30 de octubre de 2013

Bio, vegetariano y vegano

Hay una cosa que me llama la atención de Alemania, me sorprende muchísimo la enorme/gigante cantidad de gente vegetariana, vegana y demás posibilidades que hay.
Por aquí la cultura de lo natural y la conciencia con el medio ambiente están tremendamente desarrollados, de hecho casi que yo diría que en algunos casos lo está en demasía.
Ya os hablé una vez de forma breve de los productos bio, de los supermercados que solo y exclusivamente venden alimentos que tengan esta cualidad, mesas bio, lámparas, bolis y por supuesto cualquier cosa comestible, como puedan ser café, mozzarella o helados, por poner algún ejemplo.



Las compresas y tampones, que sepáis que también pueden ser bio.


Por poder, hasta podemos encontrarnos carne, carne bio…



¿En qué consiste esto? Los alimentos bio son productos que no han sido tratados químicamente, por lo que imagino que la carne será de animales que tan solo hayan comido hierba o pienso, ¿bio también? supongo que si.

Esto de la carne bio también proviene de las granjas de animales, no quiero saber mucho sobre este tema, pues seguro que al final me vuelvo vegetariana y el cocido sin chorizo no debe de saber igual. Pero todos podemos hacernos una idea de cómo estarán los animales allí confinados, y de eso viene este cartel:



En él se expone con orgullo y recochineo que la carne que te van a poner es de animales que han respirado el aire libre durante 28 días. Han sido unos animales felices por casi un mes, así que hay gente, mucha, que toma este hecho para poder comer carne, pero siempre con la condición de que el pollito haya sido antes feliz, sino nada.

Luego hay productos cárnicos que pueden ser para gente vegetariana o para veganos. Carne… para veganos y no, no es tofu, eso estaba una balda más abajo.


¿Cómo es posible la existencia de este producto? La carne es carne, ¿no? Y viene de los animales, ¿verdad? Entonces…

Por cierto, ¿sabéis la diferencia entre los veganos y los vegetarianos? Según la RAE:



Ups!! Pensaba que vegano era una palabra reconocida por la RAE, pero parece ser que no… aunque Word me la da como válida… curioso.

Pero bueno, un vegano es alguien que no come ningún tipo de producto que provenga de un animal, incluyendo la leche y el huevo.
Por otro lado los vegetarianos pueden comer alimentos que vengan de los animales siempre y cuando no haya que matarlos.

Hay otra clase de veganos, es el veganismo crudo, esta gente no come nada que haya que cocer para tener que ser ingerida, por lo que las legumbres también salen de la dieta, y el arroz y la pasta, y…


Pasando a ejemplos vivos.

El otro día en casa de mi amiga china presencié toda la elaboración y desarrollo de una comida vegana, pues su compañera de piso, la loca, es algo de eso.
El proceso fue muy sencillo, metió en una olla gigante aproximadamente 20 kilos de verduras, echó agua calentada en la tetera, le añadió todas las especias posibles habidas y por haber, todo revuelto y a la licuadora, tal cual. Una par de minutos allí dentro y listo.
Mejunje hecho y listo para comer.

Cuando lo vi el apetito me abandonó raudo y veloz.
Era de un color verdoso rojizo, con grumos y hebras, que desprendía un aroma un tanto desagradable. Algo parecido a esto, pero un poco más feo aún.



Se lo echó en un cuenco y con la cuchara todo para adentro.

Ella le dijo una vez a CC, que estaba haciendo pechugas de pollo, que cuando acabase de cocinar al ANIMAL la avisase, pero la verdad es que no se que resulta más desagradable, si una pechuga empanada o su potingue.

Aunque el record por ahora lo ostenta una señora que no come animales, obviamente, ni huevos, ni leche, ni plantas que haya que matar para poder comerlas, es decir, fuera patatas, zanahorias y casi el 80% de todos los alimentos, tan solo come lo que la naturaleza da por si misma, manzanas, peras, tomates y demás frutos que dan los árboles… en definitiva, una alimentación de lo más variada y nutritiva.

Aquí en Alemania he llegado hasta a tener constancia de perros veganos, que será por propia voluntad, digo yo, seguro que le pones al canino un solomillo y te dice que no, que pobre vaca.


Puedo entender a la gente que no come carne, pero esos casos extremistas… en fin.

¿Tenemos por ahí algún vegano o vegetariano? ¿Qué opináis de este tema?


Un saludo!!



