28 de mayo de 2015

Historia de Alemania - Introducción


Seguramente si alguien nos pregunta por la historia de Alemania lo primero que se nos ocurra sea Hitler y la Segunda Guerra Mundial, quizás algunos también digan la Primera Guerra Mundial o la Guerra Fría. Y eso es muy injusto, este país tiene siglos de historia y muchas veces tan solo nos quedamos con una pequeña parte, que de hecho no abarca más de 100 años.

Así que para instruirnos en historia alemana vamos a hacer un repaso de la misma.

Nos remontaremos mucho en el tiempo, hasta casi el principio. Llegar hasta el origen del planeta sería desmesurado, así que vamos a quedarnos tan solo en la Prehistoria.

Como bien os podéis imaginar esto va a durar mucho. Hay mucho que contar, así que poco a poco vamos a ir descubriendo quien fue Pippin, a parte de un personaje de El señor de los Anillos, quienes fueron los germanos o los arios, los de verdad.


Antes de empezar a explicar nada, para refrescarnos un poco los periodos de la historia y no perdernos voy a dedicar esta entrada a hacer un rápido repaso por nuestra historia. Como se llaman los periodos, su traducción al alemán y cuanto tiempo duraron.

Yo siempre pensé que todos los periodos y edades tenían un acote de tiempo fijo, pero resulta que depende mucho de la zona que estemos viendo en ese momento. En especial en la prehistoria. Las edades van avanzando según va evolucionando el hombre y este no lo hace al mismo tiempo en todas partes del mundo. Por lo que el cambio de edad varía mucho de un lugar a otro.

Así que teniendo esto en cuenta empecemos el repaso.


La historia de la humanidad se divide en dos grandes periodos, la prehistoria y la historia.


Prehistoria. 
Urgeschichte, Vorgeschichte o Prähistorie. 

Es un periodo de la historia de la humanidad que transcurre desde la aparición de los primeros homínidos, un escalón en la evolución del hombre inferior a nosotros, hasta que se tienen los primeros documentos escritos.

Las fechas con las que acotar la prehistoria son muy relativas. Nadie sabe con exactitud cual fue el primer homínido. Por lo que el inicio queda en el limbo.

Dependiendo de la región del mundo en el que busquemos podemos encontrar documentos escritos con varios siglos de diferencia. Mientras que en Europa estábamos experimentando con las rocas y jugando en las cavernas, en Egipto se estaban construyendo las pirámides.


La prehistoria está dividida en dos periodos, la Edad de Piedra y la Edad de los Metales.


25 de mayo de 2015

Servilletas y alemanes

No se sabe la razón por la cual la guerra que lidiaron los alemanes y las servilletas no ha sido recogida en la historia. En ningún lado queda documentada, pero os aseguro que esa batalla existió. Debió de ser muy sangrienta, con muchas bajas y con un gran odio acumulado, pues a día de hoy, cuando ya han pasado no se sabe cuanto tiempo, los alemanes aún les tienen rencor. No me extrañaría mucho que algún día tomasen venganza...

Y es que a no ser que sea algo estrictamente necesario, una cuestión de vida o muerte, un alemán jamás utilizará una servilleta mientras come.
Si os invitan a una comida en una casa alemana es altamente probable que las servilletas falten en la mesa, es más, es posible que por no haber, no haya ni una sola en toda la casa.
A no ser que vayan a comer algo especialmente pringoso, en plan comer con las manos o rozando ese extremo, nunca utilizan las servilletas.

¿Cómo se limpian? Porque ya os aseguro yo que al igual que todo mortal, los teutones se ensucian la boca cuando comen spaguetis con tomate. La técnica alemana de limpieza sin servilleta ha sido depurada con los años, generación tras generación. Consiste en realizar un sencillo gesto. Pasarse lo más disimuladamente posible un dedo por la boca, en un gesto suave y seguir comiendo como si no te acabases de limpiar el chorretón con la mano.


Cuando llevamos poco tiempo en el país es posible que no nos demos cuenta de este hecho, pero conforme van pasando las semanas y vamos conociendo autóctonos terminamos sociabilizando con ellos, lo que en muchos casos implica comer con ellos. No en todos los restaurantes podemos ver las secuelas de aquella terrible batalla, pues curiosamente en estos lugares las servilletas siempre están en las mesas. Pero cuando vamos a un local en el que nos servimos nosotros mismos, donde los cubiertos y demás no están en la mesa, es aquí cuando vislumbraremos este hecho.

