30 de marzo de 2015

Arme Ritter

Hace unas semanas me puse a comentar con una paciente cosas típicas que se hacen en Semana Santa, Ostern para los alemanes. La comida entró en el tema, y por supuesto las torrijas no podían faltar en la conversación. Creo que hay pocas cosas que sean más típicas de esta época, Semana Santa y torrijas van de la mano.
Así que ya me veis a mi explicándole que son las torrijas, como se hacen y lo ricas que están. Lo estaba viviendo tanto que creo que la señora no quiso cortarme, pero cuando acabé me dijo con toda la tranquilidad del mundo que eso se llama Arme Ritter, caballero pobre sería la traducción, y que sentía mucho romperme la burbuja, pero que no es algo exclusivo de España, en Alemania también las hacen.

Fue un choque brutal. Yo siempre pensé que las torrijas eran un símbolo, algo equiparable con la tortilla de patatas…
Y no…
Para que sea todo más mejor, hasta existen en el otro lado del charco… Una paciente de perú también las ha hecho allí…


No se sabe con exactitud de donde sale esta receta, pero parece estar claro que proviene de la Edad Media. Es una receta muy sencilla para la que no se necesitan ingredientes caros, tan solo se requiere pan duro y unas cuantas cosas que casi todo el mundo tenía en sus casas.
Algunos dicen que era lo que utilizaban las matronas para alimentar a las mujeres que acababan de haber dado a luz para que recuperasen. Otros en cambio dicen que era un postre que se hacían en los conventos durante la época de Cuaresma.
Aunque quien sabe, es posible que las dos sean verdad.

En Alemania fue un plato bastante típico en la posguerra de la II Guerra Mundial. Una época en la que el alimento escaseaba bastante, comida de gente humilde.
Una de mis pacientes me contó que en su infancia, la señora ya debe de rondar los 80, su madre les solía hacer muy a menudo Arme Ritter para la cena.

Nunca he visto una torrija en ninguna pastelería alemana, y según me han dicho tampoco es algo que se cocine con asiduidad. Y por supuesto, no tienen nada que ver con la Semana Santa, se pueden comer en cualquier época del año. Obviamente en España también, pero queda raro…

La receta base de las Arme Ritter y las torrijas es exactamente la misma, luego ya cada uno le hace las variaciones que más le guste.

Arme Ritter / Torrijas



Ingredientes:

1 barra de pan
1 litro de leche entera
1 rama de canela
1 trozo de piel de limón
2 huevos
Aceite de oliva
Sal
Canela molida 
Azúcar


Preparación:

Primero comenzamos calentando la leche en una cazo donde añadiremos la piel del limón y la rama de canela. Cuando haya hervido la retiramos del fuego y la dejamos que enfríe un poco.
Después cortamos el pan en rebanadas de entre 2 y 2,5 cm de ancho. Es muy importante que el pan esté duro, pues así será más sencillo que absorba la leche.
Echamos la leche en un plato hondo. 
Batimos los huevos, les echamos una pizca de sal y los echamos en otro plato.
Echamos la canela molida y el azúcar en un plato y lo mezclamos todo bien. Deben de estar más o menos en la misma proporción.
También necesitaremos un colador con un par de trozos de papel de cocina dentro.
En una sartén grande echamos el aceite, un buen chorreón, y lo ponemos a calentar.

Una vez que tengamos todo esto preparado podemos empezar a hacer las torrijas. 

Cogemos las rebanadas de pan y las empapamos bien en la leche. El truco está en apretarlas un poco para que así absorban mejor la leche, cuando lo hagan veremos como salen unas burbujitas. Tampoco podemos dejarlas mucho tiempo en remojo pues entonces se nos romperán. Aquí ya es cogerle el punto. Hasta que no hayamos hecho unas cuantas, es probable que las primeras nos salgan peor.
Sacamos las rebanadas de la leche y las empapamos en el huevo, un par de vueltas por cada lado, intentando que no se nos rompan y las ponemos en la sartén con el aceite ya caliente.

Cuando cojan un poco de color, depende del gusto de cada uno, si nos gustan más tostaditas o menos, después la sacamos y las dejamos escurrir en el colador.
Antes de que se enfríen las pasamos por el plato de azúcar y canela, vuelta y vuelta.

Y listo. Ya solo falta esperar a que se enfríen.


Pasan unos cuantos días hasta que se pongan duras o les salga moho, pero no es recomendable dejarlas más de 3 o 4 días. 




¿Conocíais la existencia de las Arme Ritter? ¿Alguna vez habéis probado una? Hecha en Alemania, claro está, bajo este nombre. ¿Saben igual que las torrijas?

________

La gastronomía alemana es muy variada, siempre queda algo nuevo que probar y saborear. ¿Te vienes a descubrir nuevos platos?

Un saludo!!


26 de marzo de 2015

Mottowoche

Ayer hablando con una de mis pacientes descubrí  una tradición de los colegios alemanes que me pareció muy curiosa. Es la Mottowoche.
Para los chicos de 17/18 años, los que se encuentran en el último año del colegio, esta semana es muy especial. La cuenta atrás comienza, son los últimos 5 días de clase. Cuando llegue el viernes habrán dejado una época atrás, el colegio se termina, aunque para continuar a la siguiente deben de pasar la temida selectividad.

Así que para celebrar este irrepetible momento hacen de esta semana una semana diferente.
Cada día tienen que ir disfrazados de algo diferente. El lunes de piratas, el martes de hippies, el miércoles de futbolistas o cualquier otro disfraz imaginable.