29 de octubre de 2013

Burocracia con final feliz

Esta entrada va a ser un poco más corta de lo normal, pues no os quiero aburrir con un tochaco que escribí contando mi odisea hasta que conseguí tener en mi poder los papeles de la convalidación de mi título de fisioterapia.
Casi un año más tarde, muchas idas y venidas, y algún que otro destrozo de mitos en lo que a los alemanes se refiere, al fin, ayer, me dieron los tan ansiados documentos.

La burocracia es igual en todas partes y este país no es para nada una excepción, cosa que los mismos alemanes reconocen, es decir la palabra burocracia y todos se echan a temblar. Esto ya me lo suponía, pero lo que he tenido que descubrir a base de esperar y llegar hasta los límites de la paciencia un par de veces es que al igual que en España el que no llora no mama, y si quieres algo tienes que insistir y dar la lata y no rendirte y seguir dando la lata. Y al igual que en España, nuevamente, si la empresa que te quiere contratar mete presión, siempre va a ser algo más rápido. En mi caso mi jefe tuvo que escribir un par de veces al ministerio en cuestión para saber como iba mi caso, porque de mi pasaban completamente.

Es en este campo, funcionarios, papeles y documentos oficiales, en los que España y Alemania son como hermanos gemelos, todo lo que hayáis tenido que hacer allí para conseguir algo saber que tendréis que utilizarlo aquí, porque el sentido del orden y del buen hacer alemán se va por la cloaca y si además le añades a eso lo cuadriculados que son, puedes echarte a temblar, como algo no esté claro se lían y no sabrán por donde seguir.
Cosa que viví en propias carnes durante este proceso. El funcionario en cuestión que estaba llevando mi caso me envió una carta súper bonita donde escribía con todo detalle un problema en mi convalidación.
Saber que mis notas no van por horas, imagino que al igual que las vuestras, lo que aparecen son los créditos y luego hay una aclaración de a cuantas horas corresponde un crédito.
La verdad es que no sé muy bien como llegó a hacer la suma que hizo, pues le salía menos de la mitad de lo que resulta al hacer la multiplicación. Pensé que podía ser porque si una asignatura no se imparte en Alemania quizás no te la cuenten, pero ¿tantas?
Le expliqué lo que pasaba a mi jefe y ahí fue cuando me di cuenta de donde estaba el problema. No estaba todo ordenado y claramente explicado, paso por paso y una cosa tras otra, por lo que muy posiblemente el funcionario en cuestión se veía incapaz de realizar la operación matemática correspondiente y puso… no sé, ¿un número al tun tún?  
Me costó bastante hacerle entender a mi jefe que tenía que ir sumando las horas de diferentes hojas, eso de que no estuviese todo claro cristalino le estaba fundiendo los circuitos. Al final le escribió una carta al funcionario explicándole como tenía que sumar, una carta que he de decir era de lo más enrevesada, pero que todos los teutones entendían, no me preguntéis porque, y unas semanas más tarde me llegó una parte de la convalidación.

Tan solo tengo experiencia con la burocracia española y alemana, las dos igual de horribles, pero por conversaciones con amigos que han vivido en otros países me parece que es algo mundialmente parecido, y no hay estado que se libre, si hasta los pobres Astérix y Obélix tuvieron que sufrirla…



¿Y vosotros? ¿Tenéis buenas experiencias con la burocracia?

Un saludo!!


24 de octubre de 2013

La mesa, el asno y el bastón maravilloso - Tischchen deck dich, Goldesel und Knüppel aus dem Sack

Erase una vez un sastre que tenía tres hijos y una sola cabra. Como la cabra alimentaba con su leche a toda la familia, necesitaba buen pienso, y todos los días había que llevarla a pacer. De esto se encargaban los hijos, por turno. Un día, el mayor la condujo al cementerio, donde la hierba crecía muy lozana, y la dejó hartarse y saltar a sus anchas. Al anochecer, cuando fue la hora de volverse, le preguntó: "Cabra, ¿estás satisfecha?" a lo que respondió el animal:
"Tan harta me encuentro,
que otra hoja no me cabe dentro. ¡Beee, beee!"
- Entonces vámonos a casita -  dijo el muchacho, y cogiéndola por la soga, la llevó al establo, donde la dejó bien amarrada. 
- ¿Qué - preguntó el viejo sastre - ha comido bien la cabra? 
- ¡Ya lo creo! - respondió el chico - Tan harta está, qué no le cabe ni una hoja más. 
Pero el padre, queriendo cerciorarse, bajó al establo y acariciando al animalito, le preguntó: 
- Cabrita, ¿estás ahíta? 
A lo que replicó la cabra:
"¿Cómo voy a estar ahíta?
Sólo estuve en la zanjita
sin encontrar ni una hojita. ¡Beee, beee!"
- ¡Qué me dices! - exclamó el sastre, y volviendo arriba precipitadamente, puso a su hijo de vuelta y media: - ¡Embustero! Me dijiste que la cabra estaba harta, cuando le has hecho pasar hambre. 
Y, encolerizado, midióle la espalda con la vara, y a palos lo echó de casa.

