29 de diciembre de 2015

Buscar piso en Alemania

Buscar un piso donde vivir en Alemania suele ser una de las primeras cosas que haremos al llegar al país y es muy probable que también se convierta en el primer quebradero de cabeza.
Encontrar un piso en Alemania es extremadamente difícil y en algunas ocasiones puede llegar a ser una auténtica pesadilla. Se te acaba el contrato en el piso donde vives y no encuentras nada...
Por desgracia no tengo la solución definitiva, muchas veces es tan solo suerte.


En este país prácticamente todo el mundo vive de alquiler, la gente no suele comprar casi nunca y las casas en alquiler pueden llegarnos de dos maneras: completamente amuebladas, o sin amueblar.
Con completamente amuebladas me refiero a todo, con sábanas, platos y toallas incluidos. Pero claro, todo esto pertenece a la casa, si nos vamos a quedar poco tiempo en ese piso es lo mejor, pues no hay que hacer ningún tipo de inversión. Pero si nuestra idea es permanecer un tiempo puede que al final todos esos muebles no sean tan buena idea.
Los muebles no son tuyos, por lo tanto no puedes darlos o tirarlos y poner unos nuevos. Comprar otros siempre es posible pero si el piso ya está amueblado, ¿dónde los metes?
Yo viví un tiempo en una casa de estas, al principio estuvo genial, entras, deshaces las maletas y listo, ¡a vivir! Pero con el paso del tiempo dejé de sentirme a gusto allí, no había nada que fuese mío y cada vez me iba sintiendo menos en mi casa.

Sin amueblar es justo todo lo contrario, tendréis una bañera, un lavabo y un retrete. Y ya. La cocina estará vacía, las tomas del agua están bien a la vista, esperando ser montadas. Es posible que por no tener no tengáis ni suelo... que tan solo esté el suelo de la obra, ya que el anterior inquilino puso el suelo cuando llegó y se lo llevó cuando se fue.
Y es lo que tendréis que hacer vosotros cuando os vayáis, debéis de dejarlo todo tal cual os lo encontrasteis, con las paredes pintadas y todo quitado.
Por suerte no es siempre así, es posible que tengáis suerte y podáis quedaros con la cocina y el suelo que había antes, pagándolo, claro, pero si el suelo no está en muy mal estado merece la pena pagarlo.

Pero bueno, antes de nada tenemos que encontrar un piso, ¿dónde busco?
En los periódicos suele haber algunos anuncios, pero por lo general la gente busca en diferentes páginas de internet, a saber;
- Immowelt
- Wg-gesucht
- Immobilienscout24
Entre muchas otras opciones, pero esas suelen ser buenas.

En la mayoría de los anuncios os vais a encontrar con abreviaturas, os dejo una lista de las más comunes para que podáis entenderlos.
WG abreviatura de Wohngemeinschaft, es decir, piso compartido. La gente joven suele elegir esta opción por ser la más barata. Ya que los gastos se dividen.
Para nosotros puede ser una gran idea para comenzar nuestra vida germana, ya que si conseguimos un piso con alemanes vamos a aprender el idioma con mucha rapidez.
Eso siempre que los compañeros sean majos y quieran una amistad con nosotros. La clave de esto es buscar pisos en los que ponga keine Zweck-WG, y tened cuidado, el keine es la clave. Esto significa que es un piso donde puedes socializar con el otro u otros compañeros. Sin él, es decir, Zweck-WG , significa que es un piso en el que no se busca la convivencia o buen rollo, es tan solo una manera de minimizar los gastos del piso y si os cruzáis por el pasillo es posible que te ignoren y ni siquiera te responda a un Hallo! (jurado, vivido en propias carnes). Así que buscad siempre keine Zweck-WG.

NK son Nebenkosten, es decir gastos de comunidad, agua, teléfono… pueden estar incluidos, indicado en muchas ocasiones con la abreviatura inkl. o no estarlo.

KM es Kalte Miete. En este caso los Nebenkosten no están incluidos, por lo que al precio que pone en la oferta deberéis de sumarle unos cuantos euros más, eso ya depende de la ciudad y de lo que haya que pagar.

HZ significa Heizkosten, gastos de calefacción, que igualmente pueden estar incluidos o no.

Teilmöbl. Es teilmöbliert, parcialmente amueblada. Pero ese parcialmente puede ser muchas cosas, solo cocina, baño y cocina, un sofá… Eso habrá que preguntarlo.