Y el viernes, por lo general, se realiza un juego a lo grande. Uno de los profes ha sido secuestrado y descifrando diferentes pistas que se les van dando tienen que descubrir donde lo tienen escondido y por supuesto, rescatarlo.
Además, cada colegio tiene una bandera con una frase, la frase insignia, que gritan bien fuerte para que todo el mundo les oiga.

El Colonia, hay una tradición más, pero no sé bien si solo se realiza en esta ciudad. Se realiza con todos los colegios que se encuentran en la misma zona y entre ellos se hacen batallas. Durante toda esta semana se realizan pequeños "asaltos" a las guarniciones enemigas con el fin de robar la bandera del contrario. Unos atacan y otros deben de proteger el colegio.
Las posibles armas son diversas, obviamente nada peligroso, por lo general los globos de agua y las pistolas de agua son lo más usado, aunque los lanzamientos de huevos por doquier también están permitidos.


Teniendo en cuenta que hablamos de chavales de 17-18 años, con las hormonas en toda la cúspide, que además tienen vía libre para "atacar"... algunas veces las situaciones se pueden volver un poco violentas, pero nada que no se pueda solucionar.
Mi paciente me contó que el año pasado les lanzaron una bomba fétida dentro del colegio... imaginaos... estuvo apestando durante las siguientes dos semanas...

Hasta ayer nunca había escuchado hablar de esta tradición, me parece algo bastante divertido, en especial lo de las batallas. Es algo que a mi me hubiese gustado mucho poder hacer. Algo especial con lo que terminar la época del instituto. Ir en batallón, con todos tus compañeros de clase por la ciudad cargados de globos de agua hasta el instituto más cercano... Habría sido sin duda algo épico, digno de recordar. Y relajante, tras haber pasado los exámenes y antes de que lleguen los próximos, una pausa en el estudio, un kit kat.  

¿Conocíais esta costumbre? ¿Alguna vez habéis hecho algo parecido?

________

Vivimos en un país diferente al nuestro, y eso en algunas ocasiones implica también una nueva cultura con tradiciones que al principio nos pueden resultar extrañas. Pero no hay nada como saber de que se tratan para poder entender. ¿Te vienes a descubrirlas con nosotros?

Un saludo!!


23 de marzo de 2015

Junge - Die Ärzte


Título: Junge
Grupo: Die Ärzte
Álbum: Jazz ist anders
Año: 2007

No sé donde escuché por primera vez esta canción, pero creo que desde el principio me gustó. La letra es bastante fácil de entender, aunque no tengamos el texto delante.
Es una crítica de unos padres hacia su hijo, por no ser el niño aplicado que ellos querían. Aunque si luego vemos el vídeo podemos ver que todo toma un cariz mucho más irónico.
Os dejo la letra traducida por mi, espero que no haya muchos fallos, si veis alguno, por favor, avisadme.


Junge

Junge, warum hast du nichts gelernt?
Guck dir den Dieter an, der hat sogar ein Auto
Warum gehst du nicht zu Onkel Werner in die Werkstatt?
Der gibt dir ne Festanstellung – wenn du ihn darum bittest
Junge …

Und wie du wieder aussiehst – Löcher in der Hose, und ständig
dieser Lärm
(Was sollen die Nachbarn sagen?)
Und dann noch deine Haare, da fehlen mir die Worte – musst du
die denn färben?
(Was sollen die Nachbarn sagen?)
Nie kommst du nach Hause, wir wissen nicht mehr weiter …

Junge, brich deiner Mutter nicht das Herz
Es ist noch nicht zu spät, dich an der Uni einzuschreiben
Du hast dich doch früher so für Tiere interessiert, wäre das
nichts für dich
Eine eigene Praxis?
Junge …

Und wie du wieder aussiehst – Löcher in der Nase, und ständig
dieser Lärm
(Was sollen die Nachbarn sagen?)
Elektrische Gitarren, und immer diese Texte – das will doch
keiner hörn
(Was sollen die Nachbarn sagen?)
Nie kommst du nach Hause, so viel schlechter Umgang – wir werden
dich enterben
(Was soll das Finanzamt sagen?)
Wo soll das alles enden? Wir machen uns doch Sorgen …

Und du warst so ein süßes Kind
Du warst so süß

Und immer deine Freunde, ihr nehmt doch alle Drogen – und
ständig dieser Lärm
(Was sollen die Nachbarn sagen?)

Denk an deine Zukunft, denk an deine Eltern – willst du,
dass wir sterben?


Chico

Chico, ¿por qué no has aprendido nada?
Mira a Dieter, tiene hasta un coche
¿Por qué note vas con el tio Werner al taller?
Te dará un trabajo permanente - si se lo pides.
Chico.

Y las pintas que llevas otra vez - agujeros en los bolsillos y siempre ese ruido
(¿Qué dirán los vecinos?)
Y además tu pelo, ahí me faltan las palabras - ¿tienes que teñírtelo?
(¿Qué dirán los vecinos?)
Nunca vienes a casa, ya no sabemos que más hacer.

Chico, no le rompas el corazón a tu madre
No es demasiado tarde para matricularse en la universidad
Antes te gustaban los animales, ¿quizás podrías abrir tu propia clínica?
Chico.