Al día siguiente le tocó al hijo segundo, el cual buscó un buen lugarcito, en un rincón del huerto, lleno de jugosa hierba, donde la cabra se hinchó de comer, dejándolo todo pelado.

Al anochecer, a la hora de regresar le preguntó: "Cabrita, ¿estás harta?" A lo que replicó la cabra:
"Tan harta me encuentro,
que otra hoja no me cabe dentro. ¡Beee, beee!"
- ¡Vámonos, pues! - dijo el muchacho, y llegados a casa, la ató al establo. 
- ¿Qué - dijo el viejo sastre - ha comido bien la cabra? 
- ¡Ya lo creo! - respondió el chico. Tan harta está, que no le cabe una hoja más.
Pero el sastre, no fiándose de las palabras del mozo, bajó al establo y preguntó: "Cabrita, ¿estás ahíta?" Y contestó la cabra:
"¿Cómo voy a estar ahíta?
Sólo estuve en la zanjita
sin encontrar ni una hojita. ¡Beee, beee!"
- ¡Truhán! ¡Desalmado! - exclamó el sastre - ¡Mira que hacer pasar hambre a un animal tan manso!
Y subiendo las escaleras de dos en dos, echó a palos al segundo hijo.

23 de octubre de 2013

Conducir en Alemania

Por falta de práctica y carencia de coche una no conduce, pero me paso medio día en el autobús y de forma más o menos asidua soy copiloto, esto añadido a los largos viajes que he hecho por Alemania, me han hecho llegar a una conclusión. Aquí la gente es civilizada.
Como siempre, en todos lados hay cafres, pero generalizando, los alemanes saben conducir y lo hacen bastante bien. Los atascos que se forman en las carreteras no tienen nada que ver con los de España.
Todavía recuerdo ir por una autovía un tanto congestionada, cuando en la radio dan el parte del tráfico, justamente nos encontrábamos en un atasco, pero debía de ser a la alemana, por qué íbamos a 100 km/h. Más de uno firmaría uno de estos atascos en Madrid.

Las entradas y las salidas de las autovías comparten espacio, creándose así un carril en cremallera, que en algunas ocasiones dura escasos 200 metros. Unos entran, otros salen, nos dejamos paso y todos contentos, quizás un poco justo porque no estamos acostumbrados pero sin incidentes. En España estas salidas no las he visto nunca, y la verdad es que no quiero ni imaginármelo, con esa ley no escrita del más fuerte pasa, eso sería un desastre.
Por aquí los coches dejan paso, uno de un lado, otro de otro y así todo está en movimiento y los atascos no se hacen interminables.

En uno de esos viajes largos que hice, llevábamos ya unos días de rodaje por Alemania sin encontrarnos un solo atasco, y fue poner media rueda en Francia… horroroso, una hora para unos miserables 100 metros.

Pero tampoco vamos a decir que por aquí no hay atascos, eso sería una gran mentira, haberlos haylos, y también de los grandes, lo que pasa es que se forman con menos asiduidad que en España.

Ya os comenté que en Alemania puedes personalizar la matrícula de tu coche, y eso es lo que ha hecho el propietario, la palabra que ahí vemos, Stau, es atasco en alemán.


22 de octubre de 2013

Franz Beckenbauer


Franz Anton Beckenbauer
Nació el 11 de septiembre de 1945 en Múnich, ciudad de Baviera, Alemania.
Es un ex futbolista (centrocampista y defensa) y ex técnico alemán.

No sabría decir en que país es el fútbol más seguido, pero estoy segura que en una lista Alemania estaría en una posición bastante alta. Así que si hablamos de celebridades de este país no podemos olvidarnos de “Der Kaiser”, pues es sin ninguna duda uno de los personajes más queridos y respetados de Alemania.

