18 de diciembre de 2013

Silencio

El silencio… un bien preciado en Alemania y casi extinto en España.
Es bien sabido por todos y de sobra estereotipado que los españoles somos ruidosos, lo sabemos, lo aceptamos y siempre respondemos con el PERO, los italianos lo son más, y nos lavamos las manos.
El otro día me fui a cenar con un grupo de amigos, entre los que nos encontrábamos cinco españoles y tres italianos… y se nos noto señores, vaya que si se notó el hecho de que habíamos llegado al restaurante. Fue poner un pie dentro del recinto, hablando entre nosotros, con nuestro tono de voz normal, es decir, quince octavas por encima del de los alemanes, y ya se nos quedaron mirando con mala cara. Un par de minutos más tarde nos estaban chistando… chsssss!!!
Fue curioso, nunca me habían chistado en ningún sitio, pero en los últimos días me ha pasado dos veces. No a mí directamente, pero si a la gente con la que voy.
La última fue en un supermercado, un amigo español hablando por teléfono con su padre, que no es que estuviese hablando a grito pelao, pero de todas formas solo se le escuchaba a él.
Es posible que en algunas ocasiones los alemanes sean un tanto exagerados, eso no lo niego, pero que nadie se lleve a confusiones, hablamos alto y en este país no podemos pasar desapercibidos con nuestro tono de voz normal.

Porque no es solo que ellos hablen más bajo, es que el ruido ambiental, por lo general, suele ser menor que en España. Esto es algo que me pasa muy a menudo en la clínica, a lo que aún no me he acostumbrado y no estoy muy segura de si en algún momento seré capaz de acostumbrarme.
Una pequeña acción, tal como encender la radio, es casi un abismo insalvable, un gesto normal para nosotros pero que en algunas ocasiones no cuadra con la cultura alemana, o al menos la de algunos teutones.
Siempre que llego a la clínica la primera la enciendo, pero nunca dura mucho. No sé quien la apaga, si el jefe, la jefa o cualquier autóctono que pase por allí. Pero es increíble, es como si tuviesen una especie de alergia al ruido de fondo. Porque no es que yo la quiera encendida para algo especial, no voy a escuchar las noticias, pero no sé, tener algo ahí, matar el silencio, un ruido, un algo…
Me sorprende muchísimo, y no pude aguantarme, así que al final tuve que preguntar ¿que tienen en contra de tener la radio encendida? Imaginé que me saldrían por el tema de ahorrar, que son muy mucho de apagar los aparatos si no hay nadie en la habitación. Pero no, sorprendentemente me dijeron que no, que simplemente están bien con el silencio…
¿Os lo imagináis? Estar haciendo deporte sin música, sin nada de fondo. O estar en la sala de espera de cualquier lado y que no haya ni una triste cancioncilla sonando… pues en este país parece ser que eso es lo normal.
Lo he vivido en propias carnes. Que yo he ido con toda mi buena intención a encender la radio cuando había una señora haciendo ejercicio y me ha dicho que no, que no hacía falta… o pacientes en la sala de espera, y también me han dicho que no era necesario encender la radio, que así estaba bien.


Y yo de verdad esto es algo que no entiendo. No es que sea o no necesario, no sé, es simplemente tener un ruido, algo de música de fondo, que no sea todo tan silencioso. Un poco de vida, que sé yo.

En los trenes y los autobuses también se nota este silencio, pero es cuando entramos en los restaurantes o los bares cuando más se nota la diferencia con España, porque de verdad que no me sorprende nada que nos mirasen con mala cara al llegar el otro día al restaurante.
Una de mis compañeras de piso trabaja en una cadena de restaurantes y siempre dice que cuando los españoles llegamos se nota, se nos oye. Todos los alemanes se cuentan las cosas en un tono sosegado y ahí estamos nosotros dando la nota. Mi compañera nos decía que tan solo se nos escuchaba a nosotros en todo el restaurante, nuestras risas y algún que otro grito o vociferio. Aunque curiosamente ese día nadie nos chistó, pero nosotros mismos nos dimos cuenta del ruido y del movimiento que salía de nuestra mesa, el contraste con el resto de la gente que allí se encontraba era bien notable. 

Luego está la parte alemana, como interactúan los teutones entre ellos. Está claro que siempre hay de todo, pero ya he visto en más de una ocasión a un grupo de personas comiendo, sin más. Tan solo masticando y mirando a su alrededor o leyendo algo. Pero eso de interactuar con la otra persona algunas veces parece pasado de moda.
Una vez en un restaurante fui con una amiga y justo delante teníamos a un grupo de hombres, jovencillos, que estaban sentados justos, pero en todo el tiempo que les duró la comida en el plato no dijeron ni una palabra. Fijaos que hasta nos llegamos a preguntar que porqué ponían a tres personas que no se conocen juntas en la misma mesa si el restaurante está medio vacío… Fue acabar de comer y se pusieron a intercambiar impresiones, de vez en cuando, y se fueron juntos, por lo que debemos suponer que se conocían, aunque no lo pareciese.
O parejas que se sientan una delate de la otra y no dicen nada…
Que no digo yo que no haya que guardar un mínimo de educación en la mesa, que ya sabemos que con la boca llena no se habla, pero tanto como no decir ni una mísera palabra entre bocado y bocado…

Así que viendo esto, con lo que les gusta a los alemanes el silencio y con lo ruidosos que somos nosotros, no me extraña que en algunos momentos podamos llegar a molestarlos.