Y las pintas que llevas otra vez - agujeros en los bolsillos y siempre ese ruido
(¿Qué dirán los vecinos?)
Guitarras eléctricas y siempre esas letras - eso no quiere escucharlo nadie
(¿Qué dirán los vecinos?)
Nunca vienes a casa, tantas malas compañías - te vamos a desheredar
(¿Qué dirá Hacienda?)
¿Dónde va a terminar esto? Nospreocupamos por ti.

Y tú eras un niño tan dulce
Y tú eras un niño tan dulce
Y tú eras un niño tan dulce
Eras tan dulce

Y tus amigos, todos toman drogas - y siempre ese ruido
(¿Qué dirán los vecinos?)

Piensa en tu futuro, piensa en tus padres ¿quieres matarnos?



¿Y bien? ¿qué os ha parecido al canción? ¿La habíais escuchado alguna vez?


________

Si quieres escuchar y conocer más canciones en alemán pásate por esta página: Canciones en alemán.

Un saludo!!




19 de marzo de 2015

Adjetivos graciosos

Ahora que el buen tiempo parece que poco a poco empieza a asomar la cabeza a través de la nieve, comenzamos a ver la flora y sobretodo la fauna en los parques alemanes. Las ardillas y los conejos, que no sé la razón, pero son siempre liebres para los alemanes, empiezan a dejarse ver mucho más.
Hace unos días una paciente ser refiero a estos pequeños animalillos con un adjetivo un tanto extraño, puztig, dijo.
Putzig, así, tal cual mal suena. No sé a vosotros, pero a mi esta palabra me suena muy poco bonita. Me recuerda a putzen, limpiar. Es como si fuese el adjetivo de limpieza... Pero no. Aunque parezca muy mentira, esto es lo que dicen los alemanes cuando un animal les parece bonito, ese, pero que monada, nuestro. E incluso se lo dicen a los niños, "Oh, wie putzig!"
Sería un sinónimo del conocido Wie süß.



Después de decirle que el putzig me sonaba bastante feo se me ocurrió traducirle y explicarle de donde viene nuestro "que monada" y me preguntó un tanto ofendida que como puedo decir que putzig es feo cuando nosotros le decimos a los niños monos... Ahí no pude defenderme de ninguna manera, más verdad que un santo llevaba. A quien se le ocurriría decirlo la primera vez... pero más cuestionable aún, porque diablos se mantuvo...

Luego me dijo que en alemán hay un adjetivo en el que se usa el mono:
Affig, y me explicó que esto vendría a ser un sinónimo de tonto. Pero ahora lo he estado buscando en internet y no me termina de cuadrar del todo esa definición. Según Duden, la RAE alemana:


Así que no sé yo muy bien de quien fiarme... Les he preguntado a varios alemanes y todos coinciden con lo de tonto. Así que es posible que tenga varios usos.

Hay otro adjetivo que aunque no tenga nada que ver con los anteriores me hace mucha gracia.
Neckisch. Significa chistoso, burlón, gracioso, pero con un deje un tanto irónico. La palabra en si no es que sea demasiado especial, pero era lo que me decía una de mis pacientes cada vez que venía a la terapia y le hacía daño. En lugar de maldecirme y de acordarse de toda mi familia me decía esto. Du bist aber neckisch.
No es un adjetivo demasiado usado, así que es posible que no lo escuchéis en muchas ocasiones. Aunque curiosamente este me salió en uno de los ejercicios del examen de C1... No sabéis lo que me acordé de mi paciente.


¿Conocíais estos adjetivos? ¿Los habéis usado alguna vez?

Un saludo!!


18 de marzo de 2015

Deutsch Plus



Título: Deutsch Plus
Cadena: BBC
Año: 1996
Número de capítulos: 20
Duración de los capítulos: 15 minutos aproximadamente.
Género: Aprender alemán.

Nico Antonescu es un emigrante rumano que llega a Alemania, Colonia más exactamente, sin mucha idea del idioma. En la serie podemos seguir sus pasos y ver las dificultades por las que tiene que pasar día tras día para conseguir adaptarse a su nuevo país.


No es una serie con una calidad inmensa digna de algún premio, al menos en lo que a producción e historia se refiere. En cambio, es sumamente útil para los que empezamos a sumergirnos en el difícil idioma alemán.

Tiene ya unos cuantos años, de 1996, pero aún así el alemán no ha cambiado mucho en estos años y lo que aprendemos en la serie nos sirve de mucho en la actualidad.
Está pensada para ayudar en el aprendizaje del alemán, así que los diálogos son siempre sencillos. Además el protagonista no habla demasiado rápido y es bastante fácil de seguir.

Los episodios con cortitos, pero aún así es posible seguir un hilo argumental. Es entretenida y no muy complicada de entender. Una gran opción para ir haciendo oído si no estamos en Alemania.
Yo la vi hace unos años, cuando comencé mi andadura con el alemán y la verdad es que me ayudó bastante, aprendí muchas cosas.




¿Conocéis esta serie? ¿La habéis visto en alguna ocasión? ¿Os parece útil?

________

Desgraciadamente el cine alemán no famoso en el mundo entero, y debido a eso mucha gente se pierde grandes películas y series. Sino te quieres perder ninguna de estas obras pásate por esta página.


Un saludo!!




16 de marzo de 2015

Gastronomía alemana

Es conocido por todos el dicho ese sobre los alemanes, al igual que el resto de guiris, de comer y cenar muy temprano.
Y realmente es algo cierto. La hora de comer en Alemania empieza a las 12 del mediodía.
En los restaurantes por lo general suelen tener la cocina abierta bastante tiempo y si llegamos a nuestras 3 es probable que aún tengamos comida.
Las empresas grandes suelen tener cantinas y generalmente a las 2 ya están cerradas. Pero claro, las pausas del mediodía son entre las 12 y la 1 de la tarde. La gente que come en estos lugares hace comidas de verdad, pues por lo general los platos que ponen son grandes y no suelen ser especialmente caros.