Imaginaos que somos los últimos en llegar a la mesa y cuando lo hacéis veis que se os han olvidado las servilletas, os vais a levantar y preguntáis si alguien más quiere una. Casi pregunta retórica, cuestión de educación, todo el mundo va a querer una servilleta, obvio, ¿no? Pues no. Para nuestra mayúscula sorpresa muchos de ellos nos van a decir que no, danke, que no hace falta... Y luego los veis poniendo en práctica la técnica perfeccionada de limpiado de boca con la mano...
Si por algún casual lleváis servilletas para todos y las repartís, es improbable que no os la vayan a aceptar, pero muy posiblemente alguien os mire con cara rara, en plan, "¿para que diablos me traes esto? Solo me voy a comer un filetaco con patatas."

Es algo que siempre me ha llamado la atención, los he visto hasta comer spaguetis con tomate sin usar las servilletas... No sé que problema tendrán con eso, pero creo que es algo que realmente deberían hacerse mirar... Queda horroroso... Una chica super mona, con su maquillaje bien puesto y su ropa elegante limpiándose la boca con la mano... Le quita todo el glamour.


No sé si soy yo la única que ha vivido esto, por mi propia salud mental espero no serlo. Por favor, decidme que no solo a mi me ha pasado esto, que vosotros también lo habéis visto, que no me estoy volviendo loca...


Pero esto no es todo, hay muchísimas cosas más, situaciones curiosas que solo hacen los alemanes, Alemanadas.

Un saludo!!


21 de mayo de 2015

Steuererklärung en Alemania

Muchas veces los temas de burocracia en Alemania nos echan un poco para atrás, pensamos que no vamos a entender el alemán y al final terminamos por no hacerlo. Pero en esta caso, hacer la declaración de la renta, puede resultarnos muy beneficioso y aunque parezca mentira no es tan complicado como pensamos.
En el momento en el que pasemos de tener unos beneficios anuales de más de 8.005€ debemos de pagar impuestos y al hacer la renta muchos de estos impuestos nos serán devueltos. La cantidad depende de lo que ganes y pagues.
Para los autónomos el plazo para presentar la declaración termina el 31 de mayo del año siguiente, pues se hace una por año. Aunque si la realizamos con un asesor, Steuerberater, podemos presentarla a lo largo de todo el año siguiente. Para el resto es posible hacer declaraciones con un máximo de 4 años de retraso, así que más vale tarde que nunca.


Lo primero que debemos de hacer para poder hacer la declaración es guardar absolutamente todos los tickets y facturas, siempre que tengan que ver con el trabajo, pues todo eso es desgravable.
En el Finazamt podemos solicitar los formularios a rellenar, en papel. Pero la mayoría de la gente lo hace por internet.
Hay varias plataformas con las que podemos hacerlo, la más famosa es la "Steuer 20XX", depende del año que sea. Se puede comprar en correos, incluso algunas veces la ponen de oferta en los supermercados.
Pero hay otro programa, gratis, con la que podemos hacerlo. Fácilmente descargable de internet, de forma legal. Es el Elster.
Yo solo la he hecho con ese programa, así que me voy a basar en el para explicaros un poco que debemos de hacer.
Si ponemos en Google Elster nos saldrá un link con: ELSTER - Die elektronische Steuererklärung. Nos metemos y en la parte derecha tenemos la opción de descarga. Download ElsterFormular.
Le damos a descargar y bajamos el Privatanwender, siempre que no seamos una empresa.
Vamos aceptando todas las ventanas que nos salgan y cuando lo tengamos descargado lo instalamos.
Una vez que lo tengamos instalado podemos comenzar.


En el primer apartado la casilla a marcar es Einkommensteuererklärung.

Si es la primera vez que realizamos la declaración aún no tenemos un número de impuestos asignado, por lo que en la casilla 3 no vamos a poder poner nada, así que seleccionamos "neue Steuernummer".




Y a partir de aquí necesitamos el papel más importante. A finales de año nos debe de haber llegado un papel, Lohnsteuerbescheinigung 20XX, con el año que sea. Es decir, este papel.


Con el rellenaremos todos nuestros datos.
Nuestro Steuerklasse es un número que se encuentra en medio de la página a la izquierda. El Finanzamt que nos corresponde se encuentra al final del todo, abajo a la derecha.
Aquí también tenemos el Identifikationsnummer y nuestra dirección, con la que estamos empadronados en la ciudad.

En el caso de que estemos casados deberemos de rellenar también el apartado que corresponde a nuestra pareja. Pondremos si tenemos hijos y escribiremos nuestros datos bancarios, para que nos puedan hacer la transferencia.
Y luego, en el Anlage N, anexo, iremos poniendo los datos del papel anterior. No tiene perdida, pues los enunciados son los mismos. Y los dos tienen casi la misma estructura.
En el caso de no pagar el Solidaritätszuschlag debéis de poner un 0,00.