Möbl. Es la palabra acortada de möbliert, es decir, que el piso está amueblado.


Otras palabras importantes en la búsqueda de piso son:

Kaution – fianza. Suele ser de dos o tres meses, siempre se pide y al irnos, sino hemos causado daños en el piso nos la devuelven.
Al ser pisos de alquiler suelen estar bastante usados y no todos los caseros o inmobiliarias los renuevan cada vez que se muda un nuevo inquilino, por eso debemos de tener un poco de cuidado para que cuando nos vayamos no nos la líen y nos digan que hemos dañado algo cuando eso ya estaba así al llegar nosotros.
Para curarnos en salud lo mejor es que cuando nos mudemos el casero o el agente de la inmobiliaria nos enseñe el piso y veamos con él los imperfectos. Todas estas cosas las apuntamos en un papel, que nos lo firmen y así tenemos por escrito que es lo que estaba dañado.
Yo nunca he tenido problemas con esto, aunque una vez nos quisieron quitar dinero de la fianza porque había salido moho en la bañera (que no sé si estaba allí cuando nosotros nos mudamos) y había un poco de polvo en los rodapies... Al final conseguí nuestra fianza entera porque habíamos estado varios meses sin timbre y el casero había sido avisado pero no lo había arreglado.

Provision – comisión. Es la parte que se lleva la inmobiliaria cuando encuentras un piso a través de ellos. Obviamente solo se paga si los tramites se realizan con una inmobiliaria, en el caso de que hablemos directamente con el casero no tendremos que pagar ningún tipo de comisión.

Zwischenmiete ese tipo de alquiler es especial. Cuando alguien se va a ir de su piso durante un tiempo pero luego va a regresar suelen subalquilar el piso o la habitación en ese intervalo en el cual van a estar fuera. Así se aseguran de que a su vuelta siguen teniendo casa y además no pierden el dinero del alquiler, pues se lo pagamos nosotros.
En este caso nos encontraremos con el piso o la habitación completamente amueblados, podremos usar lo que allí haya, pero siempre sabiendo que nada de eso es nuestro.
El tiempo del alquiler depende de cuanto tiempo se vaya la otra persona, los hay de unos días, semanas y hasta años.
¿Es posible que nos engañen y nos cobren más de lo que la otra persona paga de alquiler? Pues claro que sí, no es ético, pero seguro que muchos lo hacen. ¿Solución? Buscar otro piso. Aunque a no ser que nos enseñen el contrato oficial no veo la manera de asegurarse de que pagamos lo que el piso vale. De todas formas, si el precio nos parece adecuado tampoco creo que sea necesario que nos metamos en ningún jaleo.


Una vez que encontremos un piso que nos guste falta la parte más complicada. En Alemania las visitas a los pisos son un casting en toda regla. Nos citan a una hora determinada y junto con millones de personas más tenemos que hacerle al casero la pelota para que nos elijan a nosotros...
No escatiméis en nada y si veis que es uno de esos alemanes enamorados de España explotadlo. Buscad algo para que os recuerden.

Si tenéis perros o niños deberéis de decirlo antes y si están permitidos llevarlos a la entrevista. Hay caseros que no quieren alquilar su piso a familias con hijos pequeños o perros, pero imagino que siempre será mejor si ven en persona lo encantadores que son...

Es probable que no vayáis a conseguir piso pronto, pero no os desaniméis, algo llegará.

Cuando estéis en el proceso de buscar piso tened mucho cuidado con las estafas. Si escribís en alemán y os responden en inglés desconfiad, buscad en internet el anuncio y aseguraos de que no es ningún fraude.

Suelen inventarse historias del tipo "le compré el piso a mi hija pero vive en el extranjero".

Nunca hagáis transferencias o deis el dinero hasta que no hayáis firmado nada y tengáis las llaves en la mano. Y si es posible ved el piso en persona antes de firmar nada. No seríais los primeros estafados. Sí, en Alemania también hay mala gente y con la búsqueda de pisos tienen una mina de oro, es muy complicado encontrar alojamiento y se aprovechan de eso y de la desesperación de la gente.

¿Qué se necesita para alquilar un piso en Alemania?

Depende del casero que nos toque. Algunos piden poca cosa, pero por lo general todos nos van a pedir el salario de los tres últimos meses para asegurarse de que podemos pagar el piso. En caso de que seamos estudiantes necesitaremos un Elternbürgschaft, es decir, un papel de nuestros padres en el que dicen que ellos se hacen cargo de nuestros gastos, aquí hay un ejemplo. Siempre hay que adjuntar una copia del DNI.