Aunque esto es si hablamos de las ciudades grandes, en los pueblos es posible que los restaurantes cierren mucho antes. Yo tuve problemas de horarios en un hotel. Llegamos un poco tarde, y quien dice tarde dice las 8 de la tarde, con un hambre voraz, y resulta que la cocina ya había cerrado... en un hotel... vale que era uno pequeñito en un pueblo perdido, pero aún así... las 8 de la tarde... Al final el recepcionista se apiadó de nosotros y cuando acabó su turno fue hasta el pueblo de al lado donde había una pizzería y nos las trajo... Pero aún me sigue sorprendiendo el horario tan tempranero.

Pero ¿qué comen los alemanes que trabajan y no tienen una cantina a su disposición? Estos alemanes comen fatal. El plato estrella son los mini sandwiches, porque me niego a llamar bocadillo a eso. Si se lo traen de casa será  una rebanada de pan con una locha de algo encima, dos rebanadas de ese algo si tienen suerte y una rebanada de pan con tapa si es un día especial...

Aunque también hay mucha gente que se compra los sandwiches en las panaderías. Que consisten en un chusco de pan embadurnado en mantequilla o con un chorreoncillo de una salsa rara, que por lo general será remoulade. Una loncha, única, de jamón cocido o queso, no las dos, un poco de lechuga, una rodaja de tomate, única y semitransparente, y una rodaja de pepino. Depende del tamaño del pan y de que clase sea, nos costará más o menos, pero por lo general rondará entre el 1,90 a los 3€.
Luego está la opción de ir a la panadería y pedir que te hagan uno en el momento al gusto. Por lo general suelen ser más caros, pues pedimos más ingredientes. Yo confieso ser una fan de los panecillos estos con pipas de calabaza por encima, me encantan.

¿Cómo pedimos nosotros eso? Yo había comprado ya más de una vez uno de estos panes con cosas, aunque siempre estaban ya preparados. Pero una vez pasé a una panadería y no vi que tuviesen, así que pregunté por esos panes rellenos con tomate, jamón y eso... La panadera me miró con cara extraña y al final me preguntó que si quería un Belegte Brot. Ni idea de lo que significaba eso, así que me volví a explicar y como volvió a decir la palabra esa deduje que un Belegte Brot era lo que quería.
Así que ya sabéis, si alguna vez queréis que os hagan uno de estos panes, Belegte Brot es el nombre clave. No sé si en todo el país se llaman de la misma manera. Al menos en la zona de Colonia se conocen con ese nombre. También los he escuchado como Belegte Brötchen.
Yo sigo insistiendo en no llamarlo bocadillo aunque técnica lo sea.



Pero moralmente soy incapaz de poner estas dos cosas a la misma altura.


Vale, son unos ejemplos un tanto opuestos. Pero eso es más o menos lo que se tiene en Alemania por bocadillo y lo que es para nosotros un bocata.

Así pues, en la comida, si no hay cantina donde comer, los alemanes se tomarán o bien un Belegte Brot o algo ya cocinado que solo haga falta meter de nuevo en micro un par de minutos y listo, pero eso si, estos platos nunca serán demasiado copiosos, lo que quepa en un tapper pequeñito..
En la cena, a eso de las 6 de la tarde, así que adiós a la merienda, es cuando cocinan. Cenar a esas horas es una costumbre bastante extendida por estas tierras. Solo se cocina una vez al día, incluso en los fines de semana. Y aquí es donde harán la comida más fuerte del día. Pues los desayunos tampoco son gran cosa. Más pan embadurnado en mantequilla o cualquier otra cosa untable con una loncha de algo. Aunque por supuesto siempre habrá excepciones, hay alemanes que desayunan cosas más contundentes.
La hora de cenar varía, todo depende de a que hora se salga del trabajo. Pero por lo general a partir de las 5 se abre la veda. Y claro, teniendo en cuenta que a las 12 te has comido un chusco de pan con algo, a las 6 de la tarde estas con un hambre canina.
Los domingos por la mañana son especiales, los alemanes hacen Brunch... Va a ser casi imposible encontrar algún lugar donde puedas tomarte un simple desayuno, sin tener que pagar la millonada que los Brunch suelen costar.

Cuando un grupo de españoles se reúnen para comer hay algo que siempre está presente. Siempre hay alguien que se encarga de hacer la tortilla de patatas. En Alemania obviamente no hacen tortillas, lo que ellos preparan para las reuniones/fiestas es algo mucho más general, las ensaladas de pasta, con ingredientes y especias indeterminadas, al gusto del cocinero.

En las ferias españoleas del pueblo es común encontrar algún puestecillo donde vendan churros y cerquita otro donde hacen algodón de azúcar. Algunas veces también habrá uno de gofres.
En Alemania cuando vayamos a una feria o algún otro evento que congregue mucha gente hay tres puestos que nunca van a fallar.

Currywurst y Pommes. Salchicha de cerdo a la parrilla con ketchup o tomate y curry en polvo espolvoreado por encima. Las salchichas se suele servir en rodajas y por lo general se pide con patatas, que pueden llevar también curry, ketchup o mayonesa, mayo para los alemanes.