Aunque he de decir, e intentando ser un tanto abogado del diablo, que a mi me han dicho que cuando hablo en alemán tengo un tono de voz moderado, normal, pero es cambiar al español y… así que quien sabe, quizás es que viene con el idioma, que el español se tiene que hablar así, alto.

Estoy hablando desde mi experiencia personal, lo que a mi me ha ocurrido y está claro que hay alemanes que si que ponen la radio, pero como siempre, las cosas que se salen de lo que nosotros consideramos normal son las que más nos llaman la atención.

¿Habéis vivido alguna vez una situación parecida?

Un saludo!!


77 comentarios:

  1. Uiiii yo con estas cosas soy muy alemana... Desde pequeña me ha molestado siempre el ruido excesivo y sobre todo la tele encendida cuando nadie la mira (eso me pone de los nervios). Además mis familiares y amigos siempre me dicen que pongo el volumen muy bajo...
    Mi novio es de Colonia pero parece más español que yo en esto! :p
    Y acabo con una reflexión: es mucho más molesto el ruido para alguien que no lo soporta que el silencio para los demás, así que no cuesta nada bajar el tono a veces!
    Besitos y felicidades por el blog! :)
    Berta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Berta! Y el ruido ese de fondo? bajito aunque sea, para que no esté todo en el más absoluto silencio también te molesta?
      El ruido para quien no lo soporta es molesto, a veces es molesto para los que nos gusta, pero el silencio aplastante, que oyes una mosca volar, a mi personalmente me agobia un tanto.
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. Es que no lo entiendes? hay a gente que nos gusta el silencio y somos españoles, te has dado cuenta de que cuanto mas cateta es una persona, mas ruido hace? en los pueblos podrás comprobar esto que digo.

      Eliminar
    3. Vaya con el urbanita... Será que las ciudades son más silenciosas que el campo... Te animo a que vaya a un pueblo y lo compruebes. Cateto.

      Eliminar
    4. +1. Existen cascos para aquellos que no soporten el silencio. Sobre hablar en grupo, en sitios públicos es una obligación hablar en tono bajo para no molestar al resto de gente.

      Y es que ser conscientes y cumpliar las obligaciones no escritas es lo que se denomina "civismo". La cuestión es que (tópicamente hablando) los españoles somos poco cívicos.

      Eliminar
    5. Disculpa anónimo culto y versado en urbanidad. Lamento ser un cateto que te de nociones básicas de ortografía, en castellano utilizamos el símbolo '¿' para iniciar las preguntas, además ese "que" debería ser qué, y "mas", más.

      Eliminar
    6. No nos pongamos tontos con la ortografía, que si quieres te corrijo tu comentario:
      - "disculpa anónimo culto y versado en urbanidad." = Disculpa, anónimo, culto y versado en urbanidad. (Las comas, las comas)
      - " cateto que te de nociones..." = cateto que te DÉ nociones... (esos acentos, que se nos escapan)

      Ah, no soy la persona a la que has contestado, pero me dan por saco las personas orgullosas, prepotentes y estereotipadas, como tú.



      Respecto al tema sobre el ruido, cuando estuve en Alemania noté que las personas son también más reservadas; quizás por eso tampoco hagan demasiado ruido o interactúen menos con lo que tienen alrededor. También es cierto que tienen esa mentalidad de "si hemos quedado para hacer algo, hagámoslo y luego hablemos de nuestras cosas"; y es una de las primeras cosas que me enseñaron en la carrera de Filología Alemana.

      Como consejo, sé paciente, ya que probablemente no sea ni la primera ni la última vez que te llamen la atención. Las personas latinas/mediterráneas son mucho más expresivas que las de Europa centro/norte, y por tanto, algo más ruidosas, pero no es grave, ¡poco a poco!

      Tschüss!

      Eliminar
    7. Si te vas al DRAE (http://lema.rae.es/drae/?val=acento) verás que tilde es la segunda acepción de acento. Cuando yo estudiaba, se llamaba tilde o acento ortográfico.

      Y a mí, sevillano de pueblo, me encanta el silencio. Pero formo parte sólo del 0'001% de la población española que le gusta el silencio, ¡qué le vamos a hacer!