Hay otros caseros más pejicosos que también nos pedirán nuestros papeles de la SCHUFA, aquí os dejo un enlace sobre ello.

Que yo sepa no suelen pedir más cosas, pero gente rara hay en todas partes.

Una vez que tengamos piso lo primero que debemos hacer es dirigirnos al ayuntamiento y empadronarnos en la ciudad, ya que ese papel lo necesitaremos para la mayoría de los tramites que vendrán a continuación. La palabra es Anmeldung, os dejo información sobre este tema.


Ya poco más puedo decir, mucho ánimo, no desesperéis y ¡mucha suerte!

________

Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.

Un saludo!!


23 de diciembre de 2015

Christkind

En la noche del 24 de diciembre si estamos callados y prestamos atención podremos escuchar el sonar de unas campanillas en la lejanía y como estas poco a poco se van acercando a nuestra casa.

Esto es señal inequívoca de que el Christkind ha llegado a nuestro hogar.


Hace ya unos años, allá por el siglo XVI, el monje Martin Lutero se opuso a algunas ideas de la Iglesia católica romana y acabó separándose de la misma, creando así el Protestantismo.

Esta religión no rinde culto a los santos cristianos así pues, si Sankt Nikolaus no puede traer los regalos ¿quién lo hará? Ese espíritu de magia, la magia de Navidad, el secretismo, la expectación y el despertar de la imaginación en los niños había que conservarlo, así pues Lutero creó un nuevo ser traedor de regalos, el Christkind.


En un inicio se llama Heiligen Christ, y era Jesús en su forma adulta, pero con el paso del tiempo la idea original fue cambiando hasta llegar a lo que tenemos en la actualidad, el niño Jesús, es decir, Jesús pero en bebé.

Se supone que el aspecto del Christkind es la de un niño con un vestido blanco y dorado, de pelo muy rizado y rubio. Algunos se preguntan si es niño o niña y otros responden que al igual que los ángeles, no tiene género. Pero desde que llegó por primera a las casas alemanas nadie ha podido verle nunca, así que no podremos saber con certeza si es un niño o una niña...


En algunas casas alemanas el Christkind es el que sigue trayendo los regalos el día de Nochebuena, pero muchos otros han aceptado al viejecito barrigón como portador de presentes.

Hay otros países por los que el Christkind también se pasa como Suiza, Austria, la República Checa y algunos más.

Según he podido ver hay una versión anglosajonada de esta figura navideña, el Kris Kringle, pero en realidad es este mismo niño, solo que lo pronuncian a su manera.

¿Conocíais esta figura?

¿Quién trae los regalos en vuestra casa? Para mi los Reyes Magos de Oriente son y serán los mejores, Baltasar siempre fue mi preferido.

________

Vivimos en un país diferente al nuestro, y eso en algunas ocasiones implica también una nueva cultura con tradiciones que al principio nos pueden resultar extrañas. Pero no hay nada como saber de que se tratan para poder entender. ¿Te vienes a descubrirlas con nosotros?
Un saludo!!


21 de diciembre de 2015

Otoño


Otoño, una estación de cambios.

En los primeros días aún nos quedan algunos resquicios del calor del verano (que aunque sea un verano alemán también tenemos algo de solecito), pero poco a poco las temperaturas comienzan a bajar.

Y cuando las primeras chaquetas empiezan a ser desempolvadas del armario, cuando los primeros caldos calentitos comienzan a sentar muy bien, llega el momento de las calabazas.
Durante unas semanas vayamos donde vayamos veremos calabazas de todo tipo y por todos lados.
Seguro que si pensamos en ellas a muchos de vosotros os venga a la cabeza la imagen de ese fruto naranja con forma medio esférica. Pero hay muchísimos tipos diferentes de calabazas y en Alemania los podemos encontrar todos.

En estos días las recetas con este alimento lo inundan todo. Y los alemanes comen calabaza como si no hubiese un mañana. Esperan con ganas el inicio de la temporada y acaban empachados de ella, hasta el año que viene, que vuelven a hacer lo mismo...

Cuando el dolor de tripa se pasa llega el momento de coger la cesta y lanzarse al campo.
La recolección de setas da comienzo.