Kaiser significa emperador, y recibió por primera este apodo hace ya muchos años, en Viena en 1968 donde se le hizo por casualidad una foto junto al Emperador Francisco I de Austria y desde entonces se le comenzó a llamar el Emperador del fútbol, hasta que al final pasó a ser simplemente El Emperador.

Estuvo viviendo en un pueblecillo del Tirol austriaco, Oberndorf in Tirol, donde hay una calle que se llama Kaiserweg, el camino del emperador. Muchos piensan que es una distinción a Beckenbauer, pero en realidad viene por las montañas que se encuentran al final del camino, las Wilder Kaiser.

Con 14 años fue fichado por un equipo que por entonces no destacaba en demasiado en la Bundesliga, el FC Bayern de Múnich. En 1964 debutó en la liga alemana y dos años más tarde en el Mundial de fútbol de 1966 en Inglaterra asombró al mundo con su juego y 4 goles.
Una de sus grandes apariciones fue en el Mundial de México del 70, donde llegó a jugar con un hombro dislocado.
Tras esto comenzó su consagración como futbolista y quien sabe si él fue el artífice para que el Bayern de Múnich comenzara a forjar también su leyenda como uno de los equipos más grandes del fútbol.
Ganó la Eurocopa del 72 y con el Bayern consiguió ganar la Bundesliga y la Copa de Europa durante tres años consecutivos.
En 1974 Alemania se proclamó campeona en el Mundial de fútbol ante una final memorable contra la Naranja Mecánica de Johan Cruyff.

Se retiró como futbolista en el año 1983, jugaba con el New York Cosmos. Un año después volvió como entrenador de la selección alemana y para sorpresa de muchos, ya que no tenía demasiada experiencia como técnico, llevó a Alemania a ser segundos en el Mundial de México del 86.

En la Copa del mundo del 90 en Italia, consiguió ser la segunda persona que ganó esa competición como jugador y como entrenador.

Fue el presidente del Bayern hasta el año 2009 y fue nombrado miembro de honor de la federación alemana de fútbol.

Records
424 partidos en la Bundesliga (44 goles)
78 partidos en Copa de Europa (6 goles)
103 partidos internacionales, 50 como capitán (14 goles)
Logró ser presidente, director técnico, entrenador y jugador de fútbol de un mismo club


Se ha casado tres veces y tuve cinco hijos, de los cuales tan solo Stephan, el primero, llegó a ser futbolista profesional.


Imagino que el nombre de este señor hasta los menos aficionados del fútbol lo habrán escuchado alguna vez. ¿Creéis que el apodo de “Der Kaiser” era bien merecido?

________

Si quieres conocer más famosos que nacieron en Alemania no dudes en pasarte por esta página: Celebridades alemanas.

Un saludo!!



21 de octubre de 2013

Las cebollas mágicas

Parece que el otoño está en pleno apogeo, con días de abrigo y casi hasta bufanda y otros de chaqueta, donde los abrigos permanecen en el armario, de la bufanda ni me hables. Con cambios de temperatura según placer que ya quisiera para sí el desierto.
Así que es normal que un alto porcentaje de la población residente en las teutonías tengo algún síntoma de resfriado.

El otro día llegué a la clínica con un dolor de oído derecho considerable, y si, solo derecho, no sé por qué, pero el izquierdo parece estar inmunizado a todo. Recibí por parte de mi jefa los remedios caseros más… no sabría muy bien cómo definirlos, ¿apestosos?
El plan consistía en partir una cebolla, cortarla en trozos pequeñitos, calentarla en el horno, colocarla en un trapo y ponérmela en el oído.
Por si eso no funcionaba tenía un plan B desarrollado, que era parecido al A. Había que espachurrar la cebolla y calentarla hasta que esta fuese líquido y una vez conseguido esto ir echándotelo en el oído cuando ya no quemase, en plan gotas…

Llamadme escéptica, loca o lo que queráis, pero preferí pasar del remedio casero. Que no es que dude de las propiedades curativas, incluso algunas veces hasta mágicas de la cebolla, pero me da que en este caso puede llegar a ser peor el remedio que el olor que se quedaría allí…

Este no ha sido mi primer encuentro con los defensores de las cebollas, el invierno pasado ya me crucé con un par de ellos.
Por si alguno no lo sabe la cebolla es penincilina de la buena, y para los resfriados no hay nada mejor.
Para eliminar la tos hay que colocar media cebolla debajo de la almohada y el humano que tenga la cabeza ahí apoyada dormirá de un tirón y sin un solo carraspeo.
Si hay varios habitantes con el mismo problema a solucionar también puedes probar a dejarla en mitad de la habitación. La cebolla hará el mismo efecto y te librarás de tener que tirar una almohada a la mañana siguiente, eso si, no podrás cerrar las ventanas en un tiempo aproximado de 48 horas.