      Eliminar
  2. Desde luego que esa es la tonica general, no lo dudo, pero yo me he visto en mas de una situacion en restaurantes (sobre todo los tipicos alemanes aqui en Colonia) en las que algun grupo, normalmente de solo hombres o solo mujeres, tras unas cervezas, vinos o lo que toque empiezan a reirse de una forma completamente desproporcionada que hace que sientas esa sensacion de verguenza ajena. Y no digamos los fines de semana en los trenes... entonces tenemos que levantar la voz unicamente para entendernos entre el vocerio generalizado, asi que mi impresion es que son un poco extremistas.
    Yo lo llevo bien porque a mi el silencio y la tranquilidad me molestan casi tanto como el vocerio generalizado jajaja vamos que no tengo problemas con lo uno ni con lo otro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón del mundo Jose Antonio, yo también he tenido más de una vez la sensación de que los alemanes son extremistas, algunas veces demasiado...
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. He mandado el artículo a Menéame y ha sido portada ¡Felicidades!
      Además ha generado bastantes comentarios
      http://www.meneame.net/story/silencio-bien-preciado-alemania-casi-extinto-espana

      Eliminar
    3. Buenas Calderas!! Pues mil gracias, parece que ha sido todo un éxito!! Feluz año! Un saludo!

      Eliminar
  3. ajjajjajajajajaj ayyy Señor la que me espera en las Navidades ajajajajaj.
    Hoy viajo a Düsseldorf al encuentro de mi marido y me llevo a media familia..
    Síiii síiii lo habéis oído bien...a media familia entre los que hay una Catalana (Ich) un Gallego, una Maña... jajajaja y que todos nosotros hemos nacido con un altavoz en nuestras cuerdas vocales.
    Vale exagero...pero allí parecerá tal cual lo he descrito ajajaj
    Ya he experimentado lo que comentas en mis propias carnes y eso que yo no soy de gritar. ajajajaj
    Así que a mi vuelta os explico.
    Un saludo muy fuerte y Felices fiestas para todos!!!
    Felicidades por el Blog todo un acierto!!!
    Un Abrazo.
    Vane

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Vane!! Pues ya nos contarás que tal la experiencia. Espero que pases unas buenas fiestas y feliz Navidad!
      Un saludo!

      Eliminar
  4. Pues a mí me encantaría que lo de la radio fuera igual en España. Amo ese silencio de fondo, nunca me ha gustado tener música puesta si no la voy a escuchar y mucho menos que la pongan por mí. Me gusta la múscia pero en su momento y el resto de tiempo silencio de fondo.

    En lo demás soy ruidoso como cualquier otro español pero aaaaaaaaaaah el silencio de fondo que bendición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! Justo al contrario que yo, hay pocas veces en las que esté sin la radio puesta, pero luego suelo hablar medio bajo.
      Gracias por comentar!
      Un saludo!

      Eliminar
  5. Yo me llevo muy bien con el silencio, o mejor dicho, con la tranquilidad (que para mi es equivalente), hasta el punto en que cuando hay ruido externo a mi vivienda (por desgracia lo padezco a menudo), me pongo los cascos de música y ruido blanco (similar al de una tele mal sintonizada)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!! De verdad el ruido ese de una tele mal sintonizada o parecido te relaja???? uffff para mi ese es uno de los sonidos más horribles, pero vamos, cada cual...
      Gracias por comentar!
      Un saludo!

      Eliminar
  6. Los españoles son un pueblo maleducado por su incultura y si tenéis que venir a trabajar al norte europa es poque vuestro país, es ub reducro de retrasados, solo es fijarse en el presidente que tenéis.Sois ruidosos por vuestra falta de educación, y si ni te gusta la cultura alemana te vuelves atu pocilga de país y podrás rebuznar lo alto que quieras con tus paisanos. Spanisch Scheiße.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Qué troll... No vale la pena ni discutir contigo. Se feliz, si es que sabes cómo ;-)

      Eliminar
    2. Jajajajaja, la falta de educación la tienes tú, obvio troll. En algunos sitios de España, que no todos, la gente es más ruidosa, pero yo he visto muchos turistas alemanes borrachos rebuznando, ensuciando y a veces buscando pelea. No tan animales como los británicos, pero casi.

      Por cierto, la pocilga de país es el vuestro, que no os ducháis nunca, so cerdos. Y para ejemplo una estancia que hice en Alemania estando aún en el instituto. Me duchaba todos los días (como la gente normal), ¡y me preguntaron si tenía que ducharme tanto! Por supuesto los dos chicos de la casa estaban siempre descalzos, con los pies sucios que olían a sudor por encima del sofa.

      Eliminar
    3. Los estereotipos demuestran tu incultura. Además, yo de ti me haría pruebas proyectivas psicológicas.

      Eliminar
  7. Obviando el desagradable comentario del inculto personaje que insulta al pueblo de Lorca, Unamuno, Cervantes y tantos otros. Yo personalmente hablo alto y me gusta la tele o la radio que me acompañe y odio el silencio total. Recuerdo con angustia un desayuno en un hotel de francia en el que el comedor era muy pequeño y el silencio era tan angustioso que no me atreví a hablar con mi marido ni siquiera en susurros. Por supuesto hablar alto puede ser molesto pero tampoco es nada educado chistar a nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... algunas veces parece que tienen la verdad absoluta y te chistan y regañan por que hables alto...
      Un saludo!