Los alemanes que yo conozco no son muy seteros, pero siempre que hemos salido de senderismo por esta época del año nos hemos encontrado bastante gente cogiendo setas. Alguna vez nos hemos puesto a elucubrar, ¿será esta seta comestible? Pero obviamente nunca lo hemos probado...

Y de pronto las temperaturas vuelven a subir.
Por aquí también tenemos eso de los veranillos, el de San Miguel, San Martín y demás.

Y justo cuando empezamos a pensar que nos habían engañado, en Alemania no hace tanto frío como decían, ves como los vecinos les ponen las ruedas de invierno al coche...


Se dice que estas ruedas deben de ponerse desde octubre a Semana Santa, pero más bien es según lo requiera el clima. A partir de los 8 grados es obligatorio ponerlas, no porque lo diga ninguna ley, sino por lo peligroso que es conducir por una carretera con hielo o nieve. Las ruedas de invierno reaccionan mucho mejor y llevarlas puede salvarnos de algún buen susto.

3 de octubre. Día de fiesta Nacional. La Reunificación de Alemania.
Todos sabemos que tras la Segunda Guerra Mundial el país quedó dividido en 2 partes. Y Berlín fue la cima de toda esta división con el Muro.

En este día se conmemora que Alemania dejó de ser un país dividido. Ya no más este u oeste, tan solo República Federal de Alemania.

Ya nos encontramos bien adentrados en el otoño y eso se nota en los árboles. Las hojas comienzan a tomar diferentes tonalidades de marrón. Cada árbol, cada rama y cada hoja tienen un color distinto. Y la imagen que forman es simplemente increíble.
Adoro Alemania en otoño.


Con este cambio de color comienza también la caída de las hojas, que en un principio no supone ningún problema, pero en este país los árboles de hoja caduca son los que más proliferan y las calles acaban inundadas de hojas. 

Todo muy bonito hasta que llueve y esas hojas se convierten en trampas resbalosas mortales, es súper divertido, en especial cuando vamos con la bici...

Poco a poco se empieza a notar la llegada del invierno, las temperaturas comienzan a bajar, los días son más cortos, y ya nos levantamos de noche para ir al trabajo.

9 de noviembre. En este día en el año 1989 alguien se lió, ab sofort, y la confusión inundó el país. 

El Muro de Berlín había caído y millones de familias pudieron volver a reencontrarse tras muchos años de obligada separación.

El 11 de noviembre, 11.11. comienza en Colonia la quinta estación del año, el Carnaval. Es tan solo un día, para la gente en esta ciudad lo vive con mucha intensidad. 


Si alguna vez podéis asistir a un Carnaval en Colonia hacedlo, os dejará sin palabras, para bien o para mal...

A la par llega Sankt Martin, con su capa y su caballo. Los niños se echan a la calle con los farolillos encendidos y recorren el barrio cantando sus canciones.


Y justo cuatro domingos antes de que llegue la Navidad se enciende la primera vela. Comienza el Adviento.


En algunas regiones del país ya podremos encontrar los Weckmann. Unos bollos bastante ricos que tan solo se cocinan en esta época del año.


4 semanas para Navidad, el mejor momento para disfrutar este país. Todo gracias a la magia que desprenden los Mercados de Navidad que ya se encuentran abiertos en las principales plazas de las ciudades. 

La decoración navideña inunda los hogares, todo se llena de hombrecillos fumadores, cascanueces y edificios extraños que nosotros nunca hemos visto.


Llega el momento de inflarse a comer Spekulatius, lo mejor de la Navidad alemana, los Christstollen o cualquiera de los millones de dulces que podemos comprar en los supermercados. 


Por aquí no tienen turrón, pero tampoco os creáis que lo necesitan, hay millones y millones de dulces navideños
A los alemanes les encantan los dulces y en esta época del año eso se puede apreciar muy bien.

Aunque claro, son sus sabores de Navidad, a nosotros no nos gustan tanto... nuestro paladar no está acostumbrado a esas especias, texturas o sabores y algunos (bastantes) de estos dulces nos resultan demasiado raros.


Entramos en diciembre, ya hace frío, llegamos y salimos del trabajo de noche y es posible que en algunos lados ya haya nevado, pero no pasa nada, porque en este 1 de diciembre podemos abrir nuestro primer regalo del Adventskalender


Y es que tener un regalo por día alegra a cualquiera, aunque sean chocolates o pequeñas cositas.

En la noche del 5 al 6 de diciembre tendréis que limpiar vuestros zapatos a conciencia y dejarlos en la puerta. ¿Habéis sido unos niños buenos? 


