este puente se debe a que en uno de sus inicios se encuentra la torre en la que habitaba el verdugo de la ciudad.


Iglesia de San Lorenzo - St. Lorenz Kirche

Es una iglesia de estilo gótico, la más importante de la ciudad, así como la más grande. Fue construida en varias fases, se comenzó en el siglo XII y no se acabó hasta el XV.



Calle de los derechos humanos - Strasse der menschenrechte

Se encuentra en la Kartäusergasse, al lado del Museo Nacional alemán, Germanisches Nationalmuseum. Esta obra consta de 30 columnas colocadas una detrás de otra con los 30 artículos de la Declaración de los derechos humanos escrita en 30 idiomas diferentes, algunos de ellos poco comunes, como puedan ser el jiddisch o el quechua. Su autor es el artista israelí Dani Karavan.



Nassauer Haus

No se sabe con exactitud cuando se construyó esta torre ni quien la hizo. Pero siempre ha sido utilizada como residencia.



Patio de los Artesanos - Handwerkerhof

En la esquina inferior derecha de la ciudad antigua, pegado a la muralla encontramos este pintoresco barrio.



Eran las residencias de los artesanos, los cuales no podían permitirse casas de piedra, por lo que diseñaron sus viviendas en el estilo más barato de la época. Lo que en la actualidad se denomina como Fachwerkhaus.









Escultura "Carrusel del matrimonio" - Ehekarussell


Esta fuente fue construida entre los años 1977 y 1981 por el arquitecto de fuentes Hans-Sachs-Brunnen.

Con seis esculturas se representan las etapas por las que pasa todo matrimonio. Desde la pasión inicial, el amor, las dispuestas maritales y la muerte.






Como bien podréis imaginar esta fuente no ha estado exenta de problemas, pero aún así, y aunque no a todos les guste, aún se mantiene.


Campos del partido - Reichsparteitagsgelände

Como ya hemos visto anteriormente Nurenberg tuvo una gran importancia durante la época del Tercer Reich. Hitler quiso hacer de la ciudad la base de su régimen y para eso comenzó a construir un complejo urbanístico enorme que pudiese dar cabida a una gran multitud de personas.

Los edificios más conocidos son el Campo Zeppelín:




Y el Kongresshalle



Playmobil Fun Park

Como su nombre indica, este parque temático está dedicado al mundo de Playmobil, pero no son los muñequitos de toda la vida, no. Aquí todo lo que nos vamos a encontrar es a tamaño real, castillos y barcos piratas incluidos.

Los horarios, al igual que el precio dependen de la estación en la que nos encontremos, pero a pesar de lo que podamos pensar no es muy caro.


Os dejo la página web donde podréis encontrar toda la información que necesitéis.


Nürnberger Rostbratwurst

Es el plato más típico de la ciudad, incluye denominación de origen.

Son unas salchichas de cerdo, especiadas con mejorana de no más de 9 cm de largo. Se suelen servir en una docena o en media y se acompañan con mostaza, con una ensalada de patata o con chucrut.



Opinión personal:

Cuando visité Nürenberg no llevaba ninguna expectativa puesta, no había buscado información sobre la ciudad ni había visto ninguna foto de la misma y quizás debido a eso me llevé una impresión tan buena.

Una vez que entras dentro de las murallas es como si fueses teletransportado en el tiempo hasta la Edad Media. Todo está muy cuidado y el conjunto en sí mismo es mágico.


Me encantó perderme por las calles, sin un rumbo fijo, dejándome sorprender por aquello que me iba encontrando al torcer cada esquina.

Sin duda una ciudad para recordar y volver. Increíble.


Y que decir sobre las salchichas... en Alemania hay un surtido enorme, pero estas son mis favoritas, por encima de cualquier otra.

Os recomiendo al 100% que visitéis la ciudad, no os va a decepcionar.

Seguro que hay alguien por ahí que ha visitado la ciudad, ¿qué impresión le dejó?

________

Alemania es un país lleno de lugares con encanto que esperan ser descubiertas; grandes urbes, pequeñas ciudades y pueblos que parecen estancados en el tiempo. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros?

Un saludo!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...