      Eliminar
    2. y tambien el pueblo de franco, fraga, la trotona de pontevedra, zapatero, los andaluces, etc... menudo panorama

      Eliminar
  8. Jeje pues aunque no soy alemana coincido bastante con ellos en el tema de música de fondo... odio que siempre tenga que haber una tele, una radio, una canción sonando por todas partes, quien quiera música que use auriculares y que no la comparta. A algún bar o restaurante no he vuelto por tener música o televisión de fondo! Puede estar demasiado fuerte, o simplemente que no coincida con tus gustos, y es una tortura.

    Por otro lado, charlar en un bar y hacer ruido sí que me parece lo más normal del mundo... pero la música de fondo no!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!! Ni siquiera en las salas de espera o en los gimnasios? Yo lo paso fatal cuando me llega un paciente poco hablador y tengo que estar media hora sin decir nada y no tengo ninguna música que me medio entretenga.
      Un saludo!

      Eliminar
  9. Hablemos alto ,bajo o como sea el concepto que tienen hoy en día de los españoles por ahí fuera es nefasto y desde mi punto de vista no tienen razones demostradas de ese concepto de superioridad que se atribuyen .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! últimamente con todo el español que llega a Alemania parece que empiezan a vernos con un poco de mala cara, pero yo nunca he tenido un problema con nadie. Donde fueres haz lo que vieres y yo intento adaptarme a mi entorno, y gracias a eso en el año y medio que llevo por Alemania nunca he sentido que nadie haya hecho algún gesto de superioridad por ser de donde somos.
      Pero también puede ser que no me quiera dar por enterada, que es muy posible.
      Gracias por comentar!
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. Siento decírtelo, chica, pero no te das por enterada. Hay muchísimos gestos de xenofobia y rechazo a cada momento en Alemania, y he asistido con mis propios ojos cómo gente aparentemente preparada y con carrera y todo, ni se enteraban de algo que resultaba más que obvio... Con el tiempo se les abren los ojos.

      Eliminar
  10. Doy crédito a lo que expones, pero te diría que cuando vienen a Mallorca cambian totalmente de actitud, es como si un resorte se activara en sus cabezas cuadradas y fueran un poco más "Españoles". Supongo que por eso les gusta venir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Alex! Nunca he estado en Mallorca con alemanes, pero puedo hacerme una idea, los he visto en Carnavales, en Alemania, y no tiene nada que envidiarle a cualquier macrobotellón español.
      Un saludo!!

      Eliminar
  11. Buenas a todos!!
    Me ha sorprendido mucho y gratamente, la avalancha de comentarios, pero todos en un mismo tema que ya lleva unas semanas publicado... de donde habéis salido si se puede saber??
    Feliz año para todos!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha publicado en Menéame ;)

      Eliminar
    2. Buenas! Tendré que pasarme por allí a ver que se comenta. Un saludo!

      Eliminar
  12. No se si os habéis fijado pero hay bastante diferencia de volumen entre la versión original y la doblada al español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Klat, en serio?? de eso no me había dado cuenta. Tienes algún ejemplo donde lo podamos ver claramente?
      Un saludo!

      Eliminar
    2. No tengo casos concretos pero en general cuando en la tdt pongo una película en versión original el tono de voz suele ser claramente más bajo. No se si es porque la pista española esta en un volumen más bajo o por que estamos acostumbrados a hablar más alto. Otro saludo!!

      Eliminar
  13. Yo creo que eso debe de ir por regiones. Yo he estado muchas veces en Frankfurt y son bastente dicharacheros; son típicos los bancos corridos donde te sientan junto a algún desconocido y corre el apfelwien y la cerveza. Si bien es cierto que había unos cuantos decibelios menos que en un restaurante de similar tamaño en Madrid, el ambiente era alegre y distendido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!! No es que el ambiente en los restaurantes sea triste, en las cervecerías no lo es ni mucho menos, pero si que se nota bastante la diferencia en el tono de voz.
      Un saludo!

      Eliminar
  14. Supongo que cualquier alemán de bien se avergüenza de tener un compatriota como el anónimo de las 19.30 con ideas estereotipadas, que demuestran su incultura. Sufre de proyectismo.

    ResponderEliminar
  15. Yo soy holandés y vivo en España. Desde hace más de 10 años y con mucho gusto. Tanto mi mujer como yo tenemos muchos amigos españoles, trabajamos aquí, practicamos deporte, vamos a los bares etc. etc. Creo que somos un buen ejemplo de integración. Sin embargo, después de tantos años, si tenemos que nombrar una cosa que de vez en cuando nos vuelve locos, es la indiferencia hacia el ruido. No hablo del ruido en los bares, que lo hay con la tele a toda pastilla que nadie mira. No hablo del ruido en los autobuses, con el adolescente de turno reproduciendo música en el móvil por el altavoz en vez de usar los cascos. No hablo del ruido en lo que es 'la calle'. Hablo del ruido que tienes que soportar de tus vecinos. Los ladridos continuos de los perros. La música durante la barbacoa que tiene que estar a tope para que se entere el barrio entero. Las conversaciones en las noches de verano, con niños correteando y los adultos gritando con las ventanas abiertas. Y si te quejas, pues mucha suerte, porque aquí manda mi p***a y en mi casa hago lo que me de la gana.