Si es así Sankt Nikolaus, un obispo barbudo, os dejará unos chocolates en los zapatos.

Los precios de todo se disparan, las calles se llena de gente. Regalos y regalos. Vender y comprar.
Pero para algunos sectores es una época de calma, muchas instituciones del gobierno cierran durante estos días y la gente va menos al médico, al dentista o al fisio.

Se va acabando el año, uno más...

Ahora tan solo puedo decir que hace frío... (menos este año, en el 2015 estamos teniendo unas temperaturas inusualmente cálidas).

Llega el invierno.

Si quieres saber como son el resto de estaciones del año en Alemania pincha en los enlaces de abajo, seguro que te sorprende.
Primavera.
- Invierno.
Verano.

Un saludo!!


18 de diciembre de 2015

Kartoffelpuffer

Las Kartoffelpuffer son una comida típica de la gastronomía alemana, es uno de los pocos platos que podemos encontrar en todo el país.

En toda Alemania se conoce la palabra de Kartoffelpuffer, pero según las regiones tiene un nombre específico, a saber; Reibekuchen, Reiberdatschi, Reibeplätzchen, Dotsch, Dötscher, Kartoffelpfannkuchen, Kartoffelplätzchen y un sin fin de variedades. En Austria las llaman Erdäpfelpuffer o Erdäpfelkrapferl y en Suiza Härdöpfelchüechli o Härdöpfeldätschli.

No son exclusivas de estos países, también las podemos encontrar en la República Checa, Polonia, Luxemburgo, Eslovaquia y Ucrania.


No he sido capaz de encontrar algún supuesto origen de este plato, pero viendo los ingredientes que lleva, me imagino que sería una comida de gente humilde, juntando todo aquello que tenían a mano.

Por lo general suelen ir acompañadas de alguna salsa, tanto dulce como salada. Lo más típico es el Apfelmus (compota de manzana), pero en algunas regiones le añaden mermelada y en otras chucrut, en especial de Baviera. Pero vamos, esto es según gusto.
Hay gente que las acompaña con una loncha de salmón ahumado por encima.

En la mayoría de los eventos alemanes podremos encontrarnos algún puesto donde las vendan, justo al lado de las Currywurst. Son muy fáciles de preparar y se han convertido en una especie de comida rápida. Aunque como todo alimento preparado es menos saludable que si nosotros las hacemos en casa.
En estos puestos callejeros las Kartoffelpuffer son tremendamente grasientas, pero cuando la gente las hace en casa las escurre antes de servirlas, y suelen estar más buenas que las "callejeras".

No hay receta única de las Kartoffelpuffer, depende de las casas, en algunos sitios utilizan harina, en otros copos de avena, y cada abuela le dará su toque especial, pero aquí os dejo una receta que me parece sencilla de hacer y tiene muy buena pinta.

Kartoffelpuffer


Ingredientes para unas 4 porciones:
12 patatas ya cocidas que no sean muy pequeñas.
3 cebollas.
3 huevos.
2 cucharadas de copos de avena.
Sal.
Aceite.
Compota de manzana, azúcar o lo que queramos añadir como acompañamiento.

Preparación:
Las patatas y las cebollas se rallan en trozos pequeños y se echan en un recipiente grande donde añadiremos los copos de avena y los huevos. Mezclamos todo bien y echamos un poco de sal.
Cuando tengamos la masa bien mezclada vamos haciendo pequeñas porciones y les damos una forma redonda, que no sean excesivamente gordas.
Luego echamos una buena cantidad de aceite en una sartén grande y cuando el aceite esté caliente añadimos la masa de patata. Muy importante, las Kartoffelpuffer tiene que nadar en el aceite.
Cuando adquieran un color doradito las sacamos y las dejamos escurrir.
Las servimos en el plato con el acompañamiento que más nos apetezca y listo. No las dejéis enfriar mucho, saben mejor cuando aún están calentitas.

Si os animáis a hacerlas en casa cerrad bien la puerta de la cocina, y poneos ropa de casa, dejan un olor muuuuy fuerte.


Seguro que si vivís en Alemania las habéis probado alguna vez, ¿qué os parecen? ¿Alguien se ha animado a hacer alguna en casa?
________

La gastronomía alemana es muy variada, siempre queda algo nuevo que probar y saborear. ¿Te vienes a descubrir nuevos platos?

Un saludo!!



