7 de agosto de 2017

El truco está en pronunciar todas las letras

Ha pasado ya bastante tiempo desde que hablamos por última vez del tema de la pronunciación, os dejo los enlaces a las dos entradas anteriores:

Pronunciación: Logopedia.
Pronunciación: Sch, st, sp.

En esta ocasión vamos a seguir hablando de las dificultadas que tenemos los hispanohablantes para pronunciar el alemán de manera correcta, aunque más que todos los hispanohablantes creo que esta entrada en concreto va más dirigida a los españoles.

Una de las cosas que más me ha repetido mi logopeda durante las sesiones es que pronuncie todas las letras. No están ahí de adorno, me dice, que una letra esté al final de la palabra no significa que no deba de ser pronunciada.

Y es algo que me cuesta muchísimo, no porque no sepa que la letra está ahí, pero es que ¿quién dice KölN? ¿Quién pronuncia la “n”? Los alemanes, los españoles que conozco siempre viven en “Köl”. Para decir esa letra hay que concienciarse mucho y hablar despacio, pensado lo que estás diciendo y pronunciando, en cuanto comiences a hablar a una velocidad normal las últimas letras se van de nuevo de paseo.
Esta no es la única palabra que sufre amputaciones finales, la más propensa es “und”. Esa “d” final me trae por la calle de la amargura. ¿Cuántas veces decimos “und” en una conversación? Y cada una de esas veces yo pronuncio “un”, añadirle esa “d” final me cuesta horrores, queda tan antinatural “unD”. Hay que añadir la “d” aposta, y me suena hasta forzado.

Los “ist” también suelen ser acortados, pero hay tantas veces en las que una palabra alemana, dígase verbo, acaba en “t” que esa creo que la tenemos algo más interiorizada.

Soy consciente de este problema, sé que me como las últimas letras de algunas palabras y la mejor forma que he encontrado para solucionarlo es leer en voz alta. Cuando lo hago me oigo a mi misma por lo que me doy cuenta de lo que digo y puedo corregirme.

Aunque tengo que confesar que estas correcciones las he dejado bastante de lado, hace tiempo que no presto atención a las “d” finales del “und”, pero es que resulta tan pesado…

Yo no me di cuenta de que no pronunciaba estas letras hasta que mi logopeda me lo hizo ver, y cuando supe de ello se lo dije a algunos amigos españoles y todos se sorprendieron al percatarse de que tenían el mismo problema que yo y no lo sabían. Así que quizás es algo que tú también haces sin que te des cuenta.

¿Qué me decís? ¿Pronunciáis todas las letras? ¿Decís “und”? ¡Contadme!

________


Todos aquellos que no hemos aprendido el alemán desde pequeños sabemos lo difícil que puede resultar este aprendizaje, pero no es imposible, eso te lo aseguro. Pincha aquí para ver todas las lecciones que ya hemos visto.

¡No desistas! Al final lo conseguirás.

Un saludo!!


4 de julio de 2017

Jenseits der Stille


Nombre original: Jenseits der Stille
Nombre en español: Más allá del silencio.
Dirección: Caroline Link
País: Alemania
Año: 1996
Género: Drama
Duración: 112 minutos

Sylvie Testud como Lara
Tatjana Trieb como Lara cuando era pequeña
Howie Seago como Martin
Emmanuelle Laborit como Kai
Sibylle Canonica como Clarissa
Matthias Habich como Gregor
Alexandra Bolz como Marie
Hansa Czypionka como Tom


En esta película se cuenta la historia de Lara y su familia. Sus padres son sordos de nacimiento pero ella si puede oír y a pesar de ser una niña se tiene que ocupar de ser la traductora de sus padres para todos los quehaceres de la vida, como en una cita en el banco o en el colegio, donde traduce como a ella mejor le parece.

A su tía Clarissa le entusiasma el clarinete y Lara se aficiona a ese instrumento, algo a lo que su padre no le agrada pues como no puede escucharlo no puede entenderlo y esa afición da lugar a situaciones bastante tensas.