    No entiendo la obsesión de los españoles con lo de ahuyentar al silencio donde podais, pero verdaderamente odio la indiferencia hacia las molestias que el ruido puede ocasionar y me parece que un poco de reflexión no estaría de más. Especialmente porque sé que muchos españoles opinan igual que yo. Pero el 'es lo que hay' es la excusa para muchos de no intentar cambiar nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!! Hombre, eso que comentas es generalizando bastante, porque depende de los vecinos que te toquen, yo he tenido que sufrir muchas de las cosas que dices tanto en España como en Alemania y en ninguno de los dos sitios es agradable.
      Un saludo!

      Eliminar
    2. No intentes echar balones fuera, Alemania entre bastidores: la verdad es que DE MANERA GENERALIZADA, la gente es mucho más maleducada y bruta en España que en Alemania, y hacen mucho más la puñeta a los vecinos.

      Eliminar
    3. No voy a decir que España sea un país silencioso, pero sigo pensando que lo de los vecinos depende mucho de si tienes suerte o no. En mi casa de España hay muchísimo más silencio que en la de Alemania, pues los vecinos de arriba tienen niños que corretean y lloran a todas horas, y los de abajo tienen un perro, que siempre que pasa alguien por la puerta ladra. En España, en cambio, a pesar de vivir también en un bloque de pisos no tengo de eso.
      Y de todas formas yo no lo veo para nada como hacerle la puñeta al vecino, no se hace ruido a posta para fastidiar.
      Un saludo!

      Eliminar
  16. Deben de estar deprimidos

    ResponderEliminar
  17. Lo primero comentar que este artículo es muy interesante y lo segundo resaltar que "quince octavas por encima" no quiere decir mayor amplitud (más volumen, hablar más fuerte) sino mayor frecuencia, por lo tanto hablar más agudo.

    ResponderEliminar
  18. Pero alma de cántaro, ¿para qué quieres ruido de fondo? :) El silencio no es aplastante: el silencio libera la mente, deja que las ideas fluyan, deja que la imaginación lo llene todo, te permite meditar, te permite imaginar una música que vas a plasmar en una composición y que de otra manera no oirías. El ruido es aplastante y matador del intelecto. El ruido de fondo también, aunque no lo parezca.

    Jamás lo he entendido, odio el ruido y esto estaba presente en mis motivos para emigrar hace años, la crisis fue el último empujón y no miro atrás. Yo estoy en Chequia donde la gente es más ruidosa, pero puedo caminar por las calles y oír mis pasos... imposible en España, es una gozada.

    En fin, gracias, segundo país más ruidoso del mundo después de Japón, por los acúfenos que voy a tener para toda la vida... Que, por cierto, son más presentes cuando más silencio hay. Pero es que así sé que hay silencio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona pero lo del ruido en Japón es muy relativo y desde luego los japoneses suelen ser muy cuidadosos y respetuosos con los vecinos. He vivido durante un año en Sakurada-dori, una calle de bastante tamaño y tráfico en Tokyo y te puedo decir que el nivel de silencio nocturno era muy similar al que tengo hoy en día en Graz (Austria).
      Lo de la falta de comunicación humana en las culturas germánicas lo puedo atestiguar yo también, pero con una salvedad, es mucho menos marcada en los jóvenes. En Austria se nota mucho una barrera en torno a los 35 años de edad, en la que la mentalidad cambia bastante. Imagino que los más jóvenes habrán tenido una educación bastante diferente y mucho más contacto con el exterior, pero aun así la sensación de frialdad al trato es clarísima.

      Eliminar
  19. Tengo entendido que cuando alguien no soporta el silencio es porque en su interior hay tanto "ruido" desagradable (poca costumbre de escuchar sus propios pensamientos y sentimientos) que necesita ruido y distracción externa continua que les aleje de eso mismo. El que eso sea más o menos lo habitual en nuestro país, la hiperexposición al ruido, hace que la gente no sepa estar tranquila con su mundo interior. Lo cual no quita saber disfrutar tb de la música o de escuchar a otros cuando convenga. Un saludo y feliz año nuevo. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. Eso de "necesitar la musiquilla de fondo que me dé vidilla" es de tontos, de gente culturalmente y humanamente muy poco preparada, gente que no tiene nada en la cabeza ni en el alma, vamos... No me extraña que los españoles tengáis que emigrar a Alemania o a donde sea, sois un pueblo de catetos y perdedores. Pufff...

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo contigo, eso de "trollear a las 5:55 h. de la mañana" es de tontos, de gente culturalmente y humanamente muy poco preparada, gente que no tiene nada en la cabeza ni en el alma, vamos... No me extraña que los trolles tengáis que emigrar a Mirmania o a donde sea, sois un pueblo de catetos y perdedores. Pufff...

      Eliminar
  20. Los españoles hablamos alto y los italianos más. Viajo a menudo a Londres y cuando escucho a alguien gritar en el metro, rara vez no es alguien hablando en castellano. También he de decir que en Barcelona, ciudad donde resido, es muy común escuchar a alemanes e ingleses borrachos y armando jaleo por todos lados, parados en medio la carretera mientras pasan coches y molestando a los peatones.