Reibekuchen, también conocidas como Kartoffelpuffer. Son rebanadas grandes de patatas muy fritas en muy mucho aceite, suelen ir acompañadas por Apfelmus, compota de manzana, más o menos. Están bastante buenas, pero son extremadamente grasientas. Yo no recomiendo la ingesta de más de una y media, podremos acabar con un inmenso dolor de estómago.


Crepes, con todo tipo de relleno, plátano, Nutella, solo azúcar, Apfelmus y un muy largo etcétera.
Esto es de lo más normal cuando estamos en la calle en algún lugar donde esté celebrando algo, un partido de fútbol, un mercado de Navidad...


¿Queda entre toda esta carne y grasa hueco para las verduras y la fruta? Por supuesto, en Alemania hay una inmensa cantidad de vegetarianos, veganos y demás variantes. Lo que pasa es que por lo general la fruta y verdura es algo cara y no es posible comprarla al peso como en España, aquí suele ir todo por piezas. Junto con los puestos antes mencionados hay otro con fruta, fresas o plátanos recubiertos de chocolate blanco, negro o con leche... Un manjar, de verdad. No es barato, un palito con 4 o 5 piezas cuesta alrededor de 5€, pero está tan bueno... Si nunca lo habéis probado y veis uno de estos puestos comeos uno, merece la pena.


Pero ¿cuáles son los típicos platos alemanes?
De España es fácil decir, tortilla de patatas, lentejas, estofado, judías... Y luego si pasamos a comidas con origen pero extendidas por todo el país, el cocido, la paella, el gazpacho...
En Alemania es muy complicado encontrar un plato que sea tradicional en todo el país, pues la gastronomía es muy regional. Podemos encontrar salchichas en toda Alemania, cierto, pero por ejemplo, las blancas son típicas de Baviera y las pequeñitas son de Núremberg, como de hecho se llaman, Nürnberger Bratwurst.
El codillo es también algo típico de Baviera, aunque en todas las Brauhaus, cervecerías, de Alemania podemos encontrarlos.

Le he preguntado a muchos alemanes sobre este tema, alguna comida típica de todo el país. El marido de una de mis pacientes es cocinero, de esos de restaurante y con estudios. De ellos saqué los que parecen ser los platos que podemos encontrar en todo el país.

Sauerkraut con Spätzle y Kasseler. Que traducido en orden sería el famoso Chucrut, una especie de pasta extraña  y lo que parece ser filete de Sajonia. Aún no lo he comido, pero si alguna vez tengo la ocasión de probarlo seguro que lo hago, tiene muy buena pinta.


El chucrut en sí también es comido en todo el país. Col fermentada... La primera vez que la pruebas sabe horrible, más mala que un demonio, pero conforme la vas comiendo te vas acostumbrando. Al final, después de haberla probado unas cuantas veces no está tan mala... Aunque el olor es siempre igual de horrible.


Mett, carne de cerdo picada cruda condimentada con sal y pimienta. Se come así tal cual, untada en pan con un poco de cebolla por encima... Aunque parezca mentira está bastante buena. Aunque una cosa, depende de la región en la que os encontréis se llamará de una forma u otra.


Kohlrouladen, repollo relleno de diferentes cosas, a gusto del consumidor. A mi el repollo no me termina de convencer, así que por ahora no he probado nunca este plato.


Frikadelle, se podría decir que son unas pequeñas hamburguesas hechas con carne picada de cerdo o ternera. Dependiendo de la zona en la que nos encontremos se las llamará de una manera u otra. De hecho es posible encontrarlas fuera de Alemania, en Francia, Suiza o Bélgica también existen.
Están bastante buenas, y el sabor tampoco se diferencia mucho al de las hamburguesas de siempre, aunque son más pequeñas pero más gorditas.


Brezel, los panes típicos alemanes que todos conocemos en forma de lazo. Por lo general suelen llevar una cantidad de sal bastante importante y no suelen ser actos para el consumo, ni humano ni animal, dos días después de su compra, pues se ponen duros irrompibles. Están bastante buenos, es básicamente pan con sal. Una vez también los vi cubiertos de queso fundido, esos no los probé, pero tenían muy buena pinta.


La cerveza, no es comida, pero no hay nada más típico alemán que eso. Aunque aun así esto es casi lo más regional que hay. Algunas veces va hasta por ciudades. Nunca jamás pidas una Kölsch, cerveza típica de Colonia, en Düsseldorf, o una Alt en Colonia, puedes acabar apedreado.


Hay un plato que siempre que lo veo en alguna carta me llama mucho la atención, la Linsen suppe, sopa de lentejas, es decir, un plato de lentejas. Pero no sé, nunca se me habría ocurrido referirme a esta comida con el nombre de sopa... no es una sopa, son lentejas...

Tengo la intención de hablaros con más detalle de todos estos platos alemanes, así como de los que son típicos de cada una de las regiones, pero eso será en entradas posteriores.
Por ahora creo que podemos decir que a grandes rasgos estos son los hábitos gastronómicos de los alemanes.
Yo vivo en Colonia, así que lo que más conozco son los platos de esta región, estaría muy agradecida si me pudieseis contar que es lo más típico de la zona en la que vivís. Seguro que entre todos podemos juntar muchos platos diferentes y variados.

PD: Todas las fotos de esta entrada están sacadas de internet.


________


Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.


Un saludo!!