16 de diciembre de 2015

Las partes del cuerpo - Die Körperteile

Poco a poco estamos avanzando en el alemán, vamos aprendiendo la gramática y el vocabulario básico. En esta entrada veremos algunas partes del cuerpo.

der Körper - dea curpa
En español no tenemos la letra "ö", al igual que su sonido, por eso para los hispanohablantes suele ser complicado de pronunciar. El truco es poner los labios como lo haríamos para decir una “o” pero decimos una “i”.
der Kopf  - dea copf

das Gesicht - das gue-síjt . 
En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.
die Augenbraue - die áu-guen-bráue 
En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.
das Auge - das áu-gue 
En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.
die Nase - die náse


der Mund - dea mund

das Kinn - das kinn

das Haar - das haar 

En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

die Stirn - die s-tirn


das Ohr - das or

die Wange - die bán-gue 
En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.
der Zahn - dea tzan 
La "z" no tiene el mismo sonido que en español, es una mezcla de nuestra "z" y la "t" y el sonido que resulta es algo entremedias de estas dos consonantes.

die Lippe - die lí-pe


die Zunge - die tzún-gue 
La "z" no tiene el mismo sonido que en español, es una mezcla de nuestra "z" y la "t" y el sonido que resulta es algo entremedias de estas dos consonantes.
En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.
der Hals - der háls 
En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

der Rumpf - dea rumpf


die Brust - die brúst

die Schulter - die schúl-ta 

Las "sch" son como un "shhhh" de mandar a alguien callar.

der Bauch - dea báuj


der Arm - dea arm


der Ellbogen - dea él-bo-guen 
En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.
die Hand - die hand 
En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

die Handgelenk - die hánd-gue-lénk 

En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

der Finger - dea fín-ga


das Bein - das báin

die Hüfte - die húf-te 
Con las "ü" tenemos el mismo problema. La pronunciación más parecida sería poner los labios como lo haríamos para decir una “u” pero decimos una “i”.
En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

das Knie - das qui-ní


der Knöchel - dea k-nó-gel 
En español no tenemos la letra "ö", al igual que su sonido, por eso para los hispanohablantes suele ser complicado de pronunciar. El truco es poner los labios como lo haríamos para decir una “o” pero decimos una “i”.
Para las "gel" también utilizamos nuestra pronunciación, como pueda ser gesto.

der Fuß - dea fus

der Zeh - dea ztee 

En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

der Rücken - dea rú-ken 
Con las "ü" tenemos el mismo problema. La pronunciación más parecida sería poner los labios como lo haríamos para decir una “u” pero decimos una “i”.



der Daumen - dea dáu-men



der Zeigefinger - dea ztái-gue-fín-ga 
En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

der Mittelfinger - dea mí-tel-fín-ga


der Ringfinger - dea ríng-fín-ga

der kleine Finger - dea cláine fín-ga




das Gehirn - das gue-hírn 


das Herz - das herzt
La "z" no tiene el mismo sonido que en español, es una mezcla de nuestra "z" y la "t" y el sonido que resulta es algo entremedias de estas dos consonantes.
En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

die Lunge - die lún-gue
En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.



die Organe - die or-gá-ne


die Leber - die lé-ba

der Magen - dea má-guen

En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.
die Milz - die milzt
La "z" no tiene el mismo sonido que en español, es una mezcla de nuestra "z" y la "t" y el sonido que resulta es algo entremedias de estas dos consonantes.

die Bauch­spei­chel­drü­se - die báuj-spái-gel-drú-se
Con las "ü" tenemos el mismo problema. La pronunciación más parecida sería poner los labios como lo haríamos para decir una “u” pero decimos una “i”.
Para las "gel" también utilizamos nuestra pronunciación, como pueda ser gesto.

der Dickdarm - dea dik-darm
En la pronunciación de las "gue" me estoy refiriendo a nuestra forma de decirlo, pues no es lo mismo decir guerra que cigüeña.
En alemán la "h" se pronuncia, es como una "j" aspirada.

der Dünndarm - dea dún-darm
Con las "ü" tenemos el mismo problema. La pronunciación más parecida sería poner los labios como lo haríamos para decir una “u” pero decimos una “i”.

die Gal­len­bla­se - die gá-len-blá-se
die Niere - die níi-re

die Blase - die blá-se


Hay muchísimas más partes del cuerpo, pero creo que estas son las más básicas y que nos pueden salvar de algún aprieto.

Espero que os haya servido de ayuda. Si veis algún fallo, por favor, no dudéis en avisarme.