    Al hilo de la educación, estamos pasando unos días en Italia y ayer mientras cenábamos en una terraza cerrada, teníamos dos mesas de alemanes (uno a cada lado) que fumaban sin parar. Mi novia, alérgica, entró en ataque de tos hasta tener que salir del restaurante dos veces. Les hicimos saber que el humo le molestaba y siguieron fumando. No hicieron ruido, pero fueron las personas más maleducadas que nos hemos cruzado en mucho tiempo. Por suerte, conozco muchos alemanes y sé que la mayoría son gente educada.

    Por algún motivo, todo el mundo fuera de su casa parece ser un poco más maleducado.

    ResponderEliminar
  21. El español es muy ruidoso y desconsiderado y generalmente no se hace cargo del medio donde está.En Europa es raro entrar en un comercio y oir un ruido a lo que llaman música en España.Aquí nos machacan sin ton ni son.Confundimos la alegría con el vocerío,la discusión con el insulto y las malas maneras,damos la nota,vaya,porque es lo único que podemos dar.
    Viajando al cabo del tiempo percibes que tras tanta algarabía y griterío se esconde una profunda ignorancia.

    ResponderEliminar
  22. Estos bárbaros no solo quieren quedarse con nuestros ahorros, con nuestros jóvenes, con el fruto de nuestro trabajo y con el Mediterraneo, sino que encima quieren acomplejarnos por nuestro modo de ser. Pero que no os engañen. En cuanto pisan una localidad costera española se quitan la represión de encima y elogian nuestro carácter. En el fondo son estúpidos que no saben gestionar sus emociones, por eso en cuanto beben dos cervezas emiten voces vergonzantes.

    ResponderEliminar
  23. Pues yo soy bastante alemán en este aspecto. Me encanta el SILENCIO. Por razones personales, he ido mucho a Alemania y sin embargo me sorprenden por el tono tranquilo de las conversaciones y el trabajar en silencio, como si estuviesen pendientes de no molestar al vecino, de respeto diría más bien, como cuando vas por la calle y TODOS los coches se para,n si estás cerca de un paso de cebra, aunque no tengas intención de cruzar la calle. Si vais a Alemania, probar a meter bulla a partir de las 22 h. en la calle, en un restaurante, en tu propia casa, jeje, veréis lo que os pasa. Seguramente llamen a la poli o cualquier vecino te mande callar. A partir de esa hora, el Silencio es aún más sagrado. ¿Habéis estado o vivido con japoneses? Aún lo son más, hablan a veces tan bajo, que no les entiendes ni oyes casi nada.

    ResponderEliminar
  24. Hoy he escrito esta nota que en parte tiene relación con el tema que aquí se habla, el ruido de fondo y los beneficios del silencio:
    Hoy primer día del año 2014 no he usado ni un minuto de mi tiempo en ver la televisión.
    Este 1 de enero no he visto el concierto de año nuevo en Viena, ni los saltos de esquí, ni los resúmenes anuales de malas noticias.
    He vivido el primer día del año, así sin proponérmelo, sin ver en absoluto la tele y permanezco indemne, no me ha pasado nada.
    Bueno si, ha pasado que al crear a mi alrededor un espacio de silencio, he podido escuchar al doctor que llevo dentro y me ha dicho que elimine la televisión de mi dieta porque es un peligroso veneno para la mente, que una dosis diaria de televisión durante toda la vida
    nos convierte en personas fácilmente manipulables, nos distrae de los verdaderos problemas, nos engaña y embrutece; nos divide y enfrenta como sociedad, convierte a la mentira mil veces repetida en verdad; crea falsas realidades, debilita nuestra fuerza vital, propaga miedo para que estemos inermes, o fomenta la ilusión por cosas banales para que gastemos nuestra energía, tiempo y dinero en conseguirlas.
    La voz de este doctor que todos llevamos dentro y que sabe que es lo mejor para cada uno de nosotros también me ha dicho que
    la PROGRAMACIÓN DE LAS CADENAS DE TELEVISIÓN está puesta al servicio de quienes nos necesitan tener asustados, divididos y fácilmente manipulables, para que así, como consumados ilusionista que son, te distraen con una mano, mientras que con la otra la meten en tu bolsillo y te quitan la cartera, la ilusión y la vida verdadera.
    También me dijo que no hay que estar en contra, ni enfrentarse a ellos, porque eso les encanta y les fortalece.
    Es muy sencillo, simplemente hay que desconectarse de ellos.
    Si tuviera que resumir la consulta del doctor para un anuncio de televisión, sería algo así:
    Desconecta la televisión y conéctate a ti mismo.
    Crea un espacio de silencio y escucha tu corazón.
    Tu mundo personal empezará a cambiar
    Y el mundo mundial empezará a cambiar.