11 de marzo de 2015

Amuletos - Glücksbringer

Si hay algo que tienen en común todos los países son sin duda las supersticiones. Quizás no sean las mismas, es posible que hasta no se parezcan en nada, pero aún así no hay lugar donde no crean en ellas.
Ya hablamos hace un tiempo sobre como desear buena suerte enalemán. Pero ¿qué objetos proporcionan buena suerte?
La mayoría son muy conocidos pues en España también dan suerte, os dejo un par de ejemplos de objetos de la buena suerte, Glücksbringer, para los alemanes:


Trébol de cuatro hojas - Vierblättrige Kleeblatt



Mundialmente conocido. Encontrarse un trébol de cuatro hojas augura muy buenos presagios, pero ¿a razón de qué? Hay bastantes elucubraciones al respecto, pero el simple hecho de encontrase uno ya es buena suerte. Se estima que hay un trébol con cuatro de hojas en una proporción de 1 entre 10.000.
Algunos dicen que cada hoja representa diferentes cosas. El Padre, el Hijo, el Espíritu Santo y la cuarta hoja sería la Gracia de Dios. Otros dicen que es la esperanza, la fe, el amor y el último, el cuarto, la suerte.

Sea lo que sea, está claro que esta hazaña es arduo improbable. Yo por ahora nunca he encontrado ninguno.


Herraduras – Hufeisen



No está del todo claro el porqué. Más todo el mundo reconoce una herradura colgada en una pared como símbolo de buena suerte. Ahora bien ¿hacia arriba o hacia abajo? Esto tampoco está claro, pero la mayoría de la gente concuerda con que hacia arriba, pues hacia abajo la suerte se “escaparía”.
Parece ser que todo comenzó allá por la Edad Media. No todos podían tener un caballo, así que el hecho de tenerlo y además poseer el dinero suficiente como para mantenerlo se podría considerar de gente afortunada.
Eso si, la herradura debe de ser de hierro y si tiene tres clavos mucho mejor, esto es según los teutones.


Cerdo – Schwein
Otra superstición que proviene de la Edad Media. Tener un cerdo era sinónimo de cierta riqueza, pues al matarlo con la carne que se sacaba, una familia podía sobrevivir bastante tiempo. Por eso las huchas de cerditos, cuanto más gorditos más carne.


Deshollinador Schornsteinfeger


En Alemania y Austria ver un deshollinador por la calle es un símbolo de muy buena suerte.
Estos hombres se dedican a limpiar chimeneas, y antiguamente para poder tener una chimenea debes de tener un hogar y para mantenerla debes de poseer dinero. Así que si un deshollinador iba a tu casa es que las cosas no te iban demasiado mal. Además esta limpieza previene de posibles incendios.
Por eso se dice que dan buena suerte.


Para Año Nuevo es muy típico que la gente regale unas macetas con tréboles y la figurita de un deshollinador encima. Como deseo de buena suerte. ¿Por qué a finales del año? Para que la persona que lo recibe empiece bien el año. Además, parece ser que los deshollinadores pasaban sus honorarios en esta época del año.



Hay otra cosa que da buena suerte, bueno, no eso exactamente, sino que alguien te va a regalar algo. En España se dice que cuando te pones alguna prenda del revés, es decir, con la etiqueta hacia afuera, es que vas a recibir un regalo, buena suerte. En Alemania también existe esto, pero no tiene nada que ver con la ropa. Imagino que todos os habréis fijado alguna vez en esas manchitas blancas que salen en las uñas. Pues según los teutones cuando te salga una será cuando recibas el esperado regalo.

¿Sabéis más objetos que den suerte? Sin importar el país. ¡Contádnos!

Un saludo!!



9 de marzo de 2015

Leipzig


Leipzig es una ciudad del estado federado de Sajonia. Se supone que su nombre en español es Lipsia, pero creo que nadie la conoce de esta manera.

El río Weiße Elster, un afluente del Elba, pasa por la ciudad. Este río es conocido en español como Blanco Elster, e imagino que no habrán traducido la segunda palabra por significar urraca. Aunque alstrawa, que significa apresurado. Seguro que a aquellos a los que les guste la historia habrán oído hablar de este río, pues fue donde el mariscal Józef Antoni Poniatowski murió en 1813 cubriendo la retirada de Napoleón tras su derrota en la Batalla de Leipzig.
parece ser que realmente no tiene nada que ver con el pájaro, sino que proviene de la palabra del eslavo

Los ríos Pleiße y el Parthe desembocan en esta ciudad..
Leipzig se encuentra situado en un valle, el Tieflandsbucht.

Esta ciudad es la tercera población más grande de la Alemania del este, detrás de Berlín y Dresde. Tiene aproximadamente 532.000 habitantes.
La capital del estado, Dresde, se encuentra a unos 120 km y Berlín esta a 190 km. La frontera con la República checa está a unos 160km y la de Polonia a algo más de 200km.

A unos kilómetros de lo que es ahora la ciudad se encuentra un antiguo asentamiento, datado en el siglo III, de los pueblos germanos. Por las inscripciones que se han encontrado allí acerca del nombre de dicho asentamiento, Lipz, se presupone que este fue el origen de la ciudad de Leipzig.
Aunque en el primer documento que se tiene de esta ciudad se la denomina como Lipzk. Es una palabra proveniente del eslavo y significa "lugar cerca de los tilos". En latín derivó a Lipsia, aunque en algunos idiomas, como en checo, aún se la denomina de forma muy parecida al nombre antiguo, Lipsko.

