28 de noviembre de 2013

Los cuchillos del zapatero


¿Sabéis? Algunas veces pienso que me falta un hervor, que mis padres me hicieron con poco empeño o que cuando repartieron los cerebros yo estaba en la fila de los culos, o vete tú a saber que. 
Pero es que hay que tener muy pocas luces para que te esté doliendo algo, por eso de las malas posiciones, pero como estoy tan cómoda no me muevo, llamadlo vagancia o simplemente estupidez y allí me quedé. ¿Resultado? Un pequeño desgarro en el bíceps… bien por mi! Y el maldito duele, sobre todo cuando tengo que trabajar. Algunas veces los masajes son pequeñas torturas endulzadas por palabras de consuelo de mis pacientes, que me miran con una mezcla de pena y estupor, porque autolesionarse por dejadez es para hacérselo mirar.

Pero prometo que nunca jamás volveré a hacerlo, palabras que le dije a una de mis pacientes y que acabaron en una de esas frases hechas en alemán que me encantan: Durch Schaden wird man klug. A través del daño te vuelves inteligente, y por desgracia lleva toda la razón del mundo, lamentablemente nadie aprende en cabeza ajena y además la letra con sangre entra… frases hechas todas ellas con más razón que un santo y con poco misterio en su origen, pero que nunca fallan. 
Bueno, quizás haya una o dos personas en este mundo que aprendan de los errores de los demás, pero son de las menos, afortunados ellos.

Durante estos días y a raíz de mi autolesión estúpida, me han dicho un proverbio más, porque una misma es fisio y trabajo en una clínica de fisioterapia, trato los problemas de la gente, curo esguinces, contracturas y un amplio abanico de lesiones, pero aquí sigo yo con la mía. Que lo máximo a lo que he llegado ha sido a ponerme hielo y echarme una crema, porque hacer lo que tendría que hacer duele… una es tonta, aunque por ahora el límite de masoquismo aún no lo he cruzado, y además existe un rumor que dice que en casa de herrero cuchillo de palo, o como me dijeron el otro día, der Schuster hat die schlechtesten Schuhe, el zapatero tiene los peores zapatos. Y vaya que si llevan razón…



Y esto no se limita a España, no señores, en la cultura alemana también se lleva, un paciente mío es la viva imagen de este proverbio y le hace honor todos los días del año. Es Dachdecker de profesión, que tristemente en español no sé cuál es la equivalencia, los que arreglan los tejados de las casas, ¿techadores? ni idea, pero vamos, uno de esos. 
El que, de hecho, se ha encargado de acondicionar para el invierno que llega los tejados de todo el pueblo, de todas las casas menos de la suya. Que tiene las tejas medio caídas y dentro de poco, cuando se ponga a llover bien o a nevar, tendrá unas bonitas goteras. Pero como siempre dice: al acabar de trabajar lo que menos me apetece es volver a subirme a la escalera a arreglar un tejado más.
Pues lo mismo me pasa a mí y si a eso le añadimos que encima el tratamiento también duele, pues ya está todo dicho…

Pero bueno, ya que me habéis encontrado así tendréis que quererme, con mi estupidez incluida.

¿Alguna vez habéis vivido una de estas situaciones de cuchillos de madera en casa de un herrero?
Por cierto, también lo he escuchado con cuchara, en lugar de cuchillo, ¿cuál utilizáis vosotros? ¿Conocéis alguna otra versión?

________


El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridadesdel alemán.

Un saludo!



27 de noviembre de 2013

Coronas de adviento - Adventskranz

¡Este domingo comienza oficialmente la cuenta atrás para la Navidad! No es porque entremos en diciembre, sino porque llegan las coronas de adviento, súper tipical deutsch.
¿Conocéis esta tradición?
En España no se hace, y no sé si alguna vez llegamos a tenerla, pero por aquí son muy conocidas.

Las coronas de adviento - Adventskranz son, como su nombre bien indica, una corona de ramas de hoja perenne con cuatro velas enfrentadas entre si.
El encendido de estas velas marca el inicio de la temporada de adviento, que engloban siempre cuatro domingos antes de Navidad.
El primer domingo de adviento se enciende una, el segunda otra y así sucesivamente, hasta que llega el 25 de diciembre en el que las cuatro velas estarán encendidas.
Dado que siempre tiene que haber cuatro domingos, el tiempo de adviento dura entre 22 y 28 días, depende de cuando caiga ese año la Navidad.

