16 de noviembre de 2012

La farola, la cortina y la caca

Esta es la historia de tres objetos del mobiliario urbano que por medio de impensadas coincidencias terminan uniéndose.

Seguramente a muchos de vosotros esta información no os resultará nueva, Alemania es oscura. Pero saber que no me refiero solo a la ausencia de luz solar, que a eso de las 4 de la tarde se hace de noche, sino que además las farolas son un bien protegido y se ponen con cuenta gotas.
En las grandes avenidas no te llegas a dar cuenta de su casi inexistencia ya que los comercios poseen su propia iluminación, y con las luces fluorescentes de los letreros de los supermercados y bares se ve bien. Pero en el momento en el que abandonas esas calles y comienzas a callejear sientes que te adentras en un submundo tenebroso.
Y no os creáis que tienes que irte un poco lejos, no. Estamos hablando de la calle perpendicular. Estas en la esquina y ves como la negrura lo envuelve todo a su alrededor, y allí, en el medio de la calle ves una pequeña, solitaria y desamparada farola. Esta se esfuerza en alumbrar, pero sus intentos resultan en vano y siempre acaba perdiendo su lucha contra la oscuridad, aunque a veces une esfuerzos con otro mobiliario urbano, las cortinas.

Las cortinas son objetos en peligro de extinción. Las persianas, por su parte, ya encontraron su fin, y acompañan a los dinosaurios en el destierro de este planeta.
Os acordáis de los visillos? esas cosas que hacen las abuelas y ponen debajo del cristal de la mesa del salón? pues aquí están en auge y es lo que ponen los alemanes en las ventanas... quedan monísimos de la muerte.
Pues lo dicho, no hay casi cortinas, en el salón o la cocina quedan absolutamente descartadas, y quedan reservadas, como mucho, a las habitaciones, donde encontrarás una tela casi transparente que cuelga del techo y tras la cual podrás ver todos los movimientos que hacen los vecinos.
Está claro que en este país no hay intimidad. Sobre todo cuando hablamos de un bajo sin cortinas, que te dan ganas de poner el careto en la ventana, tipo peli de miedo, y esperar a que algún habitante en la casa pase por allí... buajajajajaja!!! (no creáis que lo digo en broma, que todos los días paso por una de estas viviendas y tengo que contenerme las ganas).

Y estaréis pensando, ¿cómo se relacionan las cortinas con las farolas? pues es simple. La falta de algo colgante en las ventanas provoca que la luz de las casas ayude a la solitaria farola en su fútil intento de alumbrar las calles. Aunque sus aunados esfuerzos terminan siempre en estrepitosos fracasos. Así que tan solo te queda cruzar los dedos y rezar para no encontrarte con el tercer miembro en discordia, las cacas.

Durante la mayor parte del día, la luz solar abandona este país y los viandantes deben encomendarse a la suerte para no pisar una "mina". Cosa que gracias a Gott es sumamente complicado.
Un día, recién llegada a Germania, me fije en la prácticamente inexistencia de desechos perrunos en las calles, y fue algo que me causó bastante curiosidad, como es posible?? pero ahora, tras haber paseado por las calles, lo entiendo a la perfección. Imaginaros como sería esta situación en España... no puedes ir esquivándolas, porque no las ves! al final todos terminaríamos comprando zapatos nuevos cada semana, porque creéis que seríamos capaces de no dejar la huella de la existencia de nuestro querido canino en la acera?? quien sabe, pero sería muy gracioso pisar la deposición que nuestro propio perro ha dejado esta mañana...


Un saludo!!

 

2 comentarios:

  1. Qué entrada más grande Irene!!! Por una Alemania libre de cacas (y de luz) XDD

    ResponderEliminar
  2. Qué grande Irene!!!!
    jaajajaja.... yo ya tengo el visillo preparado para la nueva Hause...OMGOTTEN!!
    En serio, con lo de las persianas no sé ya si reir o llorar, debo optar por lo 1º viendo el futuro ajajjaa..
    Bss
    Vane

    ResponderEliminar

¡Buenas!

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Te ha parecido interesante? ¿Estás en desacuerdo? ¿Tienes algo que aportar sobre este tema?
Yo os cuento mis experiencias, y todo aquello que me parece digno de mención sobre este país, ¿te animas a compartir tu opinión y experiencia con nosotros?
Siempre me alegro cuando veo nuevos comentarios, así me da la sensación de que no hablo conmigo misma...

Muchas gracias por leerme y por comentar.

PD: Es posible que algunas veces los comentarios den fallos. Escribís, lo enviáis y luego no aparece... No lo he borrado, es un error que da Blogger y no consigo averiguar que es. Si la entrada no es muy antigua podréis encontrarla en la página del blog en Facebook, allí podéis escribir también.

¡¡Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...