La historia se centra en el mundo del lenguaje de signos y en la ironía de que unos padres sordos tengan una hija a la que le encante la música.

20 de junio de 2017

Mecklenburg-Vorpommern


Mecklenburg-Vorpommern, traducido en español como Mecklemburgo-Pomerania Occidental es un estado federado alemán que se encuentra ubicado en el noreste del país, en la costa del mar Báltico haciendo frontera con Polonia.

Su capital es Schwerin, que es además la ciudad más poblada, aunque este estado tiene una baja densidad de población. Otras ciudades importantes son Rostock, Wismar, Stralsund, Greifswald o Neubrandenburg.

Aquí se encuentra el lago más grande de Alemania, Müritz, (el Bodensee es más grande, pero no todo se encuentra en Alemania ya que una parte pertenece a Suiza y otra a Austria). Este lago no se encuentra aislado sino que a su alrededor hay una gran cantidad de lagos que hacen que esta región un gran humedal.

6 de junio de 2017

Verkehrsübungsplatz

Los Verkehrsübungsplatz son pistas cerradas en las que poder practicar la conducción de un vehículo. No solo de coches, también las hay para camiones, motos y hasta para bicicleta, al menos en Alemania.

Estas pistas simulan calles normales, con sus pasos de peatones, semáforos y demás señales viales y son los lugares perfectos para cogerle un poco el manejo al vehículo que queramos conducir.


Pero todo transcurre en un ambiente cerrado y hay que tener en cuenta que aquí tan solo aprenderemos a saber cómo funciona el embrague o a mantener el equilibrio en la bici, para aprender a conducir de verdad tendremos que salir fuera y meternos en la circulación diaria. Para ello tendremos que apuntarnos a una autoescuela, “Fahrschule” en el caso de los vehículos motorizados y a nuestro libre albedrío con la bici, una vez que sepamos mantenernos en equilibrio.

Hace unas semanas estuvimos en uno de estos Verkehrsübungsplatz para coches y la verdad es que aunque el sitio no era demasiado grande hacía el apaño. Se podía practicar bastante bien el arrancar el coche, tomar las curvas y hacer algunos intentos de aparcamiento, aunque en nuestro caso esto no fue demasiado real, ya que solo había unos conos mal puestos en el suelo y las referencias que se podían tomar eran pésimas.

En el caso de que queráis ir a uno de estos lugares tan solo tendréis que poner en Google Verkehrsübungsplatz el tipo de vehículo que queráis practicar y la ciudad en la que os encontréis y allí os saldrá una lista con los lugares que tenéis por los alrededores.


Si vais a practicar vosotros, tendréis que llevar un conductor de copiloto que tendrá que ir siempre con vosotros, pues es “vuestro responsable”. No está permitido ser autodidacta. Esto en el caso del coche, no sé como funcionará con bicis o motos.

Estos lugares no suelen ser gratis por lo que antes de ir es preferible asegurarse de que el sitio está en buenas condiciones. Por lo general se suelen encontrar comentarios en internet sobre estos lugares y esto nos puede dar una idea del lugar al que vamos a ir. Aseguraos de que es un sitio que esté bien acondicionado, con un buen asfalto y señales viales visibles. Esto lo digo porque en una ocasión vimos uno que era de pena, si alguien aprende a conducir en un sitio con esas condiciones, puede irse directamente a hacer carreras de rallyes.

¿Conocíais esta posibilidad de aprender a conducir? ¿Alguna vez lo habéis puesto en práctica?

¡Contadnos!

________

Si quieres informarte más sobre Alemania, como es la vida en este país o que es lo que se necesita para emigrar aquí pincha en este enlace: Emigrar a Alemania, seguro que encuentras algo que te pueda interesar.

Un saludo!!