A la clínica también me ha llegado gente con dolor de espalda diciendo que por más que se daba friegas de cebolla en la espalda el dolor no se quitaba y que al final ha tenido que ir al médico.

Es curioso, pues si os metéis en internet y buscáis remedios con cebolla, os saldrán muchas páginas donde aparecerán los que os acabo de mencionar, y en español, que esto parece ser que no es solo cosa de teutones, hay hispanohablantes que también la utilizan.

Confieso que por ahora me niego a que mi habitación huela a puesto de Kebap, pero quien sabe si algún día leo esta entrada y ya estoy tan alemanizada que me sorprendo a mi misma por no haberlo hecho antes…



¿Y vosotros? ¿Alguien ha probado alguna vez un remedio de estos caseros? ¿Funciona realmente la cebolla? Compartid vuestra experiencia!!


Un saludo!!

 

18 de octubre de 2013

Bayern - Die Toten Hosen




Título: Bayern
Grupo: Die Toten Hosen
Álbum: Unsterblich
Año: 1999

Como todos sabréis en Alemania el fútbol es uno de los deportes rey y los días en los que hay partido el mundo se detiene.
En España se suele ser antimadridista o por el contrario quieres que pierda el Barça hasta en los entrenamientos. Luego cada cual tendrá su equipo favorito, pero siempre se suele ser afín a uno de los dos ya mencionados, está claro que siempre habrá excepciones.
En Alemania es casi igual solo que con una pequeña diferencia, o se es del Bayern de Múnich o se va contra el. Y aún no he conocido un teutón aficionado al fútbol que me rompa lo antes dicho.
El grupo de música, Die Toten Hosen, que le tienen un profundo cariño a este equipo y le dedicaron una canción que ya ha pasadoa ser un clásico en el mundo del fútbol.

La canción no tiene desperdicio ninguno, sobre todo para aquellos, que como a mi, a los que el Bayern no les hace mucha gracia.

Me gustaría saber que pasaría en España si a alguien se le ocurriese hacer algo parecido contra algún equipo de los grandes…


Algunas de las frases de la canción:

"La vida es demasiado bonita como para despreciarse a uno mismo yendo a ver al Bayern."
"Que clase de padres tienes que tener para firmar un contrato con esa mierda de equipo."
"Nunca iríamos a ver al Bayern de mierda."

Todo un poema de amor.


Sabéis lo que es más curioso, según me han comentado en Múnich como tal, la ciudad, este equipo no es demasiado querido, la mayoría de sus aficionados viven en Baviera, pero no en la capital, donde está el estadio del equipo, curioso cuanto menos, teniendo en cuenta que en el resto del Bundesland también hay otros equipos...



Os dejo el video oficial, el final está cortado, pero yo os pongo la letra de la canción entera:






Bayern

Es gibt nicht viel auf dieser Welt,
woran man sich halten kann.
Manche sagen die Liebe,
vielleicht ist da was dran.
Und es bleibt ja immer noch Gott,
wenn man sonst niemand hat.
Andere glauben an gar nichts,
das Leben hat sie hart gemacht.

Es kann soviel passieren,
es kann soviel geschehen.
Nur eins weiss ich hundertprozentig:
nie im Leben würde ich zu Bayern gehen.

Ich meine, wenn ich 20 wär
und supertalentiert,
und Real Madrid hätte schon angeklopft,
und die Jungs aus Manchester.
Und ich hätt auch schon für Deutschland gespielt
und wär mental topfit
und Uli Hoeneß würde bei mir
auf der Matte stehen.

Ich würde meine Tür nicht öffnen,
weil's für mich nicht in Frage kommt,
sich bei so Leuten wie den Bayern
seinen Charakter zu versauen.

Das wollt ich nur mal klarstellen,
damit wir uns richtig verstehen:
ich habe nichts gegen München,
ich würde nur nie zu den Bayern gehen.

Muss denn sowas wirklich sein?
Ist das Leben nicht viel zu schön?
Sich selber so wegzuschmeissen
und zum FC Bayern zu gehen.