Cuando en el siglo XIII comienzan a proliferar las ferias comerciales Leipzig se hace con un gran renombre y termina siendo un punto muy importante de comercio entre Alemania y los países colindantes. La ciudad prospera mucho y esto atrae a grandes cabezas pensantes que ayudan en esta prosperidad.

En 1813 Napoleón Bonaparte fue derrotado en esta ciudad en la llamada batalla de las Naciones o batalla de Leipzig.
En la Primera Guerra Mundial sufrió graves daños. Y en la II Guerra Mundial fue prácticamente destruida. Tras esta guerra la ciudad quedó bajo el mando del Ejército Rojo, es decir, quedó en la República Democrática Alemana (RDA).
En la plaza del mercado se iniciaron en 1989 las “Manifestaciones de los Lunes”, eran demostraciones pacíficas que proclamaban la libertad y la democracia. Poco a poco estas manifestaciones fueron expandiéndose al resto de Alemania y acabaron el 9 de noviembre con la caída del muro.


La música y la literatura son muy importantes en esta ciudad. El primer libro se imprimió aquí en 1481 y en 1650 se publicó el primer diario del mundo. 
La feria del Libro, que se celebra en marzo, es un acontecimiento muy importante en la ciudad. A principio del siglo XVIII se conocía a esta ciudad como "La ciudad del Libro".

Goethe vivió aquí durante muchos años, y denominaba a la ciudad como su pequeña París.
Johann Sebastian Bach pasó gran parte de su vida aquí, donde incluso murió. Leipzig también es la cuna del compositor Richard Wagner.
Aunque hubo muchas más personalidades importantes que trabajaron durante una buena parte de su vida en Leipzig, el filósofo Friedrich Nietzsche, Werner Heisenberg quien consiguió el primer premio Nobel de Física o Felix Mendelssohn, un compositor que no tiene nada que ver con el Mendel de los guisantes.
Angela Merkel estudió la carrera de física aquí. 
En la actualidad parece que la música aún sigue presente en Leipzig, aunque sea de una forma un poco distinta. El grupo de música Die Prinzen se formó en esta ciudad. El cantante de Rammstein nació aquí, al igual que los gemelos de Tokio Hotel.


La estación central se encuentra en el centro de la ciudad y andando podemos llegar en unos 15 minutos a la plaza del Mercado, el centro turístico.



Plaza del mercado - Markt 


La plaza del mercado aún continua teniendo su función de antaño y en algunos días de la semana se pone un mercado donde podemos encontrar todo tipo de cosas.

Se conservan muchos edificios históricos, pero los dos más importantes son:


Antiguo Ayuntamiento - Alte Rathaus

Foto sacada de internet

Esta ubicado en la parte este de la plaza. Es un edificio de estilo renacentista construido entre los años 1556 y 1557. Actualmente es un museo de la historia de la ciudad, Stadtgeschichtliches Museum.


Antigua Pesa Pública - Alte Waage

Foto sacada de internet

Se encuentra en la cara norte de la plaza. Fue construido en 1555 en estilo renacentista.



Iglesia de San Nicolás - Nikolaikirche 

Esta iglesia fue construida a mediados del siglo XII. Aquí se tocaron por primera muchas de las obras de Bach, como por ejemplo Pasión según San Juan.



Fue uno de los puntos de partida de la revolución pacífica de 1989, que derivó en la Caída del Muro de Berlín.

Naschmarkt 


En esta plaza situada detrás del antiguo ayuntamiento encontramos la Antigua Bolsa, Alte Handelsbörse. Este edifico es de estilo manierista, construido entre los años 1678 y 1687. En la actualidad se utiliza como sala de conciertos.

Delante hay una estatua de Goethe del año 1903.



Mädlerpassage 

Foto sacada de internet

En la Grimmaische Strasse, entre el Markt y el Naschmarkt encontramos una galería comercial bastante peculiar, en su interior podemos encontrar exclusivas tiendas de moda y cafés. Además todo el pasaje está suntuosamente decorado. Es uno de los lugares más visitados de la ciudad.

Aquí encontramos el Auerbachs Keller, uno de los restaurantes más famosos de la ciudad. Donde podemos disfrutar de una gran variedad de platos típicos de la región de Sajonia. (Cuando nosotros visitamos la ciudad no comimos aquí, por lo que desconozco la calidad de la comida. Lo que sí que os puedo decir es que muy económico no es.)

Foto sacada de internet


„Wer nach Leipzig zur Messe gereist, 
Ohne auf Auerbachs Hof zu gehen, 
Der schweige still, denn das beweist: 
Er hat Leipzig nicht gesehn.“


"Quien a la feria de Leipzig viajó
y el Auerbachs Keller no visitó, 
de no callar demostraría
que Leipzig no conocía.“



Iglesia de Santo Tomás - Thomaskirche 


Construida en estilo románico, fundada en 1212 por la orden de los agustinos. Es la iglesia más antigua de la ciudad y el lugar donde están los restos de Johann Sebastian Bach.


En el lado derecho de la iglesia podemos encontrar una escultura del compositor y justo enfrente está el Museo de Bach que recoge una gran cantidad de partituras de este genio de la música, así como diferentes documentos musicales de la época en la que vivió.


Nuevo Ayuntamiento - Neues Rathaus

Foto sacada de internet

Este edifico fue construido en un estilo mezcla de renacentista y barroco, entre los años 1899 y 1905. Se inicio alrededor de la torre redonda que se encuentra en el centro de la construcción.



Augustusplatz

Tras la Segunda Guerra Mundial y la reconstrucción de la ciudad en la época comunista no quedó mucho de la original plaza.