________

Todos aquellos que no hemos aprendido el alemán desde pequeños sabemos lo difícil que puede resultar este aprendizaje, pero no es imposible, eso te lo aseguro. Pincha aquí para ver todas las lecciones que ya hemos visto.
¡No desistas! Al final lo conseguirás.
Un saludo!!


14 de diciembre de 2015

Silencio en la mesa

Los españoles tenemos la fama de hablar muy alto y quizás aquellos que estéis en España no os hayáis dado cuenta, pero cuando vuelvo a casa y voy a un bar siempre me asombra la cantidad de ruido que hay. Es posible que el problema venga  por el tipo de construcción, quizás en España la insonorización de los locales sea diferente, haya más eco... o quizás la respuesta más sencilla sea la correcta, hablamos más alto.

Pero bueno, sea lo que sea, la cultura con la que comparo, la alemana, que es donde vivo, es mucho más silenciosa.
Está claro que cafres los hay en todos lados, y los alemanes ruidosos existen, en especial cuando se emborrachan... ahí se superan.

Pero si os vais a un restaurante o a una cafetería es muy posible que os encontréis a un tipo de pareja muy curiosa.
No voy a decir que sean dos personas mayores, pues algunos deben de rondar los 60 y algo. 
Digamos a partir de esa edad, los 60. Un hombre y una mujer, muy probablemente casados desde hace ya muchos años. Sentados uno al lado del otro, con un café delante y sin decirse nada. 
Tan solo están allí, mirando a su alrededor, leyendo el periódico o perdidos en sus pensamientos.

Durante muchos largos minutos no se dirigen la palabra, pero tampoco parece que estén enfadados. Simplemente están allí sentados, disfrutando del momento y no tienen la necesidad de hacer a la otra persona partícipe de sus pensamientos...

Hace ya algo más de dos años que me fijé por primera vez en esto. Justo delante de nosotros había una pareja como la anterior descrita. Estuvimos en el restaurante como dos horas y durante todo ese tiempo tan solo hablaron en un par de ocasiones. Tan solo miraban a su alrededor, se limitaban a estar allí sentados, cada uno con un café y con sigo mismo.

Y ayer lo volví a ver. Estábamos en un restaurante y una pareja mayor, estos si que rondarían los 70 y muchos, se sentaron a nuestro lado. Nos saludaron, pidieron algo de beber y se quedaron allí sin decirse prácticamente nada. Estos tampoco parecía enfadados, las pocas veces que hablaron lo hacían en un tono normal, cordial. Es como si llevasen ya tanto tiempo juntos que no tienen nada más que contarse...

Estas parejas silenciosas colaboran al poco ruido de los restaurantes, pero también hay otro grupo que ayuda a esto.


Estamos en un bar y a nuestro lado tenemos a un grupo de personas que se dedican a comer, simplemente. Beben, tragan, mastican y respiran. Pero de sus bocas no sale ni una sola palabra. De hecho al final te acabas preguntando si realmente se conocen entre ellos o se han sentado juntos porque no había otro sitio libre.

Pero luego acaban de comer, y de pronto, del absoluto silencio nace una conversación. Ahí es cuando te das cuenta de que en realidad sí que se conocen... ¿Están siguiendo quizás los consejos de mamá? Con la boca llena no se habla.

La primera vez que lo vi me resultó bastante curioso, cuando como procuro hacerlo con unos ciertos modales y eso de comer y hablar a la vez queda muy feo, pero una cosa es comer con cuidado y otra es no hablar nada...

Ninguna de estas dos situaciones las había visto nunca en España, ¿y vosotros?

________

¿Curioso? ¿Interesante? ¿Descabellado? Los alemanes nunca van a dejar de sorprendernos, siempre habrá algo nuevo que descubrir. Si quieres conocer más "alemanadas", esas costumbres de los alemanes que nos resultan curiosas, échale un vistazo a esta página.

Un saludo!!





11 de diciembre de 2015

Ser como un...

Nunca dirías de alguien que es listo como un burro o terco como un zorro. Es curioso como las características de algunos animales se usan para describir a las personas.
Utilizamos estas peculiaridades como adjetivos, y siempre suelen ser los mismos, una palabra va asociada a un animal. Pero lo más interesante de todo es que la particularidad que posee ese animal es reconocida en muchos países y lenguajes diferentes.