Es kann soviel passieren,
es kann soviel geschehen.
Ganz egal, wie hart mein Schicksal wär,
ich würde nie zum FC Bayern München gehen.

Was für Eltern muss man haben
um so verdorben zu sein,
einen Vertrag zu unterschreiben
bei diesem Schei
ßverein?

Wir würden nie zum FC Bayern München gehen!
Wir würden nie zum FC Bayern München gehen!

Wir würden nie zum FC Bayern München gehen!
-
Niemals zu den Bayern geh'n!

Wir würden nie zum FC Bayern München gehen!
-
Niemals zu den Bayern geh'n!

Wir würden nie zum FC Bayern München gehen!
- Niemals zu den Bayern geh'n!

Wir würden nie zum FC Bayern München gehen!
- Nie zu den Scheiß-Bayern gehn!




Bayern


No hay mucho en este mundo
a lo que uno pueda aferrarse.
Algunos dicen el amor,
quizás haya algo ahí.
Siempre queda Dios,
cuando uno no tiene a nadie.
Otros no creen en nada,
la vida les ha hecho duros.

Pueden pasar muchas cosas,
pueden ocurrir muchas cosas.
Solo hay algo que sepa al cien por cien:
Nunca en mi vida iría al Bayern (el estadio del Bayern de Múnich).

Quiero decir, si tuviera 20 años
y tuviese mucho talento,
y si el Real Madrid ya me hubiese llamado,
y los jóvenes del Manchester.
Si también hubiese jugado ya por Alemania
y estuviese mentalmente muy bien
y Uli Hoeneß (1) estuviese
detrás de mi

No habría mi puerta,
por que a mi no se me ocurriría,
con gente como la del Bayern,
ensuciar mi carácter.

Eso quiero dejar claro,
para que nos entendamos bien:
no tengo ningún problema con Múnich,
tan solo es que yo nunca iría al Bayern.

¿Algo así tiene que ser real?
¿No es la vida demasiado bonita?
Para despreciarse a uno mismo
yendo a ver al Bayern de Múnich.

Pueden pasar muchas cosas,
pueden suceder muchas cosas.
No importa lo duro que fuese mi destino,
nunca iría al FC Bayern de Múnich.

¿Que padres tiene que tener uno
para ser tan desalmado,
y firmar un contrato
con esa mierda de equipo?

Nunca iríamos al FC Bayern de Múnich!

Nunca iríamos al FC Bayern de Múnich!

Nunca iríamos al FC Bayern de Múnich!
Nunca ir al Bayern!

Nunca iríamos al FC Bayern de Múnich!
Nunca ir al Bayern!

Nunca iríamos al FC Bayern de Múnich!
Nunca ir al Bayern!

Nunca iríamos al FC Bayern de Múnich!
Nunca ir al Bayern de mierda!


(1) Ex-futbolista alemán, es el presidente del Bayern



Después de leer esto, ¿os imagináis a este grupo cantando la canción en Múnich? Pues se atrevieron:
¡Bajad el volumen, hay muchos silbidos!




¿Qué os parece la canción? ¿La habíais escuchado alguna vez? ¿Conocíais al grupo?

________

Si quieres escuchar y conocer más canciones en alemán pásate por esta página: Canciones en alemán.

Un saludo!!


17 de octubre de 2013

Educación a la alemana

No me preguntéis porque y a razón de que, pero en Alemania lo que se lleva en la educación de los niños es el diálogo y el razonamiento. Porque está claro y estaría muy feo por mi parte no saber esto, con un niño de tres años se pueden mantener unas conversaciones filosóficas extraordinarias, dignas del mismísimo Nietzsche, por lo menos.

Yo no tengo niños, así que no sé lo complicado que puede llegar a ser criarlos, pero si en algún momento los tengo, me temo que voy a ser un poco/bastante sargento. Porque si hoy hay judías de comer y no las quieres, es que no tendrás mucha hambre, ya llegará la merienda, y la cena o el desayuno, o de nuevo la comida… y al final las judías te saben a gloria bendita. Vivido en carnes propias.

En el piso tenemos una familia alemana arriba y otra española abajo, y he de decir que se nota mucho las diferentes educaciones que reciben cada infante.

Al niño de abajo, al español, se le oye bien poco, juega, corretea y hace ruido como todo niño, pero vamos, lo normal y si en algún momento los llantos empiezan porque quiero, quiero, quiero se oye a la madre poniendo orden. ¿Y sabéis que? el pequeño no parece que tenga ningún tipo de trauma, milagro, ¿no?