Foto sacada de internet
Las coronas de adviento se pueden comprar en casi cualquier lado, las venden en todas las floristerías, velas incluidas, y en algunos supermercados. No son muy caras, aunque claro, el tamaño siempre hace variar el precio.


Se supone que según la tradición cristiana las velas deben ser tres moradas y una rosada, siendo esta la última a encender. Pero las que yo veo en las tiendas son siempre del mismo color, rojas en su mayoría de las ocasiones, blancas.

A pesar de que esto tenga un origen religioso me parece que en la actualidad se ha quedado tan solo en una costumbre más a realizar en Navidad.

¿Por qué una corona redonda y cuatro velas? El círculo representa el círculo ininterrumpido de las estaciones del año, los cuatro puntos cardinales y la eternidad. El que las ramas sean verdes simboliza la esperanza y las velas son la luz que llega con la Navidad.

Esta tradición se realiza sobre todo en Europa (creo, si hay alguien que conozca esta tradición en otra parte del mundo, que se manifieste.) cuando en diciembre es invierno, hace frío y la noche cae muy pronto. Así que las velas encendidas también son esa luz que persiste en la oscuridad y mantienen a las sombras lejos de nosotros.

Foto sacada de internet
Parece ser que tanto la época de adviento al igual que esta corona tienen un origen cristiano. En esta ocasión la iglesia no tomó la tradición de alguna otra religión y la modificó para adaptarla a sus ideas, como suele pasar con muchas otras tradiciones.

La idea de encender las velas se le atribuye al clérigo alemán Johann Hinrich Wichern, allá por el 1839. Era misionero en una escuela que el mismo había fundado y al llegar la época de la Navidad los niños le preguntaban todos los días si ya era 25 de diciembre. Así que construyó un pequeño calendario, una cuenta atrás para que los pequeños supiesen cuantos días faltaban para en ansiado día. Con una rueda ya desgastada de una carreta construyó un anillo de madera, al que añadió 19 velas pequeñas de color rojo, que serían los días que faltaban y cuatro velas blancas grandes, que encenderían los domingos. Y así, día tras día, prendieron una vela hasta que el día de Navidad llegó.

Foto sacada de internet
Esta idea permaneció durante los años y fue aceptada por la iglesia, que le dio su toque con la corona de ramas y así ha llegado a nuestros días, un poco cambiada y con solo cuatro velas, pero sigue teniendo el mismo propósito, anunciar que quedan pocos días para la Navidad.

¿Conocíais esta tradición?

________

Vivimos en un país diferente al nuestro, y eso en algunas ocasiones implica también una nueva cultura con tradiciones que al principio nos pueden resultar extrañas. Pero no hay nada como saber de que se tratan para poder entender. ¿Te vienes a descubrirlas con nosotros?

Un saludo!!


25 de noviembre de 2013

Applaus, Applaus - Sportfreunde Stiller


Título: Applaus, Applaus
Grupo: Sportfreunde Stiller
Álbum: New York, Rio, Rosenheim
Año: 2013


Confieso que me encanta esta canción, la ponen en la radio por lo menos dos o tres veces al día así que al final acabé por aprendérmela. Es bastante cortita y no tiene mucho texto, pero lo que no es el estribillo juega un poco con el idioma. Me ha costado traducirla porque hay algunas expresiones que no conozco y no sé exactamente que quieren decir con eso, pero al final, con la ayuda de una amiga alemana, creo que conseguí sacarle el sentido a la canción.
No es exactamente una historia de amor, yo casi más bien lo veo como un gracias gigante a esa persona que siempre está ahí para ti, que te ayuda a superar los malos momentos y te da buenos consejos.
Aunque claro, cada cual puede interpretarlo como quiera.




Applaus, Applaus

Ist meine Hand eine Faust machst du sie wieder auf
und legst die deine in meine.
Du flüsterst Sätze mit Bedacht durch all den Lärm
als ob sie mein Sextant und Kompass wär’n.

Applaus, Applaus
Für deine Worte.
Mein Herz geht auf,
Wenn du lachst!
Applaus, Applaus,
Für deine Art mich zu begeistern.
Hör niemals damit auf!
Ich wünsch mir so sehr,
Du hörst niemals damit auf.

Ist meine Erde eine Scheibe, machst du sie wieder rund.
Zeigst mir auf leise Art und Weise was Weitsicht heißt.
Will ich mal wieder mit dem Kopf durch die Wand
Legst du mir Helm und Hammer in die Hand.