En el Anlage N, en la segunda página meteremos los gastos que el trabajo nos ocasione, incluso los cursos de alemán. Si la suma es mayor de 1000€ podremos desgravarnos los impuestos. Esto se meterá en Fortbildungs.
Los libros que hayamos tenido que comprar, los gastos del teléfono del trabajo, al igual que la ropa y demás materiales para el trabajo los meteremos en este anexo. Obviamente no podemos poner cifras al azar, pues todo esto va a ser verificado, ya que tenemos que enviar los tickets y facturas. Así que cuidado con poner más de lo que hemos gastado.
En el caso de trabajar en casa el alquiler de la casa también se puede meter, así como muebles que hayamos comprado para poder trabajar.

Si tenéis gastos de transporte pagados por la empresa o demás documentos deberéis de leerlos. En alguno de ellos os va a poner en que Anlage debéis de meter los importes.

Es posible que el año pasado hayáis cobrado un cheque del seguro médico, eso también debemos de meterlo en la declaración. En el Anlage Vorsorgeaufwand, en la línea 16 tenemos que escribir la cantidad total a la que ascendió el cheque.

En general es un poco lioso, son muchos papeles, muchos anexos y muchas cantidades, pero con paciencia y sin prisa es sencillo de rellenar.


Cuando acabéis le dais a Prüfung, comprobar, a ver si hay algún error, algo que no hayáis rellenado. Y si está todo bien le dais a la calculadora, Berechnung, para saber cual es el resultado estimado.
Si delante de la cifra os sale un menos, enhorabuena, ¡os devuelven dinero!

Si creéis que habéis hecho algo mal o no sabéis donde meter algunos datos es preferible que busquéis ayuda de un Steuerberater, pues están especializados en eso y quizás puedan conseguir desgravaros más cosas, siempre que tengáis las facturas. Incluso sus servicios son desgravables. Tened esto en cuanta, ya que si le dais a enviar ya no hay marcha atrás. Siempre podéis hacer el primer año la declaración con un Steuerberater y quedaros con la copla de como se hace para el año que viene.

Si no tenéis errores y el programa os de la declaración como válida podéis darle a enviar, Übermittlung. Después tenéis que ir siguiendo los pasos que os vayan diciendo, pues hay que mandar cosas por correo postal. Los papeles que imprimamos y los tickets y facturas de todo lo que hemos gastado se enviarán por correo normal.


Cuando lo hayáis mandado todo, por internet y por correo ordinario, os llegará una notificación del Finazamt con la suma total de que se os devuelve, aunque esta suele coincidir con la que a nosotros nos ha salido.
Y eso sería todo.
Ahora tan solo nos queda seguir recopilando facturas para hacerla el año que viene.

Yo no me dedico a esto, así que es posible que haya algunas cosas que se me hayan pasado, pero creo que lo más básico está puesto. Espero haberos sido de ayuda.

________

Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.

Un saludo!!




 

18 de mayo de 2015

- sau

No importa el tiempo que pase o los años que lleves en Alemania. Por mucho alemán que quieras saber, por muchos certificados que aseguren tu buen conocimiento del idioma, siempre van a existir palabras desconocidas y ahí tenemos que estar nosotros, bien atentos para no perdernos nada.

En la clínica donde trabajo teníamos un compañero que poco a poco, junto a su grupo, se han ido haciendo un huequito en el mundo de la música. Los que hayáis vivido un Carnaval en Colonia seguro que habéis escuchado algunas de sus canciones.


Pues bien, este chico salió en un programa de televisión hace unas semanas. Uno de esos en los que alguien prepara la cena en su casa e invita al resto de concursantes, a ver quien es el mejor anfitrión. Todos mis compañeros lo vieron y estuvieron de acuerdo en que el chico no fue para nada el centro de atención. Y dijeron, ya sabemos que no es ningún Rampensau. Todos asintieron, y yo, como buena oveja de rebaño que soy asentí también, por supuesto. Aunque me quedé con la palabra y más tarde hice la pregunta del millón.

¿Qué diablos significa Rampensau?
Como la gran mayoría de las palabras alemanas son la combinación de otras dos ya existentes, pero por más que le daba vueltas no conseguía sacar un significado lógico y válido a estas.
Rampen es rampa, sí, así de fácil.
Sau es otra de las formas con las que podemos referirnos a los cerdos, en plan cochino, marrano y demás.
Así pues ¿rampa de cerdo? ¿cerdo rampa?
Fuese lo que fuese no parecía un calificativo del todo agradable.
Pues bien, Rampensau es una palabra que se utiliza para referirnos a alguien que siempre es el centro de atención. Pero siempre será cuando el escenario esté presente. Es decir, alguien que vive el momento encima de la tribuna, nada de entre bastidores, lo suyo es coger el micrófono y atraer al público, pues un buen Rampensau no es nada sin su público.
Esta palabra está estrechamente relacionada con el mundo del espectáculo y no tiene una connotación positiva o negativa, es simplemente una forma de ser, la manera que tienen los alemanes de llamar a alguien que se comporta así.