No sé como será en otros idiomas, pero en español y en alemán hay bastantes de estos adjetivos que coinciden.
Os dejo una pequeña lista, algunos nos sonarán, pero otros probablemente nunca los habremos escuchado, pues en español no se dicen.

Stur wie ein Esel - Terco como una mula.
En español y en alemán los pobres burros y mulas tienen una fama muy mala, pero es que se lo han ganado a pulso.


Stark wie ein Bär / Stier - Fuerte como un oso / toro.
Hay una canción para niños de Rainer Wenzel bastante curiosa relacionada con este tema:


Y tanto en alemán como en español se utiliza el toro cuando alguien tiene un cuello muy musculoso.

Rot wie ein Krebs - Rojo como un cangrejo.
Poco que decir a esto, todos hemos visto alguna vez a alguien rojo cangrejo, yo he sido varias veces uno durante el verano... Que bonitas marcas se quedan...

Schlau wie ein Fuchs - Listo como un zorro.
Otros que tiene fama mundial, aunque buena en esta ocasión. Eso si, no confundamos el género, las zorras no son famosas por ser listas...


Hungrig wie ein Wolf - Hambriento como un lobo.
En español no he escuchado nunca esta expresión, pero aún así me resulta familiar... creo que nosotros también tenemos algo parecido, pero no caigo en ello.

Frech wie ein Dachs - Descarado como un tejón.
La verdad es que no tengo mucha idea de porque se dice esto, bien es cierto que los tejones no suelen achantarse mucho ante una amenaza, quizás sea por eso.

Fleißig wie eine Biene / Ameise - Trabajador como una abeja / hormiga.
En alemán se dice con los dos animales, aunque en español solo lo he escuchado con la hormiga. Imagino que la fama de trabajadoras de las hormigas debe de ser mundial, pues creo que todos conocemos el cuento de la Cigarra y la hormiga, ¿verdad?


Eitel wie ein Pfau - Vanidoso como un pavo real.
Se dice que los pavos reales son animales muy orgullosos y vanidosos, en especial los machos, que son los que tienen esas plumas tan coloridas.

Zäh wie eine Katze - Tenaz como un gato.
La verdad es que no sé si el mejor adjetivo para describir a los gatos es con el de tenaz, pero bueno, esto es lo que se dice en alemán.

Blind wie ein Fisch / Maulwurf - Ciego como un pez / topo.
Por lo que me han contado, en español y en alemán esta expresión la utilizamos de dos maneras diferentes. Para nosotros ser ciego como un topo es cuando alguien no ve algo, literalmente. Pero en alemán se utiliza cuando una persona no ve algo obvio.


Flink wie eine Wiesel / Eichhörnchen - Ágil como una comadreja / ardilla.
Poco se puede decir sobre esto, cualquiera que haya visto una comadreja o una ardilla en acción sabrá lo rápidas que son.

Gedächtnis wie ein Elefant - Memoria de elefante.
Por todos conocida la tremenda memoria que poseen los elefantes.

Gedächtnis wie ein Sieb - Memoria de colador.
Este no tiene que ver con los animales, pero es el contrario de memoria de elefante. 
En España en cambio si que utilizamos otro animal, el pez. Tienes memoria de pez. 
Los coladores mantienen poco el agua, y la gente con memoria de colador tampoco retiene los conocimientos a muy largo plazo. Como los peces, o eso dicen.


Bekannte wie ein bunter Hund - Famoso como un perro de colores.
Por lo general los perros no suelen tener muchos colores, uno, dos o tres, más diría yo que no. Y si alguno tiene muchos seguro que llama la atención y es conocido por todo el mundo.

Wer fleißig ist wie eine Biene, Kräfte hat wie ein Stier, rackert wie ein Pferd, abends müde ist wie ein Hund, sollte schleunigst zum Tierarzt gehen: Vielleicht ist er ein Kamel! (Unbekannt). 
Quien es trabajador como una abeja, fuerte como un toro, trabaja como un caballo y por la noche está cansado como un perro, debería de ir lo antes posible al veterinario: ¡Quizás sea un camello! (Anónimo).
No tengo ni idea de donde sale esta frase y los alemanes a los que les he preguntado tampoco la conocían, pero me ha hecho mucha gracia.

¿Qué os han parecido estas frases? ¿Las conocíais? ¿Sabéis alguna más? Quizás alguien se maneje en otro idioma que no sea alemán o español y pueda darnos más ejemplos en otra lengua.

________ 

El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridades del alemán.

Un saludo!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...