Applaus, Applaus
Für deine Worte.
Mein Herz geht auf,
Wenn du lachst!
Applaus, Applaus,
Für deine Art mich zu begeistern.
Hör niemals damit auf!
Ich wünsch mir so sehr,
Du hörst niemals damit auf.

Applaus, Applaus
(Applaus, Applaus)
Für deine Worte.
Mein Herz geht auf,
(Mein Herz geht auf)
Wenn du lachst!
Applaus, Applaus,
Für deine Art mich zu begeistern.
Hör niemals damit auf!
Ich wünsch mir so sehr,
Du hörst niemals damit auf.


Aplausosaplausos

Cuando mi mano es un puño tú la abres
y colocas la tuya sobre la mía.
Susurras frases que me ayudan y se cuelan a través del ruido
como si fuesen mi sextante y mi brújula.

Aplausos, aplausos
por tus palabras.
Mi corazón palpita
cuando te ríes
Aplausos, aplausos
Por tu forma en la que me inspirar y animas.
¡No dejes nunca de hacerlo!
Desearía,
que nunca dejaras de hacerlo.

Cuando mi mundo está plano, lo vuelves a hacer redondo.
Con cariño y sabiduría me enseñas a volver a ver.
Cuando quiero darme de nuevo de cabeza contra la pared,
me pones un casco y un martillo en la mano.

Aplausos, aplausos
por tus palabras.
Mi corazón palpita
cuando te ríes
Aplausos, aplausos
Por tu forma en la que me inspirar y animas.
¡No dejes nunca de hacerlo!
Desearía,
que nunca dejaras de hacerlo.


Lo dicho, me encanta esta canción, incluso la melodía me parece bonita. Yo ya me he acostumbrado al idioma, así que esta es una pregunta para los neófitos en el alemán, o no tan nuevos pero que aún les choca un poco, ¿os parece el alemán en esta canción un idioma tan rudo como se supone que es? A mi es que me suena súper dulce.

________

Si quieres escuchar y conocer más canciones en alemán pásate por esta página: Canciones en alemán.

Un saludo!!


22 de noviembre de 2013

Rumpelstiltskin

Erase una vez un molinero que era muy pobre, pero que tenía una hija muy hermosa. En una ocasión se encontró con el Rey y le dijo:
- Tengo una hija que puede tejer la paja en oro.
El Rey, que adoraba todo lo que fuese de este preciado metal, se interesó por esta extraña habilidad y le pidió al molinero que trajese a su hija al palacio cuanto antes.
Cuando la muchacha llegó, el Rey la llevó hasta una habitación llena de paja donde había un huso y una rueca.
- Si durante esta noche cuando despunte el alba, no has convertido este paja en oro, morirás – le dijo a la chica y salió de la habitación, dejándola sola.
Y ahí se quedó la pobre muchacha, asustada, con la vida en juego y sin saber que hacer para convertir toda esa paja en oro. Su miedo fue haciéndose cada vez más grande hasta que al final rompió a llorar desconsoladamente.
En ese momento la puerta de la habitación se abrió y entró un pequeño hombre:
- Buenas tardes joven dama, ¿por qué estás llorando tanto?
- Porque tengo que convertir toda esta paja en oro y no sé como hacerlo – respondió la hija del molinero.
- ¿Qué me darías si la tejo por ti? – le preguntó el hombrecillo.
- Mi collar – respondió la joven.
El hombre cogió el collar, se sentó en la rueca y tejió, tejió, tejió, tres vueltas al huso le dio y la bobina se llenó. Luego metió otra, y tejió, tejió, tejió, tres vueltas al huso le dio y también la segunda bobina se llenó. Y así siguió toda la noche, hasta que poco antes del amanecer terminó de tejer toda la paja que ahora estaba convertida en oro.


Cuando el Rey llegó vio el trabajo del hombrecillo quedó asombrado. Pero como era una persona muy avariciosa metió a la joven en otra sala más grande, también llena de paja y de nuevo le dijo que si apreciaba su vida, que lo tejiera en una noche.
La hija del molinero no sabía que hacer, y volvió a echarse a llorar, hasta que nuevamente la puerta se abrió  y el hombrecillo entró en la habitación:
- ¿Qué me das sin convierto la paja en oro?
- Mi sortija – respondió la muchacha.
La joven se quitó el anillo y el hombrecillo comenzó a tejer hasta la mañana siguiente, convirtiendo toda la paja en oro.