Le he estado dando bastantes vueltas y creo que en español no tenemos ninguna palabra tan específica para esto. Pues como ya digo, es tan solo para cuando alguien se sube al escenario.

Cuando alguien es el centro de atención en las fiestas, en el grupo de amigos y todos le siguen, eso tiene otro nombre. Para esa persona utilizan la palabra Partylöwe, león de fiesta. Y esta tampoco tiene una connotación positiva o negativa muy clara. Al decir que alguien es un Partylöwe, damos a entender que es alguien a quien le gusta la fiesta y es el centro de atención allí donde va, pero ya está.

Y siguiendo con los cerdos y los centros de atención, hay otra palabra que me hizo gracia, Pistensau, cerdo de pista o algo así. Pero este cerdo, al igual que el primero, tan solo se utilizan en una situación concreta.
En este caso el contexto es el esquí y se le dice a alguien que es un poco cabra loca. Que se tira por lo pista como si fuese suya sin mirar por los demás. El va para delante y que se quite el mundo.



¿Conocíais estas palabras? ¿Sabéis algunas parecidas?

________


El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridadesdel alemán.

Un saludo!!


13 de mayo de 2015

Currywurst

Si os digo, pensad en una comida alemana, ¿qué es lo primero que se os viene a la cabeza? Probablemente la mayoría de nosotros coincidamos, salchichas. Bote insignia. Las hay de todo tipos, tamaños y texturas, todo un mundo a descubrir.
Hoy vamos a ver una de las salchichas más famosas que existen, las Currywurst.

No hay evento, concierto, fiesta o cualquier otro festejo aglomerador de gente donde no haya al menos un puesto donde se venda este pequeño gran manjar de comida rápida.
Pero ¿qué son las Currywurst? En realidad no tienen ningún misterio. Son tan solo salchichas, por lo general suelen estarr asadas a la parrilla, las Bratwurst. Aunque también pueden estar cocidas, Brühwurst. Pero lo que las hace especiales es la salsa de tomate, ketchup, con curry que se les echa por encima.
Es uno de los platos de comida rápida más famosos del país. Las salchichas siempre están cortadas en trozos pequeños, comibles de un solo bocado, y luego pueden venir acompañadas de dos cosas:
Un chusco de pan, Currywurst mit Brot.



O con patatas fritas, Pommes frites, que muchas veces tiene por encima un poco de mayonesa, mayo para los alemanes.



Pero lo más típico de estos platos es que siempre nos lo servirán en un recipiente pequeño de cartón o plástico, junto con un mini-tenedor, todo listo para llevar y comer por el camino.


Actualmente no podríamos concebir un evento multitudinario sin estas salchichas, pero no siempre estuvieron aquí.
Se dice que el origen de las Currywurst fue enBerlín, y su creadora fue una tal Herta Heuwer. En 1949 esta señora tenía un puesto callejero en el barrio de Charlottenburg donde vendía salchichas con una salsa de su invención que volvía locos a los berlineses. Unos años más tarde, en 1959, registró esta receta con el nombre de Chillup.
Hoy en día, en el lugar en el que se encontraba su puesto, podemos encontrar una placa en conmemoración a Frau Heuwer por su brillante idea.

Pero en este descubrimiento hay un poco de polémica, hay quienes dicen que en realidad la Currywurst fue inventada en Hamburgo, en 1947 por Lena Brücker, la cual poseía un puestecillo en el mercado de Hamburgo. Donde también podemos encontrar una placa en conmemoración.
Por desgracia no se tienen datos que puedan verificar este hecho, por lo que oficialmente Berlín es la orgullosa patentadora de las Currywurst.
Sinceramente no me sorprende que este invento se dispute entre Berlín y Hamburgo, siempre rivales, hasta en esto.

¿Sabéis que existe un museo de las Currywurst? Sí, aunque pueda parecer mentira lo hay. Se encuentra en Berlín, en pleno centro de la ciudad.

Horario:
Abierto todos los días de 10 de la mañana a 18 de la tarde.

Precio:
Adultos 11€
Niños a partir de 14 años, estudiantes y jubilados 8,50€
Niños de 6 a 13 años 7€
Niños hasta 6 años, gratis.

Un poco caro, pero con la entrada recibes también una Currywurst de prueba... Y luego está una entrada en la que está incluido un menú.
Para más información os dejo el enlace del museo.


A parte de este museo, en Berlín también podemos encontrar la cadena Curry 36, con puestos en la parada de Mehringdamm y el Zoologische Garten, dicen las malas lenguas que son las mejores Currywurst que comerás en tu vida. Yo las he probado, me gustaron bastante, pero tampoco sé si podría decir que son las mejores que haya probado nunca. Quizás sea porque justo al lado del puesto de Mehringdamm, que es donde la comí, se encuentra, en este caso sí, el mejor Kebap que haya probado nunca y que jamás probaré.