Originalmente esta plaza se llamaba Platz vor dem Grimmaischen Thor (Plaza de la Puerta de Grimma). Después se llamó Augustusplatz y durante la época comunista se la renombró como Karl-Marx-Platz. Durante unos años el nombre fue variando entre este y el actual. Tras la reunificación de Alemania se quedó con el que conocemos.

Hay varias caras importantes en esta plaza.


Teatro de la Ópera - Opernhaus

La encontramos en la cara norte de la plaza. Tiene un estilo un tanto mezclado, por un lado se pueden apreciar formas neoclásicas, aunque el estilo nos puede recordar a la arquitectura soviética de la época stalinista.


Justo detrás hay un pequeño jardín con un estanque (cuando nosotros fuimos estaba realmente poco cuidado y había gente un poco... con mal aspecto).


Gewandhaus

Gewandhaus y City-Hochhaus. Foto sacada de internet.
Está ubicada en la lado sur. El edificio que hoy encontramos data del año 1981, pero es ya el tercero. Es la casa de la orquesta de Leipzig, una de las más importantes del mundo.

Por su aspecto tan poco agraciado es muy posible que muchos pasen este edificio por alto.


City-Hochhaus

En la cara oeste de la ciudad. Con 142 metros de altura es el rascacielos más alto de la ciudad.

Fue construido entre 1968 y 1972 y se supone que tiene la forma de un libro abierto. Originalmente era parte del campus universitario. Pero el gobierno de Sajonia lo vendió y actualmente es propiedad del banco de inversión estadounidense Merrill Lynch.

Es un edifico de oficinas de alquiler, donde se encuentran la emisora de radio y televisión MDR, la Bolsa Europea de la Energía y el restaurante Panorama. Es posible subir hasta la azotea donde encontramos una plataforma de observación de la ciudad.

Foto sacada de internet


Universidad - Universität

También en la cara oeste nos encontramos con los edificios principales de la universidad.

City-Hochhaus y la universidad.


Monumento a la batalla de los pueblos - Völkerschlachtdenkmal 

Este monumento conmemora la victoria del bando ruso-prusiano contra Napoleón el 18 de octubre de 1813.
Fue construida entre los años 1898 y 1913. En la parte de arriba, alrededor de la cúpula encontramos un grupo de estatuas de 9,60 metros de altura.

Foto sacada de internet

En la fachada hay una estatua del arcángel San Miguel que mide 12 metros.

Su visita es posible, de abril a octubre de 10 a 18 horas. De noviembre a marzo de 10 a 16 horas.

Precios:
Adultos 8€
Niños menores de 6 años entran gratis. Hasta los 18 años 6€.



Russische Gedächtniskirche

Foto sacada de internet

Es una iglesia ortodoxa que conmemora los 22.000 soldados rusos que murieron durante la batalla de las naciones. Fue construida en 1912. La Kolómenskoe le sirvió al arquitecto de inspiración.


Tribunal de Justicia - Bundesverwaltungsgericht

Foto sacada de internet

Este es el edifico donde se encuentra el máximo organismo de justicia de Alemania.



Museum Stasi 

Este museo se encuentra en el Museo Runde Ecke, esquina redonda. Era la antigua oficina del distrito del Servicio de Seguridad del Estado de la República Democrática Alemana. Lo que más atrae la atención de este museo es que muchas de las cosas se mantienen intactas, tal y como se dejaron en la época. Así que podemos ver con nuestros propios ojos como era un cuartel de la Stasi.

Foto sacada de internet

Los horarios son un tanto extraños, está siempre abierto entre las 13 horas y las 16 horas, aunque es posible que el horario se amplíe dependiendo del día...

La entrada cuesta 4€, los niños y los estudiantes pagan 3€.




Foto sacada de internet

Es la cafetería más antigua de Europa. Se encuentra situada en la Kleine Fleischergasse 4. Muy cerca de la plaza del mercado. En la tercera planta hay un museo del café de Sajonia. (Yo no tomo café, así que no puedo deciros si es bueno o malo).




Foto sacada de internet

Es una de las cafeterías más famosas de la ciudad. Está situada en la Schuhmachergäßchen 1, en un edifico un modernista bastante curioso.

Abierto desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la tarde.


Cuando fuimos de visita a esta ciudad lo hicimos sin documentarnos previamente. Muy mal por mi parte, lo sé. No teníamos ni idea de que era lo que nos íbamos a encontrar. Se nos quedaron algunas cosas por visitar y algunas veces fotografiamos la casa que no era, por eso muchas fotos de esta entrada están sacadas de internet... y no fuimos a las cafeterías y restaurantes de las que os hablo... un pequeño desastre...


Opinión personal: Cuando estuvimos allí nos pareció una ciudad bonita, pequeña y tranquila. Sin mucho que ver, pero ahora que me he puesto a buscar información he visto que nos dejamos bastantes cosas importantes. Aun así lo que vimos nos gustó.

Aunque para mi, una de las cosas que más me gustó fue el ir paseando por las calles mientras músicos ambulantes tocaban obras de Bach.


¿Alguno habéis estado en Leipzig alguna vez? ¿Qué os pareció? Si hay alguien por ahí que viva aquí, ¿me he dejado algo importante?
________

Alemania es un país lleno de lugares con encanto que esperan ser descubiertas; grandes urbes, pequeñas ciudades y pueblos que parecen estancados en el tiempo. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros? 


Un saludo!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...