La de de arriba… esa ya es otra historia muy diferente. Padres alemanes con mentalidad cuadrada y doctrina dialogadora.
Hay muy pocos días en los que el pequeño monstruo no nos despierte con sus llantos y berridos desconsolados. La primera vez hasta me asusté, pues a las 7 en punto de la mañana empieza el espectáculo y no acaba hasta las 8, cuando papá se la lleva a la guardería, apiádome de la profesora del pequeño demonio.

Llora y llora y llora, sin fin y no da tregua y se ahoga y sigue llorando y patalea y se atraganta y vuelve a llorar, sin pausa ni intención de callarse tiene.
Es un llanto tan fuerte y exagerado que parece que alguien está intentando hacerle daño, es realmente desagradable escucharla, no solo porque son las 7 de la mañana y no es precisamente el despertar más agradable del mundo, sino que al final acabas hasta sufriendo un poco por ella, lo está pasando mal.
Es aquí cuando siempre me pregunto, ¿dónde están los padres? Alguna vez, entre tos y atragantamiento hemos escuchado como el padre le pedía en el tono más calmado que alguien puede poner y sin inmutarse tan siquiera un poco, que se calme y deje de llorar, obviamente, ante tamaña orden autoritaria la niña siguió a la suyo.

Y así día tras día. Hasta que un día mis padres vinieron a visitarme y tuvieron el gran placer de ser despertados con tal encantadora música celestial. Cuando una hora más tarde ya se iban a la guarde mi madre salió a la escalera con sus pelos de loca recién levantada y el pijama, una estampa digna de ver. Abrió la puerta y se quedó mirando a la niña, que iba berreando en los brazos de papá, que debe de ser por lo menos sordo. Mi madre no dijo nada, tan solo la miró y fue mano de santo, oye. En ese mismo momento dejó de llorar.
El padre al vernos allí fuera nos dio los buenos días, ajá. Y la cara que le puse debió de ser buena pues no fue hasta ese momento en el que se disculpó diciendo que no le gusta madrugar y entonces se enfada y llora. Para terminar mi madre con su gran acento manchego dijo:

- E un monstruo.

Ella no sabrá alemán ni ellos español, pero es muy probable que la hubiesen entendido.
Durante esta conversación la niña no volvió a abrir la boca y hasta día de hoy nos ha despertado con su querido espectáculo muy pocas veces.

Yo de verdad que no lo entiendo, ¿cómo es un padre capaz de ver a su hija llorar de esa desconsolada manera y no hacer nada más allá que pedirle que se calle??? No es precisamente un plato de buen gusto para ella, lo pasa mal, pero aún así no son capaces de seguir otro método. Si ves que lo que estás haciendo no funciona, pues prueba otra cosa!! Pero no, cabezas cuadradas hasta que llegue el fin del mundo, pero razonando con la peña, eso que no falte.


Si tenéis niños a vuestro alrededor, ¿son de los que lloran sin descanso durante milenios? ¿están educados según doctrina conversadora?

Un saludo!!


16 de octubre de 2013

Confusiones "graciosas"

Eso de que algunas palabras en alemán se escriban de una manera bastante parecida pero tengan significados completamente diferentes crea algunas situaciones bastante cómicas, que por lo general se quedan en un profundo fruncimiento de ceño por parte del teutón en cuestión, un par de risas cuando se da cuenta de tu error y un color sonrosado en tus mejillas al percatarte del fallo, que según lo grande que haya sido la metedura de pata será más o menos rojo.



Por que hay algunas palabras con las que su confusión se queda en un único “ups! No, no!!” En España no comemos 12 palomas en Nochevieja. Es obviar una erre lo que crea esta nueva tradición, aunque sería toda una hazaña ser capaz de hacerlo, una paloma por campanada.
Trauben – uvas.
Tauben – paloma.

Cara e historia también son muy fáciles de confundir, pero se puede medio esconder ya que lo que las diferencia es una “e” al final.
Me costó bastante poder diferenciarlas, al final lo tuve que hacer a través del artículo que tiene cada una:
Das Gesicht – cara
Die Geschichte – historia (aunque no en plan asignatura del cole, es una historia que te cuentan). En español es femenino y en deutsch también, así que esta resultó sencilla.
Pero imaginaros la situación en la clínica: Túmbese bocabajo y ponga la historia allí, en el hueco… no tiene ningún sentido.