El Rey estaba loco de alegría, pero quería más y más, así que volvió a meter a la chica en una habitación más grande aún llena de paja y le dijo:
- Si tejes todo esto en esta noche te haré mi esposa.
No podré encontrar una esposa más rica que ella, pensó el Rey.
Cuando la muchacha se quedó sola, por tercera vez volvió el hombrecillo y le dijo:
- ¿Qué me das sin convierto la paja en oro?
- No tengo ya nada, te lo he dado todo – le respondió la joven.
- Entonces prométeme que cuando seas reina me darás a tu primogénito.
Quien sabe si eso ocurrirá alguna vez – pensó la chica. Y no sabiendo como salir de esa situación, se lo prometió. Así que una vez más, hilo la paja y la convirtió en oro.
A la mañana siguiente, cuando el Rey llegó, toda la paja era oro. Y tal como dijo se casó con la hija del molinero, haciéndola reina.

Un año después trajo un precioso niño al mundo y en ningún momento se acordó de la promesa al hombrecillo. Pero este llegó:
- Dame lo que me habías prometido.
La reina estaba horrorizada y le ofreció toda la riqueza del reino si no se llevaba a su hijo pero el hombre no estaba de acuerdo:
- No, algo vivo vale para mi más que todos los tesoros del mundo.
Entonces la reina comenzó a llorar y sollozar tan amargamente que el hombrecillo sintió pena por ella y le dijo:
- Te doy tres días, si para entonces sabes mi nombre, te podrás quedar con tu hijo.

La reina estuvo pensando durante toda la noche en el nombre del hombrecillo, uno que nunca había escuchado. Así que mandó un mensajero por lo ancho y largo del reino para que preguntase por todos los nombres que hubiera.
Cuando el hombrecillo llegó el primer día, la reina comenzó a recitar, empezando por Gaspar, Melchor, Baltasar y terminó diciendo todos los nombre que conocía. Cuando acabó, el hombrecillo dijo:
- Así no me llamo.

Al segundo día fue preguntando a la gente sus nombres, y le dijo al hombrecillo los más curiosos y poco comunes, como Rippenbiest (costilla de bestia), Hammelswade (pata de cordero), Schnürbein (pierna atada), pero el hombrecillo siguió diciendo lo mismo:
- Así no me llamo.

Al tercer día el mensajero llegó y le dijo a la reina:
- Nuevos nombres no he podido encontrar, pero en lo alto de una altísima montaña, más allá de lo profundo del bosque, donde el zorro y la liebre se dan las buenas noches, vi una pequeña casa, delante de la cual un pequeño fuego crepitaba y alrededor del fuego un ridículo hombrecillo brincaba sobre una pierna y cantaba:

Hoy horneo pan, mañana hago cerveza
pasado mañana tendré al hijo de la reina;
que bueno es que nadie sepa,
que Rumpelstiltskin me llamo.

La reina se puso muy contenta por saber el nombre. En seguida llegó el hombrecillo y dijo:
Entonces joven reina, ¿cómo me llamo?
- ¿Te llamas Cunz? – le preguntó.
- No.
- ¿Te llamas Heinz?
- No.
- ¿Quizás te llamas Rumpelstiltskin?
- ¡Eso te lo ha dicho el demonio! ¡Eso te lo ha dicho el demonio! – bramó el hombrecillo y furioso pateó tan fuerte el suelo con el pie derecho que se hundió bien hondo en la tierra. Luego agarro con las dos manos su pie izquierdo y tiró de el hasta que se rajó a si mismo por la mitad.





¿Y bien? ¿qué os ha parecido el cuento? Un tanto horroroso para mi gusto, en especial ese último párrafo… el hombrecillo se enfada tanto que se raja a si mismo… que grima…
El cuento en español lo traducen como El enano saltarín, aunque también lo he encontrado como Barrabás.
En alemán es Rumpelstilzchen, que viene de los verbos rumpeln – hacer ruido y stelzen – que es andar dando zancadas. Y el –chen es un sufijo que designa a algo pequeño, es decir, el hombrecillo.
¿Conocíais este cuento? Yo recuerdo que cuando era pequeña tenía una cinta con canciones en las que contaban muchos cuentos y recuerdo que había alguna llamada El enano saltarín, pero no me acordaba de la historia en si, ha sido toda una sorpresa, sobre todo ese inesperado final…

¿Moraleja?
Algunos dicen que no prometas lo que no puedes cumplir, o que no hagas tratos sin saber el precio. Todos ellos se refieren a la hija del molinero, pero para mi el que se lleva la peor parte es el hombrecillo, que de hecho es el que muere al final, la muchacha acaba siendo reina, y además se queda con su hijo, así que quizás la moraleja del cuento sería, no confíes en las mujeres…
No sé, ¿qué pensáis vosotros?