    ResponderEliminar
  25. Yo sólo hago cháchara cuando intento ligar, y como se me ve demasiado el plumero, ni lo intento. En Japón la gente te mira mal si hablas en los transportes públicos, y les entiendo. Como suelo estar conectado hasta muy tarde, (ahora son las 2:19) lo que no duermo lo intento recuperar en el tren de camino al trabajo. Y no os podéis imaginar cuando me toca cerca un grupo de marujas o de estudiantes que se lían a hablar y hablar y hablar. Y para colmo, cuando estoy cerca de quedarme dormido mis oídos se acentúan. Quizás los japoneses también están hasta muy tarde conectados, y por eso hay tantas fotos de japoneses dormidos en el tren en posturas graciosas.

    ResponderEliminar
  26. Los españoles son ruidosos y quejosos.

    ResponderEliminar
  27. Aquel que no soporta el ruido es porque no tiene capacidad de concentración.

    ResponderEliminar
  28. Soy española y personalmente, no soporto eso de tener constantemente un ruido de fondo a mi alrededor...me saca de mis casillas. Tampoco soporto la tele encendida, dando su discurso monótono a una sala vacía. A mí no me incomoda encontrarme en una sala con la única compañía de mis pensamientos, y no me pongo nerviosa si no existe un ruido de fondo que llene "el vacío"...¿qué vacío?...¿el que proviene de nosotros mismos?....Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  29. Mirad ... dejaros de royos, estereotipos y creencias raras porque la pura verdad es que los españoles somos mas ruidosos que una comparsa. Vivo debajo de dos bares y un restaurante y la gente sale de ellos berreando como si estuvieran en medio de los Monegros sin importar la hora que sea. Las carcajadas y aplausos a burradas que se supone que les hacen gracia, se pueden oír a cualquier hora. Que hay niños que está durmiendo o gente que se levanta temprano ... "da igual SI ME LO ESTOY PASANDO DE PU TA MADRE que se fastidien los demás. Que se muden lejos de los bares, que ya se sabe"
    Me da que somos bastante maleducados y ahí radica el problema.

    ResponderEliminar
  30. Los alemanes en Mallorca, Canarias y otras zonas turísticas gritan como verdaderos posesos, son maleducados, son descuidados y en definitiva no se comportan como en su país de origen ni de lejos.
    Y a los españoles parece que nos han puesto un megáfono en la boca, ¿que los italianos gritan más? ¿y? ¡a mi qué me importa lo que hagan los demás! somos insoportables, en el metro (Madrid) casi nunca puedes ir escuchando música a un volumen normal porque la gente habla a voces molestando al resto y digo bien ¡molestando! porque las caras de otras muchas personas son de desagrado y desaprobación.
    Por otro lado, como tengas un bar debajo de tu casa ya puedes encomendarte a los santos, porque como madrugues estás jodido colega.
    La gente sale del bar y se despide a gritos y les da igual que sean la 1 de la mañana de un martes.
    A veces me pregunto si la gente no tiene educación.

    ResponderEliminar
  31. Creo que hay un momento para todo... Me identifico con alguien que ha comentado que no le gustan ninguno de los dos extremos. Si estoy en un restaurante, me gusta hablar con mi pareja o amigos y no dudo en hacerlo en voz baja para no molestar a nadie. Pero si a mi alrededor sólo hay silencio, por mucho que disminuya el volumen, se me va a oír, lo que me resulta incómodo. En las salas de espera, prefiero hilo musical, porque un hilo discreto a veces es cómplice del silencio. Me explico: si estamos varias personas juntas en un espacio pequeño: si alguien lee una revista, se suena la nariz, tose o carraspea, se convierte en algo atronador. Si me ocurre a mí, siento que me convierto en el centro de atención (para mal). Y ya ni hablemos de si nos suenan las tripas. Así que un poco de música contribuye a suavizar esos ruidos. Por lo demás, amo el silencio, valoro que la gente se esfuerce por respetarlo (y veo que se hace). ¿Que somos más ruidosos que en otros sitios? Puede ser. Pero no siempre es achacable a una falta de educación: alguna vez le he pedido a alguien (con cortesía) que hablara más bajo, o que bajara la música, etc. y se ha apresurado a hacerlo.

    Me ha gustado mucho tu blog. Escribes muy bien y con sensatez. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Saria! Yo creo que también soy un poco del centro, pero es que de verdad que en Alemania en algunas veces se pasan mucho, pueden llegar a ser bastante extremistas.
      Me alegro de que te guste el blog y eso de la sensatez me ha llegado, gracias!!
      Feliz año!
      Un saludo!!

      Eliminar
  32. Eso de que el castellano es el que hace hablar a la gente más fuerte no es posible, ya que de los países de esa habla es España el país más ruidoso y para dormir o estar en casa ya se nota. ¿Porqué necesitas llenar un espacio sin sonido? ¿no puedes llevarte un libro y esperar en un lugar entretenido con otra cosa que no sea invadir al otro?. Ahora les ha dado a los chavales con llevar el móvil y obligar a los demás a escuchar lo que a ellos les parece guay!.