16 de mayo de 2017

Frases hechas: Alimentos II

Ya hemos visto unas cuantas expresiones y frases hechas en las que algún alimento era el protagonista de la historia. Y en esta ocasión vamos a seguir ampliando nuestro repertorio.

Frases hechas: Alimentos I.

Frases hechas: Animales I.
Frases hechas: Animales II

Auf dem Keks gehen.
Ir a la galleta.

Cuando decimos esta frase queremos decir que alguien nos está poniendo mucho de los nervios. Nos está molestando mucho y está acabando con nuestra paciencia.



Rosinen im Kopf haben.
Tener pasas en la cabeza.

Esto es lo que se le dice a alguien que tiene unas ideas demasiado surrealistas, tiene un plan enorme para llevar a cabo pero es algo que se le va mucho de las manos.
En español se me ocurre "tener pájaros en la cabeza", aunque me parece que no son exactamente frases sinónimas.

Bierlaune.
Ánimo de cerveza.

Tener una "Bierlaune" se dice cuando alguien hace algo disparatado y que muy probablemente luego se vaya a arrepentir.

Estas borracho y de alguna manera la idea de hacerte un tatuaje suena de lo más brillante, eso se hizo con una Bierlaune.

Aunque no todos los alemanes a los que les he preguntado conocían esta expresión.

En español creo que no tenemos una palabra exacta para esto, pero si el concepto de hacer algo cuando estás borracho y la alta probabilidad que existe de arrepentirse una vez que la resaca ha llegado.


Jemandem Honig um den Mund schmieren / Jemandem Honig ums Maul schmieren.
Untar miel por la boca.

También lo he escuchado como Jemandem Honig um den Bart schmieren, untarle a alguien miel por la barba.

Esta expresión se utiliza cuando alguien “halaga” a otra persona con la intención de conseguir algo a cambio. En plan, te embadurno miel por la boca, con lo rica que está, para ver si así consigo de ti lo que quiero.

Básicamente hacer la pelota.


Es kostet nur einen Apfel.
Solo cuesta una manzana.

Esta expresión se utiliza cuando algo es sumamente barato.

Para esta expresión nosotros utilizaríamos la palabra "ganga". Es super barato, es una ganga.


¿Conocíais estas expresiones? ¿Alguna vez las habéis utilizado? ¿Os sabéis alguna más?

________

El alemán es un idioma muy rico, tiene una gran cantidad de palabras y de expresiones que muchas veces desconocemos, pero para descubrirlas solo tienes que pinchar en este enlace: Peculiaridades del alemán.

Un saludo!!


2 de mayo de 2017

Buddenbrooks


Título: Buddenbrooks. Verfall einer Familie.
Título en español: Los Buddenbrook. Decadencia de una familia.
Autor: Thomas Mann
Año de publicación: 1901

En esta extensa novela de más de 800 páginas Thomas Mann nos narra las idas y venidas de los Buddenbrook, una familia de comerciantes de Lübeck. La acción de la historia abarca un periodo de tiempo muy amplio, más de cuarenta años, donde llegamos a conocer cuatro generaciones de esta singular familia.

El nombre de la novela, “Decadencia de una familia”, nos da una idea muy concreta sobre el porvenir de los personajes y el final de la historia. Sin embargo las desgracias que llevan a esta familia a cumplir con “su destino” van apareciendo poco a poco. No hay grandes tragedias económicas ni familiares pero el lector acaba siendo un testigo silencioso de ese declive y sufriendo con cada uno de los personajes.

Cuando leí por primera vez el argumento de esta obra dudé seriamente de si comenzarla o no. No hay una gran acción todo ocurre de manera muy gradual, y las descripciones detalladas del autor me echaron un poco para atrás, pero las críticas que leía en internet era tan buenas que decidí darle una oportunidad. Y la verdad es que no me ha defraudado nada.

No sé qué es lo que tiene esta obra ¿maestra? Pero a pesar de no tener una trama llena de acción, conflictos bélicos o intrigas políticas a primera mano, hay algo que engancha y mucho.