Por cierto, he encontrado un par de finales alternativos:

"- ¡Aaaaj! ¡Por fuerza te lo tiene que haber dicho el mismísimo Diablo!
Y salió por la ventana dejando tras de sí un gran rastro de humo.
La reina no volvió a verlo jamás y vivió muy feliz con su principito y con su esposo."
"Lleno de rabia el hombrecillo dio tal patada al suelo que lo atravesó con el pie. Cuando lo sacó echó a correr y jamás nadie lo volvió a ver."

"Sin duda te lo tiene que haber dicho el diablo -saltó indignado el enano- y se esfumó dejando tras de si un reguero de humo, desapareciendo para siempre de la vida de la reina, que vivió muchos años feliz y dichosa."

Para un cuento de niños me parecen mucho más apropiados, pues el original es un tanto macabro.

¿Conocíais el cuento?

Rumpelstiltskin - Rumpelstilzchen, es el cuento número 55 del libro "Cuentos de la infancia y del hogar" escrito por los hermanos Grimm.
________

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado... pero aún quedan muchos más cuentos que leer, muchas historias por recordar y otras tantas por descubrir. ¿Te vienes? Cuentos de los hermanos Grimm.

Saludos!!




20 de noviembre de 2013

Steffi Graf


Stefanie Maria Graf
 
Nació el 14 de junio de 1969, en Mannheim, ciudad del estado de Baden - Wurtemberg, Alemania.
Es una jugadora de tenis profesional retirada.


¿Sabéis que hay tres personas que le han dedicado una canción a ella?

Los primeros fueron en el año 1992 el grupo alemán Die angefahrenen Schulkinder, con la canción I wanna make love to Steffi Graf, ese mismo año el tribunal de Hannover prohibió la comercialización de dicha canción o su reproducción y el grupo fue obligado a pagarle a la tenista 60.000 marcos por los daños causados. Aunque a pesar de todo, gracias a esta canción este grupo se hizo famoso en Alemania y actualmente siguen en activo.
Dos años después Guildo Horn compuso la canción Ich mag Steffi Graf – me gusta Steffi Graf, un himno de amor a la cantante. Aunque no fue para nada exitoso.




El actor Hugh Laurie, conocido por todos por dar vida al querido/odiado Doctor House, también ha cantado una canción en honor a la tenista en la serie A Bit of Fry & Laurie. I'm in Love with Steffi Graf  es una sátira donde proclama su amor por la alemana y hace referencia al incidente de Monica Seles, rival de la alemana, esta fue apuñalada por un fanático que quería que su favorita, Steffi Graf, fuese la número 1.




Se retiró del tenis en el año 1999, siendo en ese momento la tercera del mundo y habiendo ganado 22 títulos de Gran Slam.

Debutó como tenista profesional en el 82 y dos años después ganó la medalla de oro en la Olimpiadas de Los Ángeles 84, pero el tenis aún se consideraba un deporte de exhibición su medalla no computó en el casillero.
En la Family Circle Cup del año 1986 ganó su primer torneo y un año después, el 17 de  agosto del 87 llegó por primera vez a ser la número uno del mundo, puesto que mantuvo hasta el 10 de marzo de 1991, 186 semanas consecutivas, un record que hoy en día todavía no ha batido nadie. Aunque en toda su carrera deportiva estuvo en esta posición durante 377 semanas. El balance de victorias/derrotas de su carrera es 902-115.

En el 2001 se casó con el también tenista Andre Agassi con el que tiene dos hijos.

Personalmente no me parece un bellezón y es cierto que en su época fue una grandísima tenista, pero aún así me choca que le hayan compuesto tres canciones, y que alguien estuviese tan sumamente enamorado de ella para arriesgarse a apuñalar a su mayor rival. Tiene hasta propuestas de matrimonio públicas, durante un partido, en el momento en el que iba a sacar un espectador le gritó que si quería casarse con él, a lo que la tenista respondió preguntando que cuanto dinero tiene. Ese set lo perdió, aunque acabó ganando el partido.





¿Dónde reside su atractivo? Ni idea, quizás algún hombre pueda iluminarme, lo que si que sé es que actualmente en Alemania es una celebridad querida, aunque no resida en el país, se le tiene bastante cariño.

________

Si quieres conocer más famosos que nacieron en Alemania no dudes en pasarte por esta página: Celebridades alemanas.


Saludos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...