Personalmente nunca he probado a hacer unas Currywurst caseras, de hecho, hasta que no he visto que existen recetas ni siquiera se me había pasado por la cabeza. Seguro que saben mejor, sin todo el aceite y grasa de los puestos ambulantes, pero es que creo que eso es lo que les da ese sabor especial...

Currywurst



Ingredientes:
2 salchichas
1 bote de Ketchup de unos 500ml.
2 cebollas pequeñas.
3 cucharadas de aceite balsámico, el oscuro.
2 cucharas de miel.
2 cucharadas de curry en polvo.
Un poco de chilli o cayena.
1 chorreón de salsa de soja.
Aceite de oliva.
Tomate frito.
Agua.


Preparación:
Primero cortamos las cebollas en trozos pequeños y las sofreímos un poco. Cuando hayan cogido color echamos un poco de agua y tomate frito. Lo dejamos hacerse un poco y le echamos un poco de ketchup. Después añadimos la miel y el vinagre y lo dejamos cocer a fuego bajo durante unos minutos.
Luego echamos la salsa de soja y el resto de especias que tengamos, tened en cuenta que el chilli y la cayena son picantes, si no nos gustan tampoco es necesario que echemos mucho, o algo. A gusto del consumidor.
Por último añadimos un poco más de agua, juntamos bien todos los ingredientes y listo. Tan solo nos falta freír las salchichas, cortarlas y añadirles la salsa.


Yo soy muy fan de las Currywurst con pommes. Me encantan. No voy a decir que me como una todas las semanas, sería exagerar mucho, que además deben de llevar calorías por todos lados. Pero quizás una al mes... en especial en verano, en el parque... disfrutando del sol...

¿Y vosotros? ¿Qué os parece esta comida rápida alemana? ¿La consumis mucho? ¿Alguna vez habéis probado a hacerla en casa? Con salsa y todo.

________

La gastronomía alemana es muy variada, siempre queda algo nuevo que probar y saborear. ¿Te vienes a descubrir nuevos platos?

Un saludo!!

11 de mayo de 2015

Sachsen



Sachsen, Sajonia en español, es uno de los 16 Bundesland que conforman Alemania. El nombre completo es Freistaat Sachsen, Estado Libre de Sajonia.

Se encuentra situado en el lado este del país. Limitando por el norte con el estado de Brandeburgo, por el oeste con Turingia y Sajonia-Anhalt y por el sur toca un poco con Baviera. Además hace frontera por el este con Polonia y con la República Checa.

La capital del estado es Dresde, y a parte de ella, las ciudades más importantes son Leipzig y Chemnitz.

Tiene una población de más de 5 millones de habitantes, que se encuentran esparcidos en los 18.413km2 que tiene este Bundesland.


Tras la Segunda Guerra Mundial este estado fue ocupado por el ejército rojo y más tarde fue uno de los estados que conformaba la República Democrática Alemana, RDA, es decir, el lado socialista. Tras la caída del muro de Berlín y la apertura de la frontera muchos de los habitantes de esta región emigraron a otros estados que no hubiesen estado dentro de la RDA.

Como en todo el país, el idioma oficial es el alemán, Hochdeutsch. Pero en esta región hay un dialecto que tan solo se habla aquí, el Sächsisch, en español no estoy muy segura de como es, creo que lo traducen como sorbio.

Este dialecto es parecido al alemán, pero tiene unas cuantas diferencias significativas y eso hace que los propios teutones que no lo hablan les sea realmente complicado entenderlo. Además tiene una pronunciación un tanto peculiar y cuando alguien de esta región habla en Hochdeutsch, es muy fácil averiguar que proviene de este estado.

Una de las características de este dialecto es el cambio de las consonantes t por d, "Kartoffeln" pasa a ser "Kardoffeln" y la p por la b, "Papa" por Babba".


Personalmente me parece un dialecto complicado de entender, en especial si no somos alemanes nativos, pero yo no tuve mucho problema para entenderme en Hochdeutsch cuando estuve por esa región.



Hace unas semanas hablamos de la gastronomía alemana y vimos que hay pocos platos típicos en todo el país, en Alemania es todo bastante regional.

Algunos de los platos típicos de Sachsen son:

Dresdner Christstollen


Los Christstollen son un pan típico de la época de Navidad y Adviento. Pero este en especial es hecho en la ciudad de Dresde, y tiene denominación de origen. Tiene una receta y una manera especial se hacerse y eso le da un toque esoecial.