Tiene un trasfondo profundo y todos los conflictos internos que viven los personajes a lo largo del libro son más que suficientes para meternos de lleno en la historia y no dejarnos parar de leer.

No hay capítulos grandiosos, momentos memorables ni discursos grandilocuentes, todo ocurre de manera sencilla, en escenas cotidianas que cualquier persona podría haber vivido y a pesar de todo, cuando te quieres dar cuenta ya llevas más de cien páginas leídas.

Esta fue la primera obra de Thomas Mann, y por la cual recibió en 1929 el Premio Nobel de Literatura, sin embargo “La montaña mágica” es su novela más conocida.

Si alguna vez tenéis la oportunidad de leerla que no os eche para atrás el volumen de páginas. Es imposible que una obra de este calibre no tenga altibajos, pero estos son mínimos y a pesar de todo se lee con facilidad y ganas.

En el año 2008 se realizó una película, aún no la he visto pero tampoco tiene demasiadas buenas críticas, cosa que no me extraña. No es una historia visual, es mucho más introspectiva y es complicado poder plasmar sentimientos y pensamientos en una película.

Os dejo el tráiler por si os interesa.



Y regresando a la novela, ¿la conocíais? ¿Alguien la ha leído? ¿Qué le pareció?

________

Si quieres leer más reseñas de libros alemanes pincha en este enlace: Biblioteca.

Un saludo!!




25 de abril de 2017

Ventanas abiertas

No sé si esto será tan solo cosa de este país o en otros lugares también existe, imagino que sí, porque hay gente para todo en todos lados.

Os hablo de aquellas personas que aunque fuera haya 4 grados, es entrar en la habitación que sea y ya los ves poner una mueca de disgusto, arrugan la nariz y se dirigen al instante hacia la ventana más cercana. “Schlechte Luft” te dicen, como si eso fuese un eximente irrevocable para poder abrir las ventanas de par en par, dejando entrar al interior de la habitación un frío polar ártico que te congela hasta cualquier posible queja que pudieses tener.


Durante el invierno tienes una excusa perfecta, la calefacción está encendida, no podemos abrir la ventana pues sería un gasto de energía inútil, pero ahora ya no hay nada que les impida hacerlo. Las calefacciones ya se han apagado y tu único argumento se va al traste.

Yo no digo que no sea cierto que hay un “schlechte Luft”, al entrar tú también has notado que el ambiente estaba cargado y por supuesto que no te opones a abrir la ventana unos minutillos para que la habitación se ventile. Aunque haya 5 grados fuera no vas a morir.

Pero es que hay gente que lo de los minutillos no lo entiende y alarga la ventilación horas, jornadas de trabajo enteras, y al final te acabas preguntando si es que no será que se ha roto la ventana y ya no se puede cerrar.

No quieres ser grosero, pero tú estás justo al lado de la ventana y el frío te está entrando de lleno, pero claro como el otro está en el otro lado de la habitación no le llega nada y te mira como diciendo “españoles, no pueden soportar ni un poquito de frío”.

Y así se pasan los días, desde que se apagan las calefacciones hasta que las temperaturas empiezan a subir de verdad te encuentras en una lucha diaria para no morir de congelación en el trabajo.

Reconozco que soy bastante friolera, pero de verdad que algunas veces me puede la manía de abrir la ventana nada más poner el pie en el lugar, algunas veces creo que lo hacen porque sí, como un ritual, no huele mal, pero por si acaso.

¿Os ha pasado esto alguna vez? Espero no ser yo la única que lucha diariamente con ello…

________ 

¿Curioso? ¿Interesante? ¿Descabellado? Los alemanes nunca van a dejar de sorprendernos, siempre habrá algo nuevo que descubrir. Si quieres conocer más "alemanadas", esas costumbres de los alemanes que nos resultan curiosas, échale un vistazo a esta página.

Un saludo!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...