Otras palabras que con muy poco crean situaciones extrañas son Kissen y Kiste. He tenido que mirarlo en el diccionario porque a día de hoy todavía me sigo confundiendo con las dos. Son almohada y caja, respectivamente.
En la clínica me hago unos líos tremendos cada vez que quiero preguntarle a un paciente que si tiene una de esas bolsas que se calientan en casa. No sé porque lo hago, pero por la cara que me ponen parece ser que suelo preguntar por una caja caliente en la mayoría de las ocasiones…


Luego hay dos palabras que no se parecen en mucho, casi en nada, pero que yo las he confundido y conozco a otra persona que también lo ha hecho, a razón de que? Ni idea, pero eso si que ha creado situaciones confusas, graciosas y de extremo fruncimiento de ceño por parte del que te escucha.
No me preguntéis porque, pero Nonne y Nutte son altamente confundibles, es decir, monja y puta… si… ya os podréis imaginar la que se puede formar.

Hace ya un año o así, en el curso de alemán que hacía conocí a un chico que estaba estudiando teología, es decir, quería ser cura. Una amiga me preguntó como se decía monja en alemán y yo con todo mi buen saber y sobretodo, buena intención, que no lo hice a propósito, le dije convencida Nutte. Y se lió.

- ¿En tu clase son todo chicos?
- Si
- ¿No hay ninguna chica? ¿Nadie que luego quiera ser Nutte?

Como es lógico el chaval no respondió a tal pregunta, pero ella siguió con el interrogatorio…

- ¿En la residencia tampoco hay Nuttes? ¿No convivís con ellas en algún momento?

El chico iba perdiendo cada vez más color conforme ella iba haciendo más preguntas. Al final, cuando el profesor llegó y escuchó nuestra gran conversación, después de partirse de risa durante unos minutos, nos sacó de nuestro error, pero el futuro cura no hizo ni siquiera el menor amago de mostrar una leve sonrisa, creo que se molestó bastante…


Otra situación ocurrió hace unas semanas, una amiga nuestra estaba viviendo aquí en un convento, aunque ahora mismo ya está de vuelta en España, niña!! Te echamos de menos!!!
Pues bien, otra amiga en común le estuvo contando a la novia de uno de los chicos del grupo donde había estando la chica esta viviendo.

- Estaba en una residencia de Nuttes.

Le soltó así de directa y a bocajarro, en una residencia de Nuttes… luego siguió.

- Pero no te creas que ella es una Nutte, para nada. Lo que pasa es que se estaba quedando con un familiar que si que lo es. La prima de su madre es Nutte y vive allí, así que le dejó quedarse con ellas el tiempo que iba a permanecer en Colonia.


La alemana estaba flipándolo, porque obviamente ella lo estaba diciendo como si nada pasase, al fin y al cabo, que tiene de extraño pasar unos días en una congregación de putas y gratis además…



Otra un tanto embarazosa fue el otro día en un bar con un grupo de amigos alemanes nos pasó sin querer otra de estas situaciones, aunque en este caso fue el camarero, que quiso hacer una broma y acabaron riéndose de él.

Una amiga le pidió otra cerveza y el camarero, que era extranjero, le dijo que no, que ya tenía las Bäckchen sonrosadas.

Los teutones se quedaron todo sorprendidos durante unos segundos hasta que alguien repitió la palabra.

- Bäckchen?? Antes cuando has ido al baño no era para hacer lo que normalmente se hace, no?? Que le andas enseñando al personal!!??

Y estallaron todos en risas, menos el camarero y los españoles que también estábamos en el grupo. A mí personalmente me faltaba un trozo de la historia, y fijaos por donde que creo que me faltaba la mejor parte.
Alemanes descojonados, llorando a lágrima viva y los españoles con cara de póker, y sin participar en las risas… eso no puede ser!!! Exijo una explicación inmediata!! Que yo también me quiero reír!!

Pues veréis, el pobre camarero había confundido Wangen con Backen, que vendría a ser mejillas con cachetes del culo… y le había dicho a mi amiga que los tenía sonrosados…
Confieso que después de la explicación yo también me uní, con gusto, a las risas. Cosa que, que por suerte, también hizo el camarero al percatarse de la confusión.


¿Alguna vez habéis confundido dos palabras que han creado una situación parecida? ¿En que idioma ha sido? ¿Cuál ha sido? ¡Contadnos!

________

El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridadesdel alemán.


Un saludo!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...