Leipziger Allerlei


Es como una menestra de verduras que se come caliente. Suele llevar siempre los mismos ingredientes, zanahorias, guisantes, espárragos, morchela (una seta que se da en la región), judías, repollo y colirrábano, una verdura transgénica creada a partir del rábano y la col. Y por último suele llevar algún tipo de marisco, por lo general es cangrejo, pero muchas veces también podemos encontrarlo con cigala, depende del bolsillo de la persona que vaya a comerse el plato.


Podemos comprarlo en el supermercado, precocinado, pero no tiene para nada ninguna comparación con el que está hecho en casa.


Pulsnitzer Pfefferkuchen.

Son una variedad de los Lebkuchen, pasteles típicos de Navidad.


Estos, los Pulsnitzer Pfefferkuchen, son originales de un pueblo del estado de Sajonia, Pulsnitz.

A pesar de lo que el nombre nos da a entender, la pimienta, "pfeffer", no es uno de los ingredientes de la receta. Parece ser que antiguamente esta palabra se utilizaba para nombrar a las especias exóticas, y como lleva muchas, se quedó con el nombre.


Sächsischer Sauerbraten


En Alemania se come bastante carne y en cada región tienen una manera de cocinar. Esta es la forma en la que lo hacen en Sajonia. Eso si, la carne debe ser de ternera.



Neunerlei


Es otro plato típico de Navidad. Aunque en realidad esta comida consiste en 9 platos diferentes, que según la familia varía.
Proviene de la región de Erzgebirge, al sur del estado. A pesar de como se escribe, la pronunciación es Neinerlaa.

Dresdner Eierschecke


Es un tipo de pastel de tres capas con queso y vainilla, entre otros ingedientes, pero estos son los más característicos.


Quarkkeulchen


Son unos pasteles de patatas, queso y harina.



En el apartado de bebidas, la cerveza Wernesgrüner es la que se bebe en este estado, aunque parece ser que el café también es muy consumido. Además del vino blanco, en las orillas del río Elba hay buenas extensiones de tierra y el vino que resulta es bastante bueno.



Hace unas décadas este Bundesland era muy famoso por sus universidades y su cultura, de hecho grandes artistas estuvieron residiendo aquí, como Goethe.

Robert Schumann, Johann Sebastian Bach y Richard Wagner son originarios de este estado.



Actualmente Sachsen sigue teniendo muy buenas universidades, pero los estereotipos que tienen los alemanes de este estado hacen de esta región un lugar un poco menos atractivo.

He estado preguntando por estos estereotipos y la mayoría de los alemanes han coincidido en dos cosas:

Es el este profundo. Y esto no es precisamente un halago. Cuando el país estuvo dividido en dos partes, la parte que quedó en la zona este siempre fue más pobre. Al abrirse las fronteras la gente comenzó a viajar, pero siempre hubo un poco de prejuicios contra ellos, y aunque actualmente todo se ha normalizado bastante, los prejuicios aún se mantienen, de manera mucho más comedida, pero aún están allí.

Hubo varios estados que pertenecían a la RDA, pero curiosamente es este el que más ha quedado encasillado. Cuando pregunto por Sachsen todos me dan dicho lo mismo, el Este.

Otra de las primeras cosas que me han respondido es que el dialecto que tienen suena raro. Unos dicen que es feo, otros gracioso, pero a nadie le deja indiferente.



Podríamos hablar mucho más largo y tendido sobre este Bundesland, su historia y sus gentes, pero creo que con esto más o menos nos podemos hacer una idea de como es.

Seguro que hay por ahí alguien que viva aquí. ¿Algo que añadir? ¿Como se vive en Sachsen?


Ciudades comentadas de este estado:
Dresde
Leipzig
Torgau

Un saludo!!

7 de mayo de 2015

Pequeñas confusiones...

El otro día nos juntamos un grupo de amigos y entre unas cosas y otras nos pusimos a contar situaciones embarazosas y/o graciosas que hemos vivido en este país en las cuales el alemán es el protagonista de toda la historia.


Una de mis amigas contó que ella siempre había escuchado a los alemanes decir la palabra "gail" cuando algo les gustaba mucho, cuando les parecía entretenido. Un adjetivo positivo para describir algo. Y realmente así es como se usa, para referirnos a algo.
Ella había tomado esa idea, algo bueno, y lo había extrapolado a las personas. Así que cuando le preguntaban en el trabajo que le había parecido tal o cual persona ella respondía gail...
Los alemanes se la quedaban mirando algunas veces con cara extraña, pero nunca supo la razón hasta que hace unos días en clase de alemán la profesora le dijo que cuando nos referimos a una persona con el adjetivo de "gail" estamos diciendo que es alguien caliente, sensual...
Al instante se le subieron los colores, ya entendía todas esas miradas raras... jefe incluido...