    ResponderEliminar
  33. Por desgracia gritamos un poco,unos más,otros menos. Por suerte,gritamos un poco,unos más,otros menos. Soy español y suelo hablar en un tono más bien bajo,susurrando, dicen algunos... Pero también me he sorprendido defendiendo mis ideas con respeto, pero casi a voces. Así somos y yo no quiero cambiar. No quiero ser más europeo de lo que ya soy. No quiero ser alemán, no quiero ser inglés... Soy y quiero ser español. Somos como somos. Al que no le guste...esta en su derecho de venderse en adopción al país que más personifique su actitud ante la vida. Para el resto,con lo bueno que es mucho y con lo malo que es mucho también... YO, seguiré siendo español.

    ResponderEliminar
  34. Mi experiencia en Alemania fue similar y diferente a la vez. Yo siempre he sido de tono moderado de habla y muy discreto, tanto como la charla como para no hablar nunca por el móvil en lugares cerrados (metro, biblioteca (os sorprendería ver lo que se puede llegar a liar), en casa con gente delante etc.). Aún así siempre me sorprendió el silencio impoluto que se respira en los trenes de Alemania, lo que tú bien comentas que los alemanes se sientan a comer en grupo y pasan la ingesta sin mediar palabra (para qué coj. comen juntos?)....

    Por otro lado lo del ruido/ambiente de fondo en mi experiencia personal era diferente. Siempre tenía la radio encendida con mis compañeros de piso y el no tenerla se me hacía raro, en las esperas/consultas también siempre había un hilo musical de fondo. Pero bueno mi experienca imagino no será estadísticamente significativa.

    Con todo, echaba de menos la forma de ser española y no la algo "rancia" para mi gusto alemana, así que acabé emparejado con una alemana, que es más española que yo, bastante loca, un rara avis en la zona. Y es que los alemanes tienen algún tipo de presión social a sus espaldas, que les obliga a comportarse bien (aunque ellos a veces no estén de acuerdo), a llegar a estudiar en la Universidad o destacar socialmente ( como médico conozco casos de la gran importancia que se les da, o el simple hecho de ser Universitario. Aquí como médico soy uno más y me siento como tal...). De jóvenes los alemanes eran esos tíos enrollaos y majetes como pueden ser aquí cualquiera (eso sí no tan aprovechados como nosotros y más sinceros muchas veces), pero llega una edad crítica según mis cálculos alrededor de los 30-40 que se vuelven rancios, y como se dice en mi tierra "amb cara de pomes agres" pasando a ser el orden, la burocracia y la inquebrantabilidad de las normas su dogma de fe... Sería interesante hacerles un estudio sociológico.
    Alemania como mola se merece una ola, ueeeeeeeeeeeee! (en el fondo no mola tanto...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Rimpantomflo, yo también he notado eso que dices de que a partir de cierta edad cambian para seguir los patrones sociales preestablecidos, la verdad es que sería muy interesante saber que es lo que ocurre en sus cabezas para que eso ocurra.
      Un saludo!!

      Eliminar
    2. Pues sr./sra. cambiante de atuendo en bastidores de Alemania, voy a echar una miradita a tu blog. Ahora que tengo la posibilidad/suerte de elegir si quedarme en España o emigrar a Alemania post época MIR, blogs como el tuyo siempre suman un granito de arena, porque valoro la experiencia personal como lo más importante en la convivencia con los autóctonos de un país. De momento me han gustado tus publicaciones, siempre es interesante encontrar esas nímias diferencias en culturas tan cercanas. Así pues suerte con el blog, y suerte a mí no me muera de hambre en éste nuestro estercolero-corrupto país, o de aburrimiento en ese vuestro frío/rancio estado.

      Eliminar
    3. Buenas Rimpantomflo. Pues échale un vistazo al blog, a ver si encuentras algo interesante y que te pueda servir de ayuda, espero que si. Yo llevo algo más de un año allí, y como tú, me manejo por las ciencias de la salud, no estudié Medicina, pero quizás mi experiencia pueda ayudarte. Si tienes alguna duda avísame, pues hay bastantes cosas sobre la sanidad alemana que aún no he escrito.
      Mucha suerte decidas lo que decidas hacer!
      Un saludo!

      Eliminar
  35. Diversos puntos de vista y de oido... a mi no me gusta la musica fuerte o las personas que hablen a los gritos, personas ruidosas, trato de ser muy respetuosa... pero me han tocado unos Alemanes de terror... hace poco fui a comprar algo al supermercado de la esquina y desde que iba caminando una pareja hablaba a los gritos, pense se estarn peleando?.. acto seguido entraron al mismo supermercado el senor muy rudo casi paso por sobre mi y me miraba con risa burlona... ellos hicieron sus compras a los gritos! y se carcajeaban fuerte, yo sin tener nada de Aleman, los miraba reprobadoramente, a lo que consegui fue que el tipejo pasara por mi lado y sin mas fui empujada es decir yo estaba parada y el se siguio, quizas su gran altura y mi baja estatura fueron razon para el, pero le pregunte en ingles que si tenia algun problema y acto seguido me miro perplejo y se fue... yo creo que hay de todo en cada pais, yo detestaba los fines de semana por mi casa en Colombia, ya que seria de fiesta para mi vecino y el era una persona que compartia su gusto musical con todo el sector.

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...