Otra de mis amigas tuvo otra experiencia digna de los mayores tierras trágame de la historia.
Hacía poco que había llegado a Alemania y estaba en plena época de amueblar la casa. En el folleto de una tienda había visto una mesita de noche que le gustó mucho. Así que para allí se fue, con su alemán patatero en busca de la mesa.
El color de esta era un poco especial, era color roble, eiche Farbe.
Al llegar a la tienda le dijo a uno de los dependientes que quería una mesita de noche eichel Farbe. Lo que ella pensaba era color roble.
El dependiente le puso una cara muy extraña y ella insistió.
- Sí, sí, eichel Farbe.
- Lo siento, pero nosotros no tenemos de eso.
- Claro que lo tenéis, si lo he visto en el catálogo de la tienda.
- ¿Eichel Farbe dices?
- Sí.
- ¿Quieres una mesita color rosita?
- No, rosa no, ese color no estaba en el catálogo. La quiero eichel Farbe.

Al final le terminó enseñando el catálogo y todo quedó aclarado... El tierra trágame vino cuando descubrió que era realmente eichel Farbe y por que le había dicho el dependiente eso de rosita. Pues en alemán Eichel tiene varios significados, bien puede significar bellota o glande, que fue lo que el chico entendió...
De eso ya han pasado muchísimos años, pero aún se pone colorada cuando se acuerda de la historia y cuando ve la mesita, pues aún la tiene en su casa. Eso sí, no volvió a pisar la tienda nunca más.


A mi también me pasó hace poco una historia de estas. Fui a una floristería con la intención de comprar un ramo de flores.
Quien sabe la razón, pero mi cabeza me jugó una mala pasada. Entré todo decidida y le dije a la dependienta que quería un Blumenstrauß, pero blutige.
La señora se me quedó mirando con una cara muy extraña. Y yo pensé que había conjugado mal el adjetivo o algo así.
Por lo que me repetí.
- Si, un blutige Blumenstrauß.
Volví a recibir la misma cara de póker y cuando a la tercera vez seguía teniendo la misma expresión me puse a pensar que quizás estaba diciendo algo raro... 
Ciertamente, había confundido bunt con blut, y la estaba liándo mucho, pues en lugar de pedir un ramo de flores colorido, que es lo que significa bunt, le estaba diciendo a la señora que quería un ramo de flores sangrientas...
Salí del paso como pude y ahora siempre intento no mirarla mucho a la cara cuando paso por delante de la floristería...

Seguro que vosotros tenéis historias parecidas que contar, ¿os animáis?

________


El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridadesdel alemán.

Un saludo!!


4 de mayo de 2015

Schwerin


Schwerin es la capital del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Se encuentra ubicada al norte de Alemania, al borde de un lago que lleva el mismo nombre que la ciudad, Schweriner See. Está a escasos 40 km de la costa del mar Báltico. Berlín se ubica a más de 200 km al sur y la frontera
de Polonia está a algo más de 220 km.
A pesar de ser la capital de su estado no es la ciudad con más población, con unos 96.000 habitantes Rostock le dobla la cifra. De hecho, Schwerin es la capital con menos población de todo Alemania.
Dentro de la ciudad podemos encontrar hasta 12 lagos, y el principal, el  Schweriner See, es el cuarto lago más grande de Alemania.

El nombre de la ciudad fue cambiando mucho a lo largo de los años. El primero con el que fue nombrado fue Zuarina en el año 1012, después se la conoció como Zuerin y más tarde como Zwerin. En 1160 se la denominaba Zuarin y unos años después fue Zvarin. No fue hasta el siglo XV cuando el nombre pasó a parecerse más a lo que ahora conocemos, Swerin. Y un siglo después adoptó el nombre actual Schwerin.
Se supone que este nombre proviene del idioma polabo, una lengua ya extinta que se hablaba al norte de Alemania. Se presupone que viene de la palabra zvěŕ, que significa animal salvaje, o zvěŕin, que es coto de caza.
Una curiosidad sobre el nombre actual de la ciudad, para nosotros, los hispanohablantes, debido a nuestras reglas de pronunciación, Schwerin debería de tener la sílaba acentuada en la e, pero en alemán las palabras se pronuncian de forma diferente y si decís Schwérin nadie os va a entender, comprobado en carnes propias. En alemán se pronuncia Schwerín.

No se sabe con exactitud cuando fueron los primeros asentamientos en esta zona, aunque en diversas excavaciones se encontraron restos que datan del año 1000 a.C.
Se presupone que en el año 700 los eslavos se asentaron en esta zona y fueron los que fundaron la que es actualmente la ciudad de Schwerin. Aunque la ciudad no estuvo en manos sajonas hasta que el rey Enrique de León venció a la tribu eslava que allí vivía en 1160.
Schwerin obtuvo el rango de ciudad cuatro años más tarde y en 1167 la sede episcopal del estado de Mecklenburg se trasladó a esta ciudad. Ese mismo año el conde Gunzelin I creo el condado de Schwerin y se lo otorgó a si mismo. Su familia estuvo gobernando esta región hasta que no hubo más herederos y en 1358 este condado pasó a formar parte del ducado de Mecklemburgo, erigiéndose como capital.
Entre los años 1765 y 1837 la capital se trasladó a Ludwigslust, aunque Schwerin continuó siendo la residencia de los duques de Mecklenburgo-Schwerin.
A partir del siglo XVIII se comenzaron a hacer muchas reformas en la ciudad, esta fue poco a poco perdiendo su aspecto medieval hasta convertirse en una importante ciudad industrial. Por suerte durante la Segunda Guerra Mundial no sufrió demasiados desperfectos y podemos apreciarla en todo su esplendor.

Schloss


Es sin duda alguna el edificio emblema de la ciudad.
Fue construido sobre una isla entre los lagos Burgsee y el Schweiner See. Su construcción comenzó en el siglo XVI y fue durante muchos años la residencia de los duques.

La visita al interior del palacio es posible.
Horario:
Del 15 de abril al 14 de octubre - de martes a domingo de 10 a 18h.
Del 15 de octubre al 14 de abril - de martes a domingo de 10 a 17h.
Precio:
Niños y estudiantes 4€
Adultos 6€
Más información.


Personalmente no he visitado el interior, pero si que merece mucho la pena dar una vuelta por las afueras del palacio y ver los impresionantes jardines que lo rodean, tanto los que se encuentran dentro de la isla del palacio.





Como los que están al otro lado del puente.







Y las vistas que se tienen del palacio desde estos jardines son asombrosas.



Antiguo jardín - Alter Garten.

Es una de las plazas más famosas de la ciudad. Aquí se encuentran tres de los edificios más representativos de la ciudad, el Staatstheater, el Staatliches Museum y comienza el puente que lleva al palacio.

A la izquierda está el Staatstheater y a la derecha el Staatliches Museum. Galerie Alte & Neue Meister


Staatstheater

Es un edifico de estilo renacentista que se construyó entre los años 1882 y 1886. Se encuentra justo delante del palacio y del Alter Garten.
Es un teatro donde se realizan actuaciones de todo tipo, desde obras de ballet a obras con muñecas o conciertos.

Staatliches Museum. Galerie Alte & Neue Meister

Se encuentra en la plaza Alter Garten, justo a la derecha del teatro. Entre ostras cosas, alberga una importante colección de cuadros, todos ellos datados en los siglos XVII y XVIII, creados por pintores holandeses y flamencos.

La entrada al museo es posible.
Horario:
Del 15 de abril al 14 de octubre - de martes a domingo de 10 a 18h.
Del 15 de octubre al 14 de abril - de martes a domingo de 10 a 17h.
Precio:
Niños y estudiantes 3,50€. Exposiciones normales + especiales 6€.
Adultos 5€. Exposiciones normales + especiales 8€.


Markt


El ayuntamiento - Rathaus, se encuentra en esta plaza, fue varias veces reconstruido, pero su fachada data de 1853.
En esta plaza también está el Neues Gebäude, un edifico con un pórtico neoclásico construido entre los años 1783 y 1785.
En una de las esquinas nos encontramos con la catedral.


Catedral - Dom.


Catedral de Santa María y San Juan. Es una iglesia evangélica que comenzó a ser construida en 1270 y que se terminó en 1416. Es una de las primeras iglesias que se construyeron en el estilo gótico báltico.

Pfaffenteich


Es uno de los lagos que tiene la ciudad, tiene una superficie de 12 hectáreas y una profundidad media de 2,8 metros.
A lo largo de su orilla podemos encontrar diferentes esculturas.
En verano hay barcos que nos dan una vuelta por el mismo.
Una de las construcciones más características de este lago es el antiguo arsenal. Un edificio con aspecto de castillo de color naranja claro.



A parte de estos edificios es muy recomendable pasear por las calles de la ciudad, perderse un poco y disfrutar del paseo. Hay dos calles por las que debemos de pasar, la Puchkinstrasse y la Schlosstrasse, donde nos encontraremos algunos edificios antiguos bastante bonitos.


Opinión personal: Cuando vinimos a esta ciudad solo conocía la existencia del palacio, y ya con ver eso me daba por satisfecha. En las fotos parece precioso, pero en la realidad es mucho más impresionante.
El Pfaffenteich me pareció un lago muy bonito, parece puesto en mitad de la ciudad.
En general no me esperaba una ciudad con tanto encanto, me sorprendió mucho, para bien.
Muy recomendable de visitar.

________

Alemania es un país lleno de lugares con encanto que esperan ser descubiertas; grandes urbes, pequeñas ciudades y pueblos que parecen estancados en el tiempo. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros? 


